lunes, 28 de noviembre de 2016

NaNoWriMo terminado.

He terminado un par de días antes el reto del NaNoWriMo, escribir una novela corta de 50.000 palabras en el mes de noviembre. La experiencia ha sido genial, supongo que también se trata de crearte el hábito de escribir todos los días, quitarte bloqueos, expandir tu creatividad muy al estilo zen que propugna Natalie Goldberg en su libro “El gozo de escribir”, mandar a la mierda tu yo censor, escritura automática, y, por supuesto, escribir, escribir y escribir. Mi novela es más bien autoficción ¿Qué es la autoficción? Es un género literario donde el escritor es el protagonista, pero cuyos hechos –basados o no en sucesos reales- son ficción; un cruce entre el relato real de la vida del escritor y el de una experiencia ficticia vivida por este. En mi opinión Bukowski abusó de esto muchas veces. Pero como él decía: yo soy el héroe de mi propia mierda.

Ahora, como bien aconseja Stephen King, hay que dejar dormir el texto un par de meses y luego volver a él y empezar a corregir. ¿Es editable? Quizás es pecar de vanidoso pero creo que sí. Hay que adecentarlo un poco, rellenar las lagunas, reescribir, pero la idea es buena, una mezcla entre “Días Extraños” de Ray Loriga y un diario lírico al estilo Pizarnik.


¿Es recomendable la experiencia? Sí, todo suma, es divertido, te saca a patadas de tu zona de confort, hay días que odias la idea de haberte apuntado, y otros, cuando fluye, en que no entiendes cómo no lo has intentado hacer antes. Un texto de esta extensión muchas veces se escribe solo, quiero decir, tú tienes tus planes y sin embargo al ponerte a escribir empiezan a surgir ideas transversales que te arrastran en direcciones completamente desconocidas. Yo quería poner cierta distancia entre el narrador y yo, hacer una especie de homenaje lírico a Bukowski y sus libros “Cartero” y “Factotum”, y al final ha salido una narración diarista bastante introspectiva que ha ido dando bandazos en el tiempo, capítulos enteros dedicados a personas que hace años que no veo, momentos de la adolescencia en los cuales nunca me había recreado antes, situaciones sentimentales apenas superadas al empezar la novela, que han ido fluctuando y cambiado a lo largo del mes. Hay hilo conductor, obviamente el narrador, y una forma de proyectar cada capítulo/día que creo que hace interesante la narración y que te intereses por lo que lees. Pero bueno, todo se andará. No sé sí llegaré a publicarlo, porque quizás me ha salido demasiado personal, pero sí que quiero corregirlo y, de alguna forma, terminar el proyecto. Siempre hay cajones cerrados que se pueden abrir cuando llega el momento adecuado.


Lo que si os puedo adelantar –para los pocos que me lean o estén interesados-, que en diciembre y enero Tamara y yo nos vamos a dedicar a revisar nuestro poemario, añadir material nuevo, por mi parte también incluiré algún relato corto y prosa poética, y que en febrero, sino sucede nada raro, lo sacaremos en Amazon en papel. El precio será de 10€, que es lo mínimo que nos dejan poner, y tendrá unas ciento cincuenta páginas, quizás más. Os aseguro que estará muy trabajado y que va a merecer la pena. La mayoría es inédito, o sea que ya sabéis, un buen regalo de San Valentín xD Y antes de que lo preguntéis, no, no irá solo de amor-desamor, para eso ya tenéis los miles de autores, todos iguales, que pululan en las estanterías de la Fnac. Nosotros estamos intentando hacer otra cosa. Variedad. Espero que alguno lo compre. De todas formas iré informando de todo el proceso. Spam. Spam. Spam. Saludos.


domingo, 20 de noviembre de 2016

Bárbara Butragueño - Casa Útero

El medio.

El medio es un lugar que desconozco.
Desconozco su paz, su pan, sus orillas pacientes,
el sonido aplacado del musgo que brota en su centro.

Desconozco la hiedra amarillenta
que florece con delicadeza del cuerpo
del que asume lo que le es dado
y no espera
ni canta
ni tiembla
ni es herido de muerte por la ínfima, leve exhalación
que se derrama del pecho retráctil y manso
del gorrión de la mañana.

Desconozco cómo fui a parar aquí.
Aquí, donde el pájaro de la indiferencia
canta uno a uno, suavemente,
los hallazgos
y, así,
crea el día.

Aquí, donde la turbieza es patria
y la patria: orfanato, desapego, bocanada insustancial.
Luchando por el llanto regular, el tacto regular,
la vida regular para que no duela, cadáver
de mí misma, cadáver
del fiero esfuerzo de no esperar,
del aquietamiento obligado, del amor dividido,
del miedo. Del miedo
a no ser bastante.
Del miedo a que no sea suficiente.
Porque, quizá, este país calcinado
sea lo único que mi cuerpo entiende por amor.
Quizá mi pecho no conozca más idioma
que el diluvio.

Terror a verme
perpetuamente obligada al punto medio
sólo para evitar la derrota,
el paisaje incendiado de la expectativa.

Merece, acaso, la pena
cercenarnos para sobrevivir,
hundir el alma en lo terrestre
y sentir a media voz, amar
a media voz, ganar
ya sólo a media voz
batiendo una victoria insípida entre las manos
cuando el último brillo de nuestra boca
intacta, perfecta, regular,
se apague con desdén y sin remedio.

Desde cuándo sobrevivir
se ha convertido
en algo tan importante.



Página Web: http://www.barbarabutragueno.com/
https://twitter.com/bbutragueno

martes, 18 de octubre de 2016

Kurt Cobain - Entrevista Much Music 1993 (subtítulos en español)



Una de las mejores entrevistas a Kurt Cobain, sin músicas tristes de fondo, preguntas capciosas o montajes sensacionalistas. Simplemente él, hablando de libros, música y de su entorno. Muy interesante para quien aprecie las biografías.

jueves, 13 de octubre de 2016

Algunos tienen desgracias; otros obsesiones, ¿Quiénes son más dignos de lástima?

Estoy indolente con el blog, apenas actualizo. Pero eso no quiere decir que no esté escribiendo, de hecho sigo con la novela. Ochenta páginas de introducción, presentación de personajes, pequeños conflictos y el sempiterno y diletante punto de vista en primera persona. El problema es qué hacer a partir de aquí, ¿el personaje principal pierde su trabajo? ¿Una de las chicas desaparece? No sé, las cosas que se me ocurren son demasiado banales. Stephen King decía que el escritor tiene que buscar algo que conozca bien, que le guste, y escribir sobre ello. Pero sigo sin encontrar el tema, esa gran idea que sirva de armazón, al leitmotiv, al cliffhanger después de cada capítulo. Podría ir contando cada una de las cosas que me resultan interesantes en medio de las conversaciones de los personajes. Podría convertir todo en una road-movie donde ciertos mantras de virilidad sean lo habitual. Podría ser un cuento largo sobre la madurez y el complejo de Peter Pan desarrollado hasta el aburrimiento. Podría ser un diario de a bordo de un escritor en apuros hablando sobre su novela inconclusa, lo cual sería pura metaliteratura.

En cualquier caso quería actualizar para “celebrar” que he superado el medio millón de visitas. Me gustan las cifras redondas (646 entradas, 499 seguidores no lo son demasiado...) Y siendo esto un blog personal que ha naufragado entre la ficción y el masoquismo existencial, hay que reconocer que resulta un logro interesante. Pero el verdadero éxito ha sido mantenerlo activo durante casi seis años, teniendo en cuenta mi total falta de constancia es un hito. Quizás, como dice Batanía, al final la vocación se puede inventar. Pero aquí estamos, y quedamos poquitos, ¿Ficticia, Sarco, Sbm, la que baila con lobos…? Pocos supervivientes de aquel 2011 que nos reunió en los comentarios…

Bueno a lo que iba, como no me apetece demasiado hablar de mi triste vida personal –fijaos si he cambiado en este tiempo xD-, comentaré brevemente mi última adquisición: “Peepshow” de Joe Matt. Siempre me han gustado los cómics underground, independientes, del estilo Robert Crumb, Peter Bagge, Harvey Pekar con “American Splendor”, Daniel Clowes “Ghost World”, Alex Robinson y su “Malas ventas”. Pero para mí Joe Matt es el rey del cómic confesional, del género “slice of life”, que es presentar una muestra aparentemente arbitraria de la vida de un personaje, a menudo sin una trama coherente, conflicto o final. El lector se convierte en un voyeur de una especie de realismo mundano. Le descubrí por casualidad en una biblioteca de Barcelona que tenía sección de cómics y no paré hasta conseguir toda su obra.

Tampoco tiene mucho: el inédito hasta hace poco “Peepshow”, su debut, una oda al patetismo autobiográfico, al escarnio personal, donde ya aparecen sus amigos, también dibujantes, Chester y Seth, y su novia Trish; un auténtico delirio creativo con páginas con cincuenta y siete viñetas donde explota sus obsesiones: su educación católica, la escatología, su tacañería, los cómics, el coleccionismo freak, la vida en pareja y, por supuesto, la pornografía. Luego viene “Pobre cabrón”, sigue al mismo nivel, una descarnada sátira en la que queda retratado como un ser mezquino, perezoso, egoísta, avaricioso y pornófilo. “Buen tiempo”, memorias de su época infantil, obra evocadora del paraíso perdido al que todos queríamos volver. Y por último, en el 2007, “Consumido”, donde, con casi cuarenta años, su vida sentimental no existe, y solo aspira a vivir de los intereses mínimos que le proporcionan sus ahorros y derechos de autor. Sigue sin ordenador, coche, tarjeta de crédito o teléfono móvil, vive en una habitación alquilada, y su día a día se limita a la masturbación, obsesionado con grabar y editar las mejores escenas de sus películas porno en VHS, y a procrastinar cualquier tipo de proyecto decente. Toda su obra es una oda al fracaso, pero lo plasma de una forma tan obscenamente cercana y cómica, que no puedes evitar sonreír y ser condescendiente ante un antihéroe magistral.

