domingo, 24 de marzo de 2013

Interludio de ficción.

Proust y el tiempo perdido. Y piensas, ¿para qué, de qué sirve? De nada, al final de nada. La vida real no se ajusta a tus deseos, sigue sin vacilaciones a pesar de las decepciones, de esas hondas decepciones que te llevas con las personas. Y el dolor es vulgar porque se repite en todas esas pútridas historias que nos rodean, y además sabes que la primera persona del singular suele ser la más decepcionante. Y no sucede nada relevante, solo esa pequeña fisura entre lo que te gustaría contar y lo que puedes escribir.

A fin de cuentas todos siguen adelante, somos muescas, trofeos llenos de polvo, sabanas sucias, frías ya, sin pasión, olvidadas; atrás quedan las palabras, los sentimientos, las noches llenas de biografías extraviadas, de roles obscenos, de promesas, planes, del bello accidente en el que apretabas con tu sonrisa el acelerador porque creías que era real y merecía la pena. Atrás quedan los puntos suspensivos, las ciclotimias, las caricias a una muñeca rota, atrás quedan las entradas efusivas donde realmente existía el pálpito, donde la vulgaridad no era una opción.

Porque ese es el problema: nos desligamos de esa parte de la literatura que todos atesoramos desde pequeños, mutilamos nuestra épica y nos convertimos en algo ordinario. Algunos se engañan, creen que siguen adelante cuando lo único que hacen es caminar en círculos sin luchar, no se atreven a mirar atrás y enfrentarse a todo lo que están perdiendo. Tampoco saben elegir las palabras, ya no, se queda todo en una sinfonía de silencios, de estupideces, de meteduras de pata en las cuales la crueldad solo es una ventana abierta que se han dejado olvidada por error.

No importa, como decía, ¿de qué sirve todo esto?

Lights by Archive on Grooveshark

31 comentarios:

  1. Sigo comentándote...creo que falta ilusión, convencimiento dentro de nosotros mismos, nuestra seguridad es fundamental así como la creencia de lo que valemos, de lo que estamos dispuestos a dar y tú escribiendo da mucho de ti, querido Rorschach, aunque no te falta razón, parece que solo sabemos dar vueltas sin ir a ningún lado, pero también creo que avanzamos aunque sea milimétricamente hacia delante??...la nada??
    Quién sabe??
    Ahora toca un beso...que duermas bien y sueñes mejor!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues llevo dos días durmiendo muy bien, no sé si es esa pequeña ilusión de salud que tienen los enfermos terminales antes del final….xD
      En el fondo son solo palabras, lo importante son los gestos, las realidades, aquí solo hay espejismos llenos de cuervos.
      Un beso.

      Eliminar
  2. De nada y para nada, me temo...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, savia nueva para nuestro club de decadentes ;)
      Bienvenida. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Caminar en círculos, caer en espirales de las que es imposible salir indemne, perderse, sufrir decepción... Me suena todo tanto. Cierra esa puta ventana.
    Tú nunca puedes caer en lo común, en la vulgaridad. Imposible. Podrías escribir el menú de una puta hamburguesería y aun así resultaría singular. Estoy segura. Eres especial, pero eso ya lo sabes.
    Además, hay gente que no decepciona, que te llama para reir contigo mientras tú guardas silencio, que te escribe un post conejil en lugar de un comentario. No jodas. Decepción? Bueno, sí. Pero no todos.
    Besos jodido poeta. Continua escribiendo. Mi mundo es menos inhóspito cuando lo haces.
    Cuando escuche la canción opino (el wifi, ya sabes).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Suena muy llorón todo esto no? ;)
      Gracias. Aunque de momento la única que ha estado siempre a la altura has sido tú, por lo cual los post-comentarios de conejitos parlanchines son totalmente merecidos. Ayer tenía un extraño humor en el trabajo, bueno, ya lo sabes, estuvimos hablando, intento llenar mi vacío existencial con las cosas equivocadas, como la historia de San Agustín y el niño que intentaba llenar el agujero en la playa con agua…xD
      La canción es una frikada, pero escribir con ella es demoledor. Espero que te guste.
      Besos musa, sigue pensando en los conflictos ;)

      Eliminar
    2. Joder. La música... me ha gustado demasiado. Y digo demasiado porque no es sano que te guste algo que te sume en un estado como este. Creo que ahora entiendo mejor todo. Joder. Sigue sonando ahí adentro, y me pone triste, melancólica, me desasosiega, esa es la palabra.
      Besos poeta de gusto musical genial. Sigo pensando. Piensas tú?

      Eliminar
    3. Tiene un punto catártico sí…xD
      Pues ahora que empiezo a tener vida dedicaré algo de tiempo a ello, pero la idea primigenia que esbozamos por chat me sigue gustando, es difícil, pero al menos es algo diferente. Suerte hoy en el trabajo ;)

      Eliminar
  4. Hubo un bar en el Centro de Madrid (calle San Hermenegildo) que se llamaba "El mundo de Guermantes". Tengo buenos recuerdos de este sitio. Palabras mágicas.
    Sin luchar o déjandonos la piel. En círculos o en línea recta... o por caminos zigzagueantes, que según la cultura china, están hechos para dejar atrás la negatividad y los malos augurios. Avanzamos, se quiera o no. La vida no se detiene. Algunos se convierten en algo ordinario, sí.
    Lo extraordinario, creo yo, es renovar esa energía, la emoción de poder escoger en nuestro día a día (con pasión). Y apretar el acelerador a menudo. Mientras se esté aquí... cómo se puede VIVIR de otra manera!?
    Besos de domingo, que son besos relajados y vitales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces creo que solo despliego pasión cuando escribo, soy de los que se sientan en la encrucijada a ver a los demás tomar decisiones….xD
      Oye, a ver si te animas y creas un blog, eso de comentar sin que los demás podamos observarte también no es justo ;)
      Locales de Madrid, recuérdame en tu próximo comentario que necesito quedar con más mujeres de Madrid e incentivar mi vida social.

      Eliminar
  5. Esa será mi próxima lectura "À la recherche du temps perdu" un título que parece que estuviese media vida esperándome. Tantas referencias a Sodoma y Gomorra, empezaré por ese capítulo ;) Me gusta tu entrada, la descripción de ficción-realidad y la foto con tres mujeres me encanta, la rescataré algún día para alguno de mis escritos. Un placer leerte como siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La foto es de Francesca Woodman, te aconsejo echar un vistazo a su obra tiene cosas realmente impresionantes. Como suele ser habitual en todos los artistas que me estremecen su biografía termina en suicidio. Ya no sé si es casualidad o una mofa del destino.
      Un beso a las tres.

      Eliminar
  6. Bueno, es una manera de verlo, no exenta de realidad, pero a esa percepción se le puede dar la vuelta como un guante, decir que sirve para mucho, que todas esas decepciones hacen que crezcas, te moldean, no sólo te destruyen y puedes renacer, la maravilla de estar vivo, siempre te puedes transformar. Dar vueltas...sí, lo hacemos a veces, pero al menos estamos en marcha y nunca la circunferencia es exactamente igual a la anterior.
    Y sabes qué te digo: bendito sea que la vida real no se ajuste a nuestros deseos. Porque nuestros deseos, a menudo, no son buenos para nosotros, esa es la trampa.
    Aprende a amar lo que