Y nada, que gracias por pasaros por aquí de vez en cuando. Como decía Plauto: “La vida es como un juego de dados, si una tirada no resulta como necesitas, el arte debe corregir lo que el azar ofrece”. Supongo que era eso lo que muchas veces intentaba hacer a través del blog.

Os dejo, me voy a ver la segunda temporada de MR Robot. Un abrazo a todos los que quedáis en la retaguardia de estas letras.

Quien no dispone de dos tercios del día para sí mismo es un esclavo. (Friedrich Nietzsche)

Cuando Nietzsche recuerda que el trabajo es la “mejor policía” porque “mantiene atado en corto a todo el mundo y sirve para impedir el desarrollo de la razón, de los deseos y de las ansias de independencia”, sus razonamientos se aplican de maravilla a otra forma moderna de desposesión del tiempo individual y de sincronización de la existencia: las distracciones. Como sector avanzado de la industria y, sobre todo, del consumo, las distracciones, al inscribirse en la prolongación del trabajo de los esclavos y ocupar un espacio cada vez más importante en el horario de estos, consumen, por decirlo como Nietzsche, “una extraordinaria cantidad de fuerza nerviosa” y se la sustraen “a la reflexión, la meditación y la ensoñación”, “ponen ante los ojos constantemente objetivos mezquinos y satisfacciones fáciles y banales, de tal modo que, en una sociedad en la que los neoesclavos buscan divertirse cueste lo que cueste y permanentemente, la barbarie le gana la partida a la civilización o, sí se prefiere, la vulgaridad al gusto.

Porque lo que los esclavos contemporáneos llaman distracciones se opone en todo al modo como los antiguos concebían el ocio, mientras los primeros buscan en los programas de diversión para todos colmar su deseo de impersonalidad, los segundos disfrutaban de largos momento de retiro y de tranquilidad gracias a los cuales se encontraban. “¿A quién me citarás que le conceda valor al tiempo, que sepa el precio de un día, que entienda que el hombre muere un poco cada día?” le pregunta Séneca a Lucilio. “Nuestro error es ver la muerte delante de nosotros. En realidad está detrás y nuestra vida le pertenece”. De ahí el exhorto del filósofo a la ociosidad como recuperación del tiempo perdido, perdido por robado, robado por no cuidarlo.

***
Para Schopenhauer “el arte es una actividad de tullido”. El artista padece una atrofia de la voluntad de vivir, compensada con una hipertrofia de la conciencia. Cuanto menos vive, mejor ve. Un artista, sea cual sea la razón de su débil fuerza de existir – una enfermedad de nacimiento, una grave herida psíquica, recibida de niño, o las sucesivas angustias enjugadas a lo largo de su vida -, se siente descalificado para participar directamente en la tragicomedia humana aunque, por eso mismo, bien colocado para asistir al espectáculo y transcribirlo. “Las ideas son sucedáneos de las penas” añade Proust “en el momento en que se convierten en ideas, pierden una parte de su acción nociva en nuestro corazón, en incluso, en el primer instante, la propia transformación desprende súbitamente alegría” Proust habla aquí de la alegría estética.

***
Amar sigue siendo la más inquietante de las relaciones humanas. A la euforia del encuentro de dos soledades que se esfuerzan por coexistir, viene rápidamente la angustia de la separación, la certeza de la perdida. Puede comprenderse que ante la perspectiva de tales sufrimientos, sea más simple, más tranquilizador, más pequeñoburgués, entregarse a la rutina del desenfreno o a la proeza del casamiento. El amor es la forma más exquisita de la incomodidad de vivir.


(Parafraseando con cierta decadencia partes del libro “Filosofía sentimental" de Frédéric Schiffter)

sábado, 1 de octubre de 2016

No nos molesten, estamos suicidándonos. (Dos cartas/artículos sobre la situación actual del PSOE)

"Mi partido ha decidido autodestruirse. Vamos de mal en peor, pasando de derrota a desastre con una precisión envidiable. Llevábamos una temporada detrás y por fin llegamos a la meta de la total intrascendencia, del ridículo.

Es increíble que nadie asuma responsabilidades por los resultados electorales: todo pasa porque los ciudadanos no saben votar. En lugar de ello, uno convoca unas primarias porque sabe que los afiliados no quieren ver a Rajoy ni en pintura. La otra, temblorosa por si hablan los afiliados y no le dan la razón al IBEX, rompe la baraja y dimite en bloque con sus huestes califales. Todo es por los problemas de los ciudadanos, que somos la izquierda.

Que conste que no quiero que gobierne Rajoy ni con nuestra abstención. Un señor que cobra sobres, que protege corruptos, que nos lleva a la ruina, debe ser cambiado con urgencia y por higiene... Pero, que se convierta en el rojo del partido el que hace dos días ha presentado como solución un pacto con Ciudadanos, es de traca.

Siéntense y disfruten de cómo no hay que hacer las cosas. No nos molesten que estamos suicidándonos. ¿El país? No sea ingenuo…"


Txema López de Aguileta Martínez de Apellániz, socio de infoLibre, lleva 32 años afiliado al PSE-EE-PSOE

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Hay que darle un Gobierno a España”, dice Susana Díaz, dice Alfredo Pérez Rubalcaba, dice Eduardo Madina y dicen todos los críticos con Pedro Sánchez que estos días han querido hablar. Todos lo dicen, pero casi ninguno termina la frase. Hay que darle un Gobierno a España… un Gobierno de Rajoy. […] Lo que es indefendible es apostar por la abstención y no decirlo: querer solucionar este debate con un golpe interno y una gestora para evitar así las críticas de la militancia y de los votantes, para que no te culpen de haber tomado tú la decisión. Para no pasar a la historia como el líder socialista que le abrió la puerta de La Moncloa a Mariano Rajoy. Hablemos claro: lo que siempre ha pretendido Susana Díaz no es "pensar en España" antes que en el partido o ella misma. Es que fuese algún otro –a ser posible el propio Sánchez– quien se comiese el marrón de la abstención.

La primera razón por la que los críticos prefieren votar en unos meses y no ahora es para que el espinoso asunto de la abstención a Rajoy no entre en la campaña de las primarias y la responsabilidad sea colegiada, de la gestora, y no lleve el sello de Susana Díaz. Si hay unas primarias y Susana Díaz se anima al fin a dar la batalla en campo abierto, tendrá por delante una complicadísima campaña donde no quedará ya más remedio que pronunciarse sobre que significa exactamente pedir “que haya un Gobierno en España”. Y explicárselo a los militantes.

La discusión de la fecha tiene otra derivada más. Si hay primarias y Susana Díaz se presenta y las gana, no es seguro que con eso logre evitar unas nuevas elecciones. Y a la presidenta de Andalucía no le interesa lo más mínimo enfrentarse en este momento al PP: iría a una derrota segura. Ésta es otra de las ventajas de que haya gestora por unos meses: así se garantiza que, en caso de elecciones, Susana Díaz no se tiene que quemar (apuesten por Ángel Gabilondo o una opción similar como candidato para perder).

El marrón de la abstención no es lo único que explica este lamentable golpe palaciego. Tampoco el porqué de la enorme cobertura mediática a esta operación, con el diario El País quemando en esta batalla gran parte de su credibilidad. Sin duda, hay otro motivo: que un Gobierno alternativo a Rajoy es muy difícil, pero no completamente imposible. Que los mismos que se burlan de Pedro Sánchez por intentarlo temen que esta vez lo pueda lograr. Que ese Gobierno solo sale si es con un pacto con Podemos. Y que el poder hará lo imposible para evitar, a cualquier precio, que Podemos llegue a gobernar. Incluso si el precio es sacrificar al PSOE.”


Extracto del artículo de Ignacio Escolar, director del diario digital www.eldiario.es: El marrón de la abstención.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Pedro Sánchez solo ante el peligro.

Lo que iba a resultar unas semanas de sencillo y burdo tacticismo, se ha convertido en una guerra sin cuartel. Reconozco que a sazón de los resultados de julio pensé que Mariano Rajoy sería presidente del Gobierno con la abstención del PSOE, no sabía si sería en la primera o la segunda investidura. Pero he aquí, que Pedro Sánchez nos ha sorprendido a todos, y no solo se ha resistido a hacer su papel, sino que además ha declarado la guerra interna. Ahora mismo Susana Díaz y sus adeptos están buscando los votos para destituir a Sánchez y montar una gestoría. O la mayoría suficiente en el Comité Federal para echar abajo su idea del Congreso exprés. Aunque él ya ha dicho que no va a dimitir. Sánchez mientras tanto está intentado –incluso por las redes sociales-, movilizar a la militancia para su causa. Lemas simples en esta tangana: “Rajoy o no” “Aparato entregado al IBEX”  “Héroe Solitario”. Sale Felipe González diciendo desde Colombia: "Sánchez me engañó me dijo que se abstendría en segunda votación" Susana Díaz ayer decía: “Donde me pongan mis compañeros: en la cabeza o en la cola”.

Reconozco que a mí Pedro Sánchez nunca me ha gustado. Le veía como el delfín político de Susana Díaz, alguien escogido solo por su físico para el cartel electoral, que no iba a traer renovación ni social democracia a su partido, que su único objetivo era evitar el sorpasso y hacer el juego del bipartidismo al PP. Pero a pesar de todo ello ahora se está empezando a ganar mis simpatías. Supongo que esa figura a lo Gary Cooper en “Solo ante el peligro”, tiene la culpa. Ahora mismo hay un linchamiento vergonzoso, vas al kiosco y da igual si compras la Razón, el ABC, o El País, todos tienen la misma portada, los mismos titulares agresivos, los mismos artículos de opinión con tintes lapidarios. ¿Iñaki Gabilondo? Lo mismo. ¿Tertulianos de La Sexta o de 13tv afines del PSOE? Lo mismo. Y claro, uno empieza a plantearse, ¿Cuál es el problema de Sánchez, ese gran pecado que ha cometido? ¿Ser coherente con su “NO a Rajoy? ¿Querer que los afiliados voten a su Secretario General o que alguien se postule y reconozca de una vez que “reflexión” es abstenerse y dar el gobierno a Rajoy?

Y sí, ya lo sé, si hay terceras elecciones Rajoy ganará por mayoría absoluta, y sí, ya lo sé, Pedro Sánchez hace todos estos movimientos para mantenerse en el poder, y sí, ya lo sé, soy de Podemos y toda esta tangana les beneficia. Pero, ¿desde cuándo la coherencia política –aunque existan razones personales- es mala? ¿Desde cuándo tener un programa político que dice “no voy a apoyar nunca un gobierno de Rajoy”, y respetarlo es malo? ¿Desde cuándo un Secretario General no puede hacer los acuerdos que él considere? Rajoy puso a Ana Pastor de Presidenta del Congreso con los votos de los nacionalistas, y ahí nadie se rompió las vestiduras. A ver, que nos aclaremos, es Rajoy quien tiene que buscar apoyos, ¿qué acuerdos ha ofrecido al PSOE, que programa de cambios ha ofrecido? Nada. Llegó a un acuerdo con Ciudadanos, su filial, y lo demás lo dejó a la presión del duopolio de los medios. Pero Pedro Sánchez no cedió, no siguió el juego habitual. Y ahora todos se echan las manos a la cabeza, preocupados, porque tienen que hacer los recortes de 10.000 millones de euros que nos pide Europa/Merkel y todavía estamos así. Oh, qué terrible.

Por todo ello, y porque tengo debilidad por esos “héroes solitarios”, brindo desde mi modesta tribuna de opinión, mi apoyo a Sánchez. Adelante, campeón, estás haciendo octubre, este mes de pura transición, algo más interesante. Vigila tu espalda, Grace Kelly no es de fiar.

jueves, 22 de septiembre de 2016

"En el obscuro jardín del manicomio", de Leopoldo María Panero.

En el obscuro jardín del manicomio
los locos maldicen a los hombres
las ratas afloran a la Cloaca Superior
buscando el beso de los Dementes.

Un loco tocado de la maldición del cielo
Canta humillado en una esquina
Sus canciones hablan de ángeles y cosas
Que cuestan la vida al ojo humano
La vida se pudre a sus pies como una rosa
Y ya cerca de la tumba, pasa junto a él
Una Princesa.

Los ángeles cabalgan a lomos de una tortuga
Y el destino de los hombres es arrojar piedras a la rosa
Mañana morirá otro loco:
De la sangre de sus ojos nadie sino la tumba
Sabrá mañana nada.

El loquero sabe el sabor de mi orina
Y yo el gusto de sus manos surcando mis mejillas
Ello prueba que el destino de las ratas
Es semejante al destino de los hombres.

***

A QUIEN ME LEYERE

LOS LIBROS caían sobre mi máscara (y donde había un rictus de viejo moribundo), y las palabras me azotaban y un remolino de gente gritaba contra los libros, así que los eché todos a la hoguera para que le fuego deshiciera las palabras...
Y salió un humo azul diciendo adiós a los libros ya mi mano que escribe: "Rumpete libros, ne rumpant anima vestra": que ardan, pues, los libros en los jardines y en los albañales y que se quemen mis versos sin salir de mis labios:
el único emperador es el emperador del helado, con su sonrisa tosca, que imita a la naturaleza y su olor a queso podrido y vinagre. Sus labios no hablan y ante esa mudez me asombro, caigo estático de rodillas, ante el cadáver de la poesía.

Leopoldo María Panero
1/3/87

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Breve reflexión.

Saint-Exupéry escribió: “si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo, sino que primero has de evocar en los hombres el anhelo por el mar”. Parafraseándole con ayuda de Monedero diría: Si queremos construir una democracia real, no empecemos por buscar un partido, ganar concejales o negociar puestos (cosas, qué duda cabe, importantes) sino que primero hemos de evocar en los hombres y mujeres el anhelo por la emancipación. Es, una vez más, hora de ideas, pedagogías y actos.

Historieta de dos páginas firmada en 1977 por Carlos Giménez e Ivá para la revista "El Papus" y posteriormente recopilada en el álbum "España: Una, Grande y Libre":



lunes, 19 de septiembre de 2016

Sons Of Aguirre - Napalm de Libre Mercado




¿Qué pasa obreritos? Seguid diciendo que todo es de todos
Hemos tocado en el Palace por siete millones de pavos y un plato de angulas
Así que no vengáis con jodiendas, mi rap está en venta pero no podéis ni pagarlo
Seguid ahí comiendo cabezas, somos liberales, no sistemas que erradican la puta pobreza

"I'll reach for the sky. Why won't you take me outside where I'll be free and fly?"

Regresa MC Endesa, brillante orador. Soy el Cid Campeador en batallas burguesas
Con dulces promesas al trabajador, olvidaron la revolución y bailan a mi son
Que no tengo patria ni tengo nación
Que van a expropiar medios de producción, que la herencia de papi es mi único don
Yo duermo en el Palace, tú en un cartón. Ingenuidad
No me arrepiento de ver mi talento jodiendo tu mediocridad
El liberalismo te lleva al abismo junto a Carlos Marx
Nada me puede parar, soy como Carrero, yo puedo volar
Queríais pararnos con votos, qué monos. Dais un poquito de pena en verdad

Y ahora toma nota, pavo, que tus camis de Lenin me sudan el rabo
Traigo el legado del gran Don Pelayo, la unión de señores y burgueses y no me apetece
Tu sermón barato me sabe a poco, socializan cosas y  mierdas de loco
Hijo de capitalismo, esclavizo a tus padres por un suelo mísero
He visto tu circo de cerca e insisto, en que tu ideología son heces fecales
Voy a quemar festivales en nombre del mismísimo Jesucristo, oigo los llantos, arden las rastas
Rojos y hippies, huyen de las ascuas, el Viñarock, bañado en Napalm, Villarobledo vuestra Paracuellos.

Cariño que duermo tranquilo, no se organizan ni a tiros
Si los pongo a currar veinte horas a cambio de nada, culpan al vecino
No sé sí sonríen, nunca les miro, huelo a decadencia en cada suspiro
Se acercan a mí, me dicen “Gracias patrón”
No, gracias a ti, por hacerme más rico con plusvalías, no imaginarías todo el beneficio
Que sale de ese precipicio llamado trabajo, al que vas cada día
Eso es sencillo, no toleramos ni hoces ni martillos, siete gritones de muertos por el comunismo
Y tenemos un plan Santiago Abascal montando en Charizard

"I'll reach for the sky. Why won't you take me outside where I'll be free and fly?"

Entra WillyLet reventando el mercado, con golpe de estado financio atentados
Haciendo del diablo más malo, más malo, vuelvo renegados revolucionarios
Rojos de mierda intentando joderme, ese no es mi tempo, soy Terrance Fletcher
No hay quien me tosa, a mí hay que temerme como a Hermann Tertsch cuando sale los viernes
Mira a esos mierdas ahogando sus penas en bares, y yo aquí en mi yate
Intentaron joder a mi imperio usando a Llamazares, ¡buena chavales!
Corrompo la mente de jóvenes con sueño y ron, regalamos un iPhone atención
Las reglas son si me jodes te vas con Alfon.

Comando antirrojos sonando en tu barrio de trapo, macho a impuestos tu negocio
No puedes vender más barato que el capo, son reglas de socio
Incendias la calle con gente que huele a amoniaco, y despiertas el odio
Se va a montar aquí un caos bien verraco
¡Verraco! ¡Y yo soy el demonio!
No tengo escrúpulos, tengo discípulos, tengo la historia escrita por fascículos
Sois tan ridículos, sois tan estúpidos, de vuestra sangre construyo mi púlpito
A mí no me jodas, a mí no me incluyas, si por mí fuera instauraba la purga
Matando rojos a ritmo de Pxxr Gang, estáis controlados como el show de Truman

Sueños se esfuman, capital crece, tu sudor me enriquece
Vas a ser pobre por mucho que reces, sacad a Leopoldo, joder, no merece
Financio a Dalas con pasta iraquí, generación maniquí, primero los de aquí, Harley Quinn, pero pobre con leggins
Un preso político es Torbe, no Arnaldo Otegui, a mí no me vengas con Lenin
A mí no me vengas con mierdas de revoluciones, o saco a mis drones
O saco beneficio, o mato a más pobres, no tengo problema, ¿me oyes?
No tengo ni que mancharme de sangre, que mueren cobardes, yo soy un dios, ¡Qué te follen!

"I'll reach for the sky. Why won't you take me outside where I'll be free and fly?"

¡Somos los Sons of Aguirre y hemos venido a por todo el pastel!
¡Solo con cuatro canciones ya nos follamos a todo Internet!
¡No hay precedente de algo tan basto desde que Amancio nos tajo Inditex!
¡No nos compares con esos don nadies! ¡Somos MC Endesa y el Gran WillyLET!

sábado, 17 de septiembre de 2016

Una habitación.

Siempre he preferido escribir en el ordenador, cubrir rápidamente la página en blanco con escritura legible, que no hubiera que repasar demasiado, suavizar, sobre todo al principio, el tamiz grandilocuente que se confunde con estilo propio. Todo resulta sencillo, sentarse en tu silla preferida, descansar las manos sobre el teclado, observar esa rayita que parpadea fija en el extremo superior izquierdo de la página en blanco del Word y esperar a que llegue la inspiración. Pero ahora, como la mayoría de las veces, el problema es que pasan veinte minutos y las manos siguen inertes, casi muertas, no hay movimiento, ninguna idea clara en el horizonte del pensamiento, y esa rayita sigue ahí, esperando, con su parpadeo molesto, frío, acuciante, acusatorio. El otro horizonte al que da la ventana que tengo enfrente solo es un espectáculo de ladrillos y persianas bajadas. Necesito inspiración, algo sobre lo qué escribir. Observo mi mesa: ordenador de sobremesa, una tetera a rebosar de té negro, todavía demasiado caliente para tomarlo, dos altavoces que dejan escapar canciones de Radiohead muy bajito, el libro de Onetti “El Astillero” y “Cartas a Lucilio” de Séneca. A mi izquierda dos estanterías llenas de libros, sin fotos ni adornos, solo libros, apilados con cierto desorden. Cada dos años los intento ordenar por autor, luego empiezan las compras compulsivas, los préstamos, traer libros de las estanterías del salón, cierta dejadez. Me intento excusar pensando que las librerías ordenadas suelen tener detrás a lectores asépticos, lo cual no me acaba de gustar, creo que los libros hay que doblarlos, subrayar sus páginas, usarlos sin contemplaciones, y la librería tiene que ser un reflejo de esa actitud.

También tengo varios posters repartidos por las paredes, sobre todo de películas: Fight Club, The Empire Strikes Back, True Detective, Watchmen… y también uno de Bob Marley, Mick Jagger y Peter Tosh en primer plano sonriendo. Este último me resulta indiferente, lo vi en la casa de un conocido que acababa de venir de Londres: joven actor con carisma, vivía con su novia alemana en un piso del centro, seguro de sí mismo, fiestas en su casa, porros y conversaciones que se extendían toda la madrugada y que, en aquellos tiempos, parecían el culmen de la intelectualidad… Supongo que tuve el infantilismo inconsciente de pensar que tener ese poster implicaría atraer parte de esas cosas a mí vida. Atajos existenciales. Debería de quitarlo. Sigamos. Justo detrás de mí hay un calendario de Fotogramas, lo compro todos los años. Cogí esa costumbre por mi ex, le encantaba usarlo como agenda, ir apuntado cosas, cumpleaños de gente, actividades, aniversarios. En mi caso es una metáfora de mi nula vida social, apenas tengo fechas marcadas, dos o tres cumpleaños, más bien parece un osario de soledades. Pero eso sería ponerme muy intensito, y se supone que ya he superado esa fase.

Se me había olvidado, justo encima de la primera estantería tengo el famoso poster de Abbey Road, con los Beatles cruzando el paso de cebra. Tuve una época en que me dio muy fuerte con ellos. Todo empezó de casualidad, hace unos años estuve en paro varios meses y un día estaba aburrido y empecé a ver el primer capítulo documental de “Beatles Anthology”, una serie de cinco documentales de casi dos horas y media cada uno que explica el fenómeno The Beatles. Como cualquier cosa que termina entusiasmándote, primero tienes que pasar por el peaje de adquirir cierto bagaje cultural sobre el tema en cuestión, da igual si es un videojuego, un grupo musical, Kant, o la última edición de Gran Hermano; la excusa universal para que nadie lea es que “no tienen tiempo”, mentira, todos tenemos tiempo para las cosas que nos entusiasman, la gente que le gusta el fútbol suele verse varios partidos a la semana, se saben las alienaciones de su equipo favorito, suelen ojear el Marca y hablar de ello en cuanto se les da la oportunidad –en mi trabajo con cualquier excusa lanzan sus monólogos sobre mí, como si mi ateísmo deportivo fuera una mancha, un error que deben subsanar-. El tiempo invertido, como decía, te permite especializarte en cada hobby, comprenderlo mejor y disfrutarlo más. Luego depende de otros factores que esa obsesión dure más o menos y se convierta en otra cosa. Con The Beatles me duró casi medio año: leí libros, me obsesione también con John Lennon, fui a conciertos “homenaje”, vi todas sus grabaciones y videoclips, y me escuché la discografía completa unas cuantas veces. Al cabo de seis meses empezaron a aburrirme, y dejé de escucharlos totalmente, pero el poster –y el otro de John Lennon- siguen ahí.

En el suelo hay un par de mancuernas de doce kilos. Al fondo de la habitación hay un sillón, y en medio, justo detrás de la silla donde escribo, una mesa bastante grande de madera. Ahí voy dejando los últimos libros que compro y estoy leyendo. Tengo dos ensayos de Juan Carlos Monedero, politólogo famoso por su relevancia en Podemos. Después de leerme su libro “Curso urgente de política para gente decente”, necesitaba leer más cosas de él. Indispensables y muy recomendables sus ponencias en YouTube. Sus libros son amenos, interesantes, exigentes, polémicos e inspiradores. También tengo ahí un ensayo sobre literatura “Escribir Ficción” y una edición conmemorativa de Rayuela, quiero leerlos de nuevo. Luego hay otra pila compuesta por “La Broma Infinita” de Foster Wallace, “Viaje al fin de la noche” de Louis-Ferdinand Céline, “La vida instrucciones de uso” de Georges Perec, y por último “La conjura de los necios” de John Kennedy Toole, son libros que no he conseguido leer. Que me dan pereza. Que me acusan. Que me llaman lector ocasional, diletante, fraude intelectual. En parte tienen razón, pero es difícil gestionar la pereza endémica de mi carácter con la necesidad de disfrutar de esos clásicos. Hemos llegado a un trato: ellos se quedan inquisidores a la vista, y yo intento evitarlos el máximo tiempo posible.

Mi habitación, mi Sancta Sanctorum, el lugar donde escribo, un lugar importante. Tan importante como mi teclado, un teclado robusto, pesado, me encanta el sonido de las teclas al pulsarlas. Me gusta que tenga varios años, que me haya acompañado casi desde el principio del blog, un fiel compañero, como en ocasiones ha sido mi gato Kirk, o la botella de vino de madrugada. Ahora ya no hay vino, hay otras inspiraciones y convicciones. Otras causas. Diferentes efectos. Pero siempre la misma búsqueda: que la rayita que parpadea en el margen superior izquierdo se mueva y manche de palabras la pulcritud de la página en blanco”

miércoles, 7 de septiembre de 2016

¿Qué piensas, ¿habrá terceras elecciones? / En ese caso, ¿cómo quedaría Podemos, ganaría Rajoy otra vez?

¿Qué piensas, ¿habrá terceras elecciones?

Lo más lógico es reservar las energías y los pronósticos para octubre, porque entonces, con el resultado de las elecciones vascas y gallegas, todo este conflicto se resolverá.

Pueden pasar tres cosas: Si al PSOE le va bien en Galicia, es posible que se sienta tentado de terceras elecciones y confiar en que los partidos emergentes (Podemos y Ciudadanos) se desinflen. Intentaría perder tiempo, como la última vez, presión por aquí, rueda de prensa por allá, “la culpa no es mía, es de Ciudadanos y Podemos que no se entienden” etcétera

Puede ser que al PNV le vaya muy mal y necesite al PP para seguir gobernando, gobierno allí y a nivel estatal (aunque si nos tuviéramos que fiar de lo que ha dicho en la investidura de Rajoy, esta vía parece imposible, pero luego recordemos que alguno debió de votar para que Ana Pastor estuviera de Presidenta del Congreso)

Y por último puede que al PSOE le vaya mal en las elecciones vascas y gallegas, se empiecen a poner nerviosos y al final algunos se abstengan en una segunda investidura de Rajoy.
Lo del acuerdo con Podemos, y abstención de Ciudadanos, fíjate que no lo veo posible. Quizás sería la opción más lógica, pero Podemos tendría que descartar el referéndum, y Ciudadanos cambiar de opinión por enésima vez y encima descartar el gobierno. Nah, imposible.

Si tuviera que decir algo ahora diría que vamos a terceras elecciones. Pero todo está en el aire, el 26 de septiembre será más fácil saber algo. Mientras tanto, apagad la televisión, solo son juegos de trileros.

PD: Hay quien apunta a un supuesto órdago otoñal del PSOE: la abstención a cambio de la retirada de Rajoy. Incluso algunos apuntan a Luis de Guindos -imposible después de lo de Soria- y a Soraya -posiblemente la única candidata-, como alternativa. Ni siquiera lo he comentado porque si una cosa es segura, es que Rajoy nunca se irá por propia voluntad, es un mediocre, y su teórico patriotismo una fachada para estar en el poder el máximo tiempo posible. "¡Qué país, qué paisaje y qué paisanaje!"

***

Y si hubiera terceras elecciones, ¿cómo quedaría Podemos, ganaría Rajoy otra vez?

De lo único que podemos estar seguros es que el PP, Rajoy, ganaría de nuevo y mejoraría el resultado. 

Los motivos: alusión al voto útil, pérdida de votos y confianza en Ciudadanos, por lo cual todo lo que el partido de Rivera perdiera iría al PP, y la ley electoral que compensa el bipartidismo, es decir, el reparto de votos entre los dos primeros. Antes no les ha afectado los casos de corrupción, ahora tampoco. O sea que sí. A Rajoy le interesa repetir elecciones, ni siquiera tendría que trabajar mucho, dado que se cambiaría las votaciones al 18D, y solo habría una semana de campaña. Y, naturalmente, la abstención va a jugar muchísimo a su favor. Se puede poner perfectamente en 150 escaños.

Podemos es una incógnita. Muchos de sus votantes es gente joven, por un lado mucha más informada –Internet- pero también su voto es menos seguro que el de los partidos grandes. El discurso de Pablo en la investidura ha cambiado, ha vuelto a la calle, al puño alzado, y se ha dejado de chorradas de besos de amor con el PSOE y que es social demócrata. Quizás incluso las bases de IU se den cuenta de que o están con Podemos o no están, así de simple, y no boicoteen de nuevo la campaña. Creo que falta tiempo, necesitan organizar los círculos, necesitan crear una base social, hacer trabajo en la calle, ya no valen los discursos, ni el minuto de oro, la novedad se ha ido. Son listos, y no creo que pierdan demasiado, quizás una horquilla de tres o cuatro escaños. Lo que no creo que es que vayan a ganar más…. al menos que…

PSOE. La gran incógnita. Pedro Sánchez está jugando a un juego peligroso. Por un lado ¡viva la coherencia, y su no a Rajoy! Por otro lado, ¡no tiene alternativa! No puede negociar con Podemos porque está con los independentistas, y el comité federal no le va a dejar, y tampoco va a conseguir convencer a Ciudadanos de que se abstenga, porque eso ya sería el suicidio para ellos, más aún que otras elecciones. Esto, ¿Cómo lo verá el votante socialista? ¿Qué pesará más, que haya sido coherente, o que le haga ir de nuevo a terceras elecciones diciendo que los culpables son otros? 

Complicado. Según como vayan las cifras la abstención le puede dejar como estaba, perder algunos escaños, pero más o menos igual, o puede ser un descalabro, puede haber más abstención por la izquierda socialista, voto de castigo e incluso sorpasso de Podemos. Ni idea.

Es un buen momento para interesaros por la política.

viernes, 19 de agosto de 2016

Las moscas devoran el corazón del verano

Exiliado entre los malditos
Con miedo al contagio de mis propias cicatrices
He descubierto que mis alas son falsas
Si salto de esta cárcel de sentimientos
Se desprenderán
Como una mentira enamorada del viento

No creo en Dios, solo en ti
Por eso me gusta desnudarte sin ecuaciones simples
Arañarte las bragas
Mancharte el pecho
Lesionar tu dolor
Llenarte la boca con mi frío
Ser el hilillo de sangre que me ata a tu crimen
Naufragar en tu vientre hasta que llegue septiembre

Perdimos hace mucho el paraíso y la épica
Y esta es nuestra manera de sentirnos vivos
Por eso necesitamos el campo de batalla
El estómago sucio
El desgarro, la convulsión
El veneno, el orgasmo equivocado
El mapa completo del dolor

Por eso tú te escondes en el baño
Para correrte llorando
Como si la fe en mí fuera una gangrena
Como si mi amor fuera un sepulcro
Un apartheid
Unas maletas llenas de invierno

Pero recuerda, cariño:
La vida siempre nos devora
Nadie te obliga a limpiar
Antes de irte.

martes, 9 de agosto de 2016

NO vivimos en Democracia (Echadle un vistazo a los vídeos, merecen mucho la pena)


Capítulo 15 (Atisbo)

Cierro los ojos e imagino su cara surcada de cicatrices, sus ojos como rendijas, la nariz de borracho irredento:
- Qué tal capullo indolente, hace tiempo que no brindamos por la futilidad de la vida –abro los ojos y le veo ahí, alzando su botella y dando un buen trago, hablándome con ese característico acento californiano, lento y exasperante, que tan bien conozco de sus grabaciones-, y bien, ¿qué te sucede ahora? siempre estás lloriqueando, ¿ya no estás con Carla? Joder, ¿Y? Hay más, muchas más, esperando con sus coñitos prietos a que vuelques toda tu hombría, tu cerebro y tu dignidad dentro de ellas. Joder, ellas siempre sobreviven, somos nosotros los que tenemos problemas para seguir adelante. Pero eso ya tendrías que saberlo, vamos a lo importante, ¿quieres hacerme la competencia?

- Nunca estaré a tu altura Chinaski –él cabecea ante mi afirmación y sigue bebiendo-, pero sí, quiero escribir una novela. Sin embargo es demasiado para mí, estoy atascado, no sé cómo continuar. Alejandro tiene razón, soy demasiado inconstante, nunca termino nada, quizás he empezado demasiado tarde, quizás debería intentar algo más sencillo, relatos por ejemp…

- Bah, vuestra generación está demasiado mimada, os pensáis que todo tiene que ser fácil y rápido –me interrumpe Chinaski con voz agria-, las cosas importantes solo se consiguen con dolor, sacrificio y una puta e insana obsesión. Mucho antes de que ese bastardo sobrevalorado de Kerouac aprendiera a leer yo ya había dejado la universidad y estaba haciendo el camino con veintiún años. No me importaba ser un vagabundo y dormir en la calle si eso me permitía vivir la vida real y autentica y luego poder escribir sobre ello, no esas mierdas edulcoradas, finas y vacuas que estaban de moda entre las editoriales y que…

- En esto tienes razón, nada ha cambiado desde que tú…

- ¡Cállate y escucha, ya sé que tengo razón! Llevaba varios años así cuando llegué a Atlanta. Había adelgazado casi treinta kilos, créeme cuando te digo que estaba al borde la inanición. Llegué a esa puñetera ciudad y, como en las demás, no conocía a nadie ni tenía trabajo ni dinero. Fui a la zona barata, ya era de madrugada y todo estaba ocupado. Solo llevaba una fina camisa blanca y empecé a tiritar de frío. Intenté guarecerme en una iglesia, pero estaba cerrada. Al final conseguí alquilar por un dólar y medio un chamizo de cartón alquitranado. La puerta colgaba de un gozne, el suelo era de tierra y estaba cubierto de periódicos a modo de alfombra. Había una cama sin sábanas. No había luz, solo una lámpara de queroseno. La encendí, pero enseguida se acabó el carburante y se apagó. El excusado exterior no tenía asiento y parecía hundirse kilómetros en la tierra. Escribí varias cartas esa noche a los pocos conocidos que podían ayudarme, diciéndoles que había cometido un error, que estaba muerto de hambre y atrapado en una barraca gélida en una ciudad extraña. También escribí una larga carta a mi padre confesándole que no tenía dinero para comer y que solo quería el dinero justo para comprar el billete de autobús de vuelta a Los Ángeles. Eché las cartas al correo y esperé durante largos días y largas noches, confiando en una respuesta caritativa. Había llegado a una suerte de nadir, la salud y el coraje empezaron a esfumarse poco a poco; y llegó una noche en que todo se desmoronó y aparecieron el miedo, la duda y la humillación.

Chinaski se interrumpe y echa otro trago a la botella. Mira al vacío embriagado por su propia narración.
- Tenía una barra de pan de molde y tomaba una rebanada al día acompañado por un bocado a una barrita de dulce marca Payday. Había tocado fondo. Una noche me percaté de que había un grueso cable eléctrico pelado colgando del techo, supongo que antes estaba conectado a una bombilla, pero la instalación había desaparecido hacía mucho tiempo. Mis impulsos suicidas me hicieron alargar la mano para agarrarlo. Veía desde fuera como mi mano se acercaba a ese cable, sin saber si había corriente o no. Pero entonces me fijé en los periódicos del suelo. Llevaba varios días sin escribir, lo último había sido esas cartas y ya no tenía más papel, pero caí en la cuenta de los amplios márgenes que rodeaban el texto escrito en los periódicos. Aparté la mano del cable, era muy poco probable que tuviera corriente, pero lo importante es que aunque persistía el impulso suicida, el deseo de escribir lo había anulado. No es bueno abandonar, siempre existe una luz minúscula en el infierno más oscuro. Salí al umbral de la puerta abierta, tiritando a la luz de la luna, y fui llenando un margen tras otro. Cuando me sentí un poco más tranquilo alcé la vista, enfrente tenía, a pocos metros, la casa de mi casera, veía el resplandor de su chimenea por su ventana. Yo era escritor, aunque nadie leyera lo que escribía y no quisieran publicarme. Pero en mi fuero interno estaba convencido de que había otra forma de escribir, fuera de las normas establecidas. Yo tampoco tenía en aquel momento ni pareja, ni amigos, ni dinero. Pero seguí adelante.

Chinaski agarra de nuevo la botella y da otro largo trago. Sé cómo sigue la historia. Consigue volver a los Ángeles enrolándose en una cuadrilla ferroviaria y vive en casa de sus padres durante un tiempo. Cuando se recupera vuelve a irse, y poco después conoce a Jane en un bar, una de las relaciones más importantes y dolorosas que tuvo, y se va a vivir con ella. Lo más curioso de este periodo de diez años es que no escribe nada. Diez años de silencio, sin intentar publicar. Le derrotaron el hambre, los vagabundeos y, sobre todo, los rechazos de las revistas. Pero todo cambia cuando está a punto de morir con treinta y cinco años de una úlcera sangrante.

- Ah, sí, esa historia es de mis favoritas. Los médicos me dejaron agonizando en un sótano oscuro, una especie de sala de desahuciados, durante dos días. Fue horrible. Según escuché decir a una enfermera de ahí salía vivo uno de cada cincuenta pacientes. El ascensor al depósito de cadáveres estaba muy activo, trasladaban a tres o cuatro cada noche. Tuve suerte y el tercer día descubrieron que mi padre tenía abonos de sangre y empezaron con las transfusiones. Sobreviví y el doctor, antes de darme el alta, me advirtió que si volvía a beber moriría. Al principio me contuve, pero a las dos semanas ya estaba bebiendo como antes. Pero lo importante es que de alguna forma... renací. Me sentía distinto. Me compré una máquina de escribir de segunda mano y volví a escribir. Pero mis dedos ahora acariciaban el poema, creaban una especie de charla de bar, sin lírica ni canto, pero real. Sentía que la vida me había dado una segunda oportunidad para abrazar mi destino y, en ese impasse de diez años, de forma inconsciente, había encontrado mi estilo propio, lo que me definía y diferenciaba de todos los demás. Y siempre que volvía el anhelo del suicidio, cada vez que bebía demasiado, o quería tumbarme por la noche en mitad de la carretera deseando que pasara un coche y acabara con todo, cada vez que volvía del trabajo con todo el cuerpo dolorido, odiando cada una de las horas que había perdido por una miserable paga... volvía ese resplandor, volvía esa necesidad de alejar la mano del cable, de levantarme de la cama y dejar algo por escrito. Pero no te equivoques: no soy ningún héroe al que admirar. Solo tuve la suerte de encontrar algo que me hacía feliz, por lo que merecía la pena luchar y seguir adelante, a pesar, muchas veces, de mí mismo.

Se levanta me pone la mano en el hombro y se despide
- La inmortalidad está sobrevalorada, intenta encontrar tu camino y sigue adelante.

domingo, 7 de agosto de 2016

Reseña película "Escuadrón Suicida"

Como me aburro haré una pequeña crítica a la película Escuadrón Suicida. Supongo que será una crítica aburrida, dado que para mí la película ha pasado sin pena ni gloria. Me hacen gracia otras reseñas que he leído donde la bilis desborda cada párrafo, o las otras donde se habla de una conspiración contra DC, y aluden a que algunos no sabemos “disfrutar” de la película”, como si, por alguna extraña razón, la gente no fuera al cine a divertirse, sino como excusa para destrozar luego la película con sus opiniones en las redes sociales. Chorradas.

Tú pagas nueve euros, eso sin contar palomitas, bebida, y el tiempo empleado en ello, y quieres disfrutar de un buen producto, no hay más. Sí una película que tiene que ser puro entretenimiento te hace mirar el reloj, comentar en voz baja más de lo normal con tu novia/amigos algunas escenas, y no quedarte ni siquiera a los créditos… sí al final o único que rescatas es que tiene una buena banda sonora, es que algo falla. Y en la película fallan muchas cosas, el proyecto o le ha venido muy grande a su director David Ayer o Warner ha vuelto a meter mano. Pero no me valen las excusas estilo “Cuatro fantásticos”: los personajes están mal trazados, no tienen carisma te da igual si viven o mueren. Joker es un pandillero enamorado y está totalmente desaprovechado–Jared Leto asegura en sus redes sociales que han cortado la mitad del metraje que ha rodado-.

La película tiene problemas atroces de ritmo, es como si tuviera dos directores, cada uno empeñado en hacer cosas diferentes, y en la sala de montaje hubieran decidido unir de forma embarullada los metrajes como una larga consecución de videoclips. El enemigo final tiene buenos efectos especiales pero nada de carisma y sus acciones no tiene demasiado sentido. Will Smith mola –a ese nivel estamos-, Harley Quinn siempre hace lo mismo: poses de conejita de Playboy, chiste malo, momento de violencia, sonrisa: la primera vez mola, la octava empiezas a odiar al director/guionista. Mi experiencia en sala: la gente apenas reaccionó a los momentos de humor, un niño a mi izquierda se durmió en la parte final y en general pasó bastante desapercibida. Nada que ver con Deadpool donde se notaba que la película estaba gustando y todos nos quedamos entusiasmados durante los créditos a comentarla.

Todo esto no es bilis. He ido a ver una película que tenía todos los elementos para ser algo divertido, y me he encontrado una obra fallida. Fin. No es algo que vaya a cambiar mi vida. Pero tampoco vamos a vender humo. Es una película de una nota de cinco y medio sobre diez. Es verano, tampoco hay mucho dónde elegir. Adelante. Es vuestro dinero. Yo ya estoy pensando en Los Cazafantasmas y en Doctor Extraño. He bajado mucho el listón, lo sé xD

Pd:Si queréis disfrutar de un Joker excepcional: realizado por fans, echadle un vistazo, tiene subtítulos en inglés.


jueves, 4 de agosto de 2016

Recomendaciones de series.

Stranger Things
La serie de moda. Llena de referencias de guiños a películas de los ochenta, como Los Goonies, Alien, ET, El resplandor, Poltergeist, Encuentros en la tercera fase, Pesadilla en Elm Street, Exploradores, Cuenta conmigo, Carrie o Commando. Un usuario ha recopilado en un vídeo a pantalla partida muchos de ellos, por si tenéis curiosidad: https://vimeo.com/175929311
Lo que me sorprende es que la gente hable mucho de eso y no hable de la otra gran referencia, básicamente uno de los personajes principales, en la serie de anime Elfen Lied https://es.wikipedia.org/wiki/Elfen_Lied

Vamos a la crítica: la serie es muy recomendable. Primero porque vivimos un mes sin novedades y tampoco hay mucho dónde escoger, segundo porque solo tiene una temporada de ocho capítulos y, objetivamente hablando, es buena. Pero su media de ocho en Filmaffinity es excesivo. Sinopsis: Homenaje a los clásicos misterios sobrenaturales de los años 80, Stranger Things es la historia de un niño que desaparece del mapa sin dejar rastro. En su búsqueda desesperada, tanto sus amigos y familiares como la policía local se ven envueltos en un enigma extraordinario: experimentos estatales ultra secretos, fuerzas paranormales terroríficas y una niña muy, muy rara.

Dicho lo cual, a nivel personal no me ha convencido. Reconozco que es un problema mío: empecé a verla con demasiadas expectativas, lo cual siempre es un error, y lo de tener a niños como personajes principales y tirar de nostalgia no me ha terminado de compensar. Yo ahora necesito series tipo “House of Cards” temática adulta, personajes que evolucionen, violencia, épica, diálogos; y que conste que no lo digo en plan elitista prejuicioso, simplemente este tipo de apuestas me aburren. Dicho lo cual, ¿es divertido ver los guiños a las películas de los ochenta? Sí. ¿Los primeros episodios y sobre todo los últimos son fantásticos? Sí. ¿Winona Ryder mola? Sí. ¿Te verás la segunda parte? Quizás. Lo dicho, sino tienes nada mejor que hacer, y te encantan las películas que he mencionado en el primer párrafo: adelante.

Daredevil
Aquí sucede al revés. La primera temporada no la vi entera porque me sé los cómics de memoria y aquí la “adaptación” es perfecta, es decir, han hecho la versión más exacta y respetuosa con el material original. Cosa que prefiero a dejarse llevar por sus complejos de ego o por los consejos de marketing de los productores y hacer cualquier cosa que del producto original solo lleve el título. Pero hay una tercera vía, y es la que disfruté cuando empecé a ver la tercera temporada –una noche aburrido- con expectativas cero: mejorar el cómic, modernizarlo, darle más violencia, hacerlo más adulto, más eficaz a la hora de tratar las tramas y los personajes, más espectacular. Atentos porque Drew Goddard es el mismo director de la película “La cabaña del bosque”, y algo me dice que muy fan de otra serie desconocida, pero muy recomendable: Banshee.

Mr. Robot
Serie excepcional, oda al “Club de la lucha”. Hacedme caso y dadle una oportunidad, aunque solo sea al primer episodio, os encantará. Solo dura diez capítulos, -cada vez estoy más convencido que es el número ideal de capítulos para desarrollar una serie sin meter demasiadas cosas innecesarias-. Uno de los protagonistas parece sacado de American Psycho. No os perdáis la versión a piano de Pixies - Where Is My Mind? del final del capítulo nueve. Memorable. Quizás el problema es que tenga segunda parte, cuando lo ideal hubiera sido dejarlo aquí, final agridulce.

Y poco más. En octubre se acercan más series Marvel, la tercera temporada de Black Mirror –indispensable, si no la habéis visto todavía Netflix-, pero queda todavía mucho para Sherlock, House of Cards, Leftovers, etcétera. Tamara habla mucho de Outcast...

miércoles, 3 de agosto de 2016

Virginia Woolf - Una Habitación Propia.

“Nadie podría exponer el asunto más claramente. «El poeta pobre no tiene hoy día, ni ha tenido durante los últimos doscientos años, la menor oportunidad... En Inglaterra un niño pobre no tiene más esperanzas que un esclavo ateniense de lograr esta libertad intelectual de la que nacen las grandes obras literarias.» Exactamente. La libertad intelectual depende de cosas materiales. La poesía depende de la libertad intelectual. Y las mujeres siempre han sido pobres, no sólo durante doscientos años, sino desde el principio de los tiempos. Las mujeres han gozado de menos libertad intelectual que los hijos de los esclavos atenienses. Las mujeres no han tenido, pues, la menor oportunidad de escribir poesía. Por eso he insistido tanto sobre el dinero y sobre el tener una habitación propia. Sin embargo, gracias a los esfuerzos de estas mujeres desconocidas del pasado, de estas mujeres de las que desearía que supiéramos más cosas, gracias, por una curiosa ironía, a dos guerras, la de Crimea, que dejó salir a Florence Nightingale de su salón, y la Primera Guerra Mundial, que le abrió las puertas a la mujer corriente unos sesenta años más tarde, estos males están en vías de ser enmendados. Si no, no estaríais aquí esta noche y vuestras posibilidades de ganar quinientas libras al año, aunque desgraciadamente, siento decirlo, siguen siendo precarias, serían ínfimas.”

“Os he dicho durante el transcurso de esta conferencia que Shakespeare tenía una hermana; pero no busquéis su nombre en la vida del poeta escrita por Sir Sydney Lee. Murió joven... y, ay, jamás escribió una palabra. Se halla enterrada en un lugar donde ahora paran los autobuses, frente al «Elephant and Castle». Ahora bien, yo creo que esta poetisa que jamás escribió una palabra y se halla enterrada en esta encrucijada vive todavía. Vive en vosotras y en mí, y en muchas otras mujeres que no están aquí esta noche porque están lavando los platos y poniendo a los niños en la cama. Pero vive; porque los grandes poetas no mueren; son presencias continuas; sólo necesitan la oportunidad de andar entre nosotros hechos carne. Esta oportunidad, creo yo, pronto tendréis el poder de ofrecérsela a esta poetisa. Porque yo creo que si vivimos aproximadamente otro siglo —me refiero a la vida común, que es la vida verdadera, no a las pequeñas vidas separadas que vivimos como individuos— y si cada una de nosotras tiene quinientas libras al año y una habitación propia; si nos hemos acostumbrado a la libertad y tenemos el valor de escribir exactamente lo que pensamos; si nos evadimos un poco de la sala de estar común y vemos a los seres humanos no siempre desde el punto de vista de su relación entre ellos, sino de su relación con la realidad; si además vemos el cielo, y los árboles, o lo que sea, en sí mismos; si tratamos de ver más allá del coco de Milton, porque ningún humano debería limitar su visión; si nos enfrentamos con el hecho, porque es un hecho, de que no tenemos ningún brazo al que aferrarnos, sino que estamos solas, y de que estamos relacionadas con el mundo de la realidad y no sólo con el mundo de los hombres y las mujeres, entonces, llegará la oportunidad y la poetisa muerta que fue la hermana de Shakespeare recobrará el cuerpo del que tan a menudo se ha despojado. Extrayendo su vida de las vidas de las desconocidas que fueron sus antepasadas, como su hermano hizo antes que ella, nacerá. En cuanto a que venga si nosotras no nos preparamos, no nos esforzamos, si no estamos decididas a que, cuando haya vuelto a nacer, pueda vivir y escribir su poesía, esto no lo podemos esperar, porque es imposible. Pero yo sostengo que vendrá si trabajamos por ella, y que hacer este trabajo, aun en la pobreza y la oscuridad, merece la pena.”

jueves, 28 de julio de 2016

La tontería de la semana. / investidura de Rajoy: rechazo en diferido.

Se han “filtrado” la siguiente conversación de Telegram de hace varios meses entre Monedero e Iglesias –imagen de la entrada: “No me gustan los niños ni la familia, ni paseas por el parque ni vestir bien, ni que me paren las viejas ni que franquistas asquerosos me digan ole tus cojones. Y añade que “con la política de mayorías me pasa lo mismo que con el sexo de mayorías… No me la pone dura”.
Y luego Iglesias se refiere a Mariló Montero de la siguiente forma: “La azotaría hasta que sangrase... Esa es la cara B de lo nacional popular... Un marxista algo perverso convertido en un psicópata”.

Todos hemos tenido conversaciones con amigos en las que hemos dicho barbaridades, un momento de ira, indignación, o simple y llano divertimento nos han hecho decir burradas sobre alguna ex, o alguien del trabajo o de nuestro entorno. Analicemos también desde dónde se filtra: en el panfleto digital –okdiario- de Eduardo Inda, conocido personaje por su relación con el ministerio de Interior, Manos Limpias, y el conocido informe PISA –Pablo Iglesias Sociedad Anónima- documento, sin sello de ninguna unidad policial ni firma de funcionario que fue publicado en vísperas de la constitución del Congreso y desgranado durante las negociaciones para la investidura. Demostrado queda –y más con las grabaciones en su despacho- que el ministro Fernández Díaz utiliza nuestros impuestos en una guerra sucia contra sus oponentes políticos, en este caso encargando a policías informes sobre Pablo iglesias e integrantes de Podemos, filtrándolos en momentos adecuados a los boceras mediáticos como Inda para que sindicatos tipo Manos Limpias –cuyos líderes están en la cárcel por cierto- se encarguen de tramitar las demandas.

Con estos precedentes ahora tenemos la investidura de Rajoy, De momento ha llegado a un acuerdo para la mesa del Congreso con el PNV y CDC –los nacionalistas separatistas que quieren romper España según la derecha mediática- demostrando que aquí lo importante es el sillón y la pasta. para la investidura no tiene apoyos, pero con el tiempo, unas semanas, un mes, Ciudadanos dará el Sí y PSOE se hará el harakiri político con la abstención en manos de una supuesta responsabilidad parlamentaria que deja a un lado ideologías, programas políticos e incluso la propia honestidad moral de cada uno. Pero por si acaso estos del PP han dicho “vamos a ir sobre seguro”, y antes de que Podemos y el PSOE quieran llegar a un acuerdo –posible- vamos a sacar alguna noticia chorra que distraiga la atención de la plebe. Las noticias sobre Echenique y Monedero que han surgido ahora tampoco son una casualidad. Eso sí, el hecho de que el PP sea procesado por la destrucción de los discos duros de Bárcenas –pruebas de su contabilidad B- y que no haya consecuencias, eso no es importante, vamos a hablar y escandalizarnos e indignarnos porque Iglesias hace bromas inadecuadas en un chat con un amigo. Mariló denuncia a Iglesias en el Instituto de la Mujer y muchas feministas se sienten indignadas. Es como si tuviéramos un cerebro Twitter: o hablamos de una cosa o de otra, pero gestionar, jerarquizar y cribar todas las noticias para darles un contexto sensato parece un esfuerzo inviable para algunos.

Postdata:
Acabo de ver la comparecencia de Rajoy, ha empezado leyendo sobre su “España llena de españoles” y luego, por fin, ha dicho que sí, acepta el encargo del Rey. Pero también hay una trampa: varios periodistas le han preguntado qué hará en caso de no tener los apoyos, y él ha contestado “que no quiere adelantar acontecimientos”, hasta finalmente declinar la respuesta visiblemente molesto dando a entender que si no cuenta con los apoyos necesarios para resultar elegido se pensará si declina y evita la investidura. Así funcionamos: juegos de trileros. No le quedaba más remedio que aceptar el encargo y se ha querido salir por la tangente, sin fechas ni compromiso. Ya me parecía extraño que aceptara siendo un ser tan cobarde y de bufonesca y cateta soberbia.

Estamos secuestrados por la hegemonía cultural de una derecha neoliberal europea que ha condenado a la ceguera intelectual al ciudadano medio. La duda es, ¿hasta cuándo nos mantendrán perdiendo el tiempo, hasta cuándo vamos a permitir que nos sigan llamando idiotas a la cara? Pero no nos agobiemos por preguntas capciosas, a fin de cuentas la próxima semana empiezan las Olimpiadas, el hedonismo del no-pensar, del Panem et circenses y de frases tipo “la política ya me cansa”. Tuvimos una ventana de cambio pero no supimos estar a la altura. Regocijaos con lo votado.

Postdata 2:
La Constitución no prevé que el candidato propuesto por el rey pueda rechazar evitar ir a la investidura una vez ha sido designado. De esta manera, Rajoy estaría obligado a que se celebre ese debate de investidura  sobre el que ha sembrado dudas si no logra el respaldo necesario.

El  artículo 99 de la Constitución  dice: "El candidato propuesto conforme a lo previsto en el apartado anterior expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara".

Postdata 3:
Bruselas salva a España de la multa, pero exige un ajuste de 15.000 millones.
Bruselas pide a España que suba el IVA para cumplir con la nueva senda de déficit.

lunes, 25 de julio de 2016

Capítulo 9

Vida social. Quizás me venga bien. Me levanto con torpeza, voy al baño, me echo un poco de agua en la cara y me visto. Antes de salir me miro al espejo: estoy hecho un desastre, el toque bohemio empieza a dejar paso a una estética de indigente. Suspiro, qué más da. Salgo a la noche. Me despeja un poco. Paso junto a un chino que tiene abierto y compro una cerveza para el camino. Veinte minutos después cruzo el umbral del Greta. El sitio no engaña a nadie: típico pub de extrarradio, sucio, oscuro y de garrafón caro; con la clase de música que sirve igual para torturar a los presos de Guantánamo como para que los zánganos del lugar revoloteen con insistencia alrededor de las dos o tres abejas reinas con tacones afilados y faldas cortas que tutelan con sus movimientos la pista de baile. Me defiendo con cinismo del escenario, pero la verdad es que antes venía mucho por aquí, incluso me gustaba. Supongo que el problema soy yo. Y para solucionar el problema, es decir, anularme, me dirijo con presteza a la barra y pido un vodka con naranja. Al girarme tropiezo con Sonia que me abraza con una sonrisa narcotizaste.
- Ja, ja, ja, pensábamos que no venías ya –me coge el cubata y le da un sorbo-, anda ven, estamos en ese rincón.

Al aproximarme entiendo su alegría al verme: el grupo lo conforman Edgar, María y Verónica. Seguramente se han pasado la última hora hablando del trabajo. Esta gente no sabe desconectar, siempre cotilleando sobre los demás o actuando como típicos padefos: mucha queja poca acción.
- Hola a todos, ¿qué tal la jornada? Me ha dicho Sonia que había miles de llamadas en espera…
- Hombre el que faltaba –Edgar me estrecha la mano, las otras me dan un beso y siguen hablando entre ellas- ha sido un día divertido, una lástima que te lo hayas perdido porque…
- Bueno, bueno –hago un gesto con la mano libre interrumpiéndole- ya no estás allí, ¡vamos a divertirnos!

Cojo a Sonia de la cintura y nos vamos a la pista de baile. Mi cerebro hace un amago e intento difuminar la realidad a través de mis mejores movimientos espasmódicos, estoy en el zoo y quiero mi ración de cacahuetes. Tres cubatas después ya solo quedamos Sonia y yo. Salimos un momento a la calle para que se fume un cigarro. Aprovecho la coyuntura y le pido otro. No sé por qué pero me gusta fumar cuando estoy bebido. Ella me observa con atención, los ojos miel achispados:
- A ti no te gusta mucho nuestro trabajo, ¿no?
- Bueno –doy una calada y disfruto unos instantes del cáncer de pulmón- El trabajo es el “Mal”, la felicidad está en la libertad, y libertad es independencia. Es difícil equilibrar esto en una sociedad que solo te permite cierta independencia trabajando, que es un acto que, por pura definición, roba tu libertad. La solución es hacer que el golpe sea lo menos doloroso posible, pero, ¿cómo puede una persona ser feliz, sentirse libre y realizada, si tiene que estar ocho horas al día en una cadena de montaje despiezando pollos o cogiendo llamadas? Eso solo crea psicópatas y suicidas. Es la sociedad capitalista, con su mejor arma, la publicidad, la que nos lava el cerebro y alimenta nuestras ansias de posesión, transformando a las personas en seres consumistas de ansias inagotables. Tiempo o dinero. Bukowski decía: “no he podido ir a trabajar / porque no podía / dejar de vivir”. Trabajando un número razonable de horas, que no te hagan mirar el reloj deseando la muerte, y recibiendo una cantidad razonable de dinero, se podría crear una sociedad de personas más realizadas, una sociedad más justa e igualitaria y no la puta montaña rusa de desequilibrios en la que nos zambullimos cada día.
- Joder, ja, ja, ja –se ríe divertida- es lo que me gusta de ti. Cualquier otra persona me hubiera dicho que sí, o que no, pero tú de pronto me sueltas todo ese discurso del que no entiendo ni la mitad –se acerca a mí y apoya la cabeza en mi hombro- joder tío, la próxima vez tenemos que salir los dos solos, ¿no crees?

Asiento mientras doy otra calada. No quiero estropear el momento. La miro un momento y luego cierro los ojos y disfruto de la sensación de desasimiento. Sonia podría ser… no sé, tal vez un buen paliativo. Es lo que es, no engaña a nadie. Y eso me gusta. Ya estoy cansado de relaciones complejas, de luchas de poder, de excusas, de planes a largo plazo. Ahora solo quiero vivir al día. Disfrutarlo. Desear y ser deseado. La química de los cuerpos provocando un exceso que me permita olvidar durante unas horas que, ahí atrás, sigue el accidente. 

viernes, 22 de julio de 2016

La deriva feminista y Pérez Reverte.

Aprovechando la coyuntura de un tema del que me ha hablado @tamarabluess en Twitter procedo a intentar romper este largo abandono del blog. Al final escribir es una cuestión más de constancia que de cualquier otra cosa. Todo empieza con el blog de Pérez Reverte y una entrada en dónde se queja de que una señora, al cederle el paso a la entrada de una librería, le llama “Machista”. Él se queda perplejo, mantiene el gesto, y ella entra con cara de ofendida. Un claro ejemplo de como algunas confunden educación y buenas manera con sexismo.

Unos días después llega Barbijaputa, adalid del feminismo, diva literaria de las redes, y escribe la siguiente diatriba:

El artículo de Barbijaputa es muy sintomático de una cosa que vengo observando y -si se me permite a pesar de tener pene- quejándome desde hace tiempo. Fijaos en una cuestión: ella habla del vago de su marido, del tirano de su jefe y del sobón de su compañero. Pero sin embargo la reacción solo viene con Pérez Reverte y su tremendo y dañino machismo al cederle el paso. Ahí está el problema: mucho atrevimiento por su parte para denunciar el machismo en cuestiones serias, pero al final solo es capaz de reaccionar ante las gilipolleces.

Luego viene la sinergia de este tipo de situaciones, es decir, la típica discusión estéril y maniquea, donde apoyas a uno u a otro sin que se perciba nada de crítica constructiva. Las redes sociales han convertido al feminismo en un tema de moda, pero por desgracia también en algo dogmático, superficial, de etiquetas y personalismos. No hay tarea intelectual de fondo.

Otro detalle. Las sufragistas lucharon por el voto femenino, en España –si no recuerdo mal- fue Clara Campoamor en una votación ajustada quien lo consiguió en 1931. El statu quo actual es que siendo las mujeres la mitad de la población, políticamente son una minoría; aparte de Ada Colau el único político que habla de feminismo es Alberto Garzón; en el último debate televisado se dedicó apenas un minuto a las políticas de violencia machista. Pensar que todo se soluciona con las llamadas listas cremalleras y la paridad es de idiotas si las mujeres que están en esas listas no se declaran feministas y tienen la iniciativa de imponer otro tipo de políticas. En España hay miedo al feminismo, en España no se habla de feminismo en las esferas importantes, donde hay poder y capacidad de cambiar las cosas. Ese es el problema. Apenas hay poesía feminista, libros feministas, manifiestos feministas. Lo que hay es muchas ganas de notoriedad y, a veces, de hacer el ridículo con slogans como: “No a los lácteos, no a la explotación de ninguna fémina, el consumo de lácteos es MACHISMO. Las vacas son compañeras”.

El feminismo para mí siempre será un humanismo, una aspiración universalista que quiere englobar a todo el mundo, sin distinciones. Hasta que ese feminismo de red social adolescente no evolucione de una forma intelectual integradora, en la política, en ensayos, en debates, no se podrá desmontar el patriarcado ni hacer una pedagogía real que cambia nuestra identidad cultural y rol social. Por desgracia para ello necesitamos gente más parecida a Clara Campoamor que a Barbijaputa, Cada época tiene sus taras.

viernes, 8 de julio de 2016

El club de los escritores suicidas: Martha Kornblith (1959-1997)

Llego a Caracas siendo niña, se licenció en comunicación social por la Universidad Central de Venezuela, donde también realizó estudios en su Escuela de Letras. Fue poeta y comunicadora social, miembro en su momento del grupo literario Eclepsidra y autora de una mesurada pero contundente obra poética: Oraciones para un dios ausente, publicada por Monte Ávila Editores en el año 1995 en la colección Las formas del fuego, Sesión de endodoncia editado por Editorial Eclepsidra  y El perdedor se lo lleva todo por la editorial Pequeña Venecia, estos dos últimos publicados póstumamente en 1997.

Tres libros que condensan una poética de la pérdida, del hastío y la locura, con un dominio del lenguaje riguroso y sosegado, en espera del golpe final. Es la gran olvidada. Una pequeña selección de sus poemas:

***
Me dices que te hable sobre mi vida.
Yo te propongo un poema sobre la locura.
Me propones una frase para desarrollar un poema.
Poema es momento presente, lo que me ocupa.
Me dices que me ponga en el lugar
de la que me hubiera gustado ser.
Yo te digo que una actriz de cine
famosa para vivir y ser amada por miles
que es como volar por encima de una playa
y saber que aquella gente me mira y me llama.
Eso es morir.
O suicidarse.
Vagar como un fantasma ausente
en la conciencia de miles sin cuerpo ni cara.
Para verlo tomar palco entre miles estupefactos
y llamarme.
Suelo volar como una paloma herida
en una playa interminable
y dejar rastros de sangre
ante el tin tin ausente
de tu teléfono,
llamarte es confrontarme con la realidad inexorable
de un fracaso.

(De Oraciones a un dios ausente)

***
Madre
ahora que tu espíritu
ya no recorre esta casa
que además ya no es la tuya
porque ahora el resentimiento
se mide en metros cuadrados
y jugamos a la herencia
como chivos expiatorios
esperando ansiosamente
la hora del monopolio.
Madre
ahora que ya no soporto
el desorden de las mañanas
la rigidez de los desayunos sola
sola,
cuando no encuentro los pares
de medias
y mis camisas están arrugadas
sola, cuando hay agua fría
en el calentador
sola,
cuando nos acompañábamos
con inocencia los sábados en la tarde
y que ahora parecen tan ajenos.
Madre
te he confesado que además de
haber enterrado a la muñeca
no he cumplido con tus aspiraciones
de buena ama de casa, madre del hogar,
hijos, nietos, etc.
que me convertí en poeta
que es lo mismo que decir
en poeta suicida
y que por eso
juego y seduzco a la muerte
todas las noches.
Madre
he de confesarte
que sola
ahora, apenas
persigo cucarachas,
persigo cucarachas
persigo cucarachas,
persigo cucarachas

***
Ella:
buscó amor en los conciliábulos médicos,
intercambió roles, rompió los límites para idear una relación
formal amorosa imposible.

Ella:
no tiene criterio de realidad,
desea más allá de lo deseado,
no tolera las frustraciones.

Ella:
se enamoró primero de su jefe (lugar común),
la apedrearon por loca,
ese fue el antecedente de la primera consulta
deprimida.
Ellos levantaron el telón,
el síntoma: su fracaso para realizar la expectativa.

Ella no tolera que le nieguen algo,
le dieron un mundo de confort, mármol y oro,
forma berrinches,
tira las puertas,
odia que la ignoren,
aunque a veces busca brillar por su ausencia y cuando
se suicida
olvida que no hay nada más olvidado que un muerto.
La gente, comentaba Chaplin, me pregunta cómo se me [ocurren
las ideas. Ellas nacen de un deseo incesante de tenerlas.

Tú eres la palabra:
mientras más me rechaza más la busco,
cuando la encuentro, puede que me acaricie o me maltrate,
se queda por tan sólo un instante, y luego se va con otra.
Tú eres la palabra:
me apedreas por grosera,
te saco provecho literario,
te quiero joder.

***
Mientras sólo
nos observan de reojo,
nos acusan de irrealistas delirantes
y naufragamos
en las lavadoras.
¿Sobreviviremos
al sopor de las cocinas,
a la puntualidad de los recibos?
Seremos
personas cotidianas
sólo cotidianas
pero no acudiremos  a la cita.
Fingiremos morir.

(De Oraciones a un dios ausente)

***
Sé que bajo de mí
algo se cuece, algo se conspira
Alguien me martiriza
sin derecho a réplica.
Yo callo y obedezco.
Pero lo diré en un poema,
lo diré en un poema.

(De Sesión de endodoncia)

***
Y si el poema
no fuese
mero ejercicio de vanidad
vana soberbia.
Y si el poema fuese
flecha que alcanzara
al asesino de poetas,
y si el poema fuese
papel que secara las
lágrimas
en las horas de más dolor.

(En Sesión de endodoncia)

domingo, 3 de julio de 2016

Realismo lírico.

Mi mano alarga su trenza de suspiros hacía la siguiente botella
La ciudad sigue en espera
Caliente y sucia
Como una puta que besa en la boca
Y luego te roba la cartera

Si en apariencia he escapado a la programación que me rodea
No ha sido por rebeldía
O por capacidad para crear la mía propia
Ha sido porque no he podido ni he sabido seguirla
Y ahora, en tierra de nadie, incapaz de adaptarme
Dejo que los días fluyan con estupor cómico
Buscando en la literatura cierta redención
Reinterpretando la nostalgia de unos recuerdos
Que ya son cicatrices

Pero todo esto es un intento deshonesto
De no pensar en ti
Tú, la innombrable
Tú, la del trueno silencioso
Tú, la musa demente de viento ciclotímico y caricias opacas
Me hiciste amarte y luego pasaste el cuchillo
Ahora el zorro corre bajo la luna de asfalto con mi corazón en su boca
Y la muerte baja por mi garganta como un ratón asustando.

Torpeza mía
A veces se me olvida que el amor
Implica más riesgo que destino
Como un faro que se apaga en la tormenta
Como morirse de sed en el lago helado de tu sonrisa
Como un orgasmo que lleva tu nombre
Pero no mancha tu piel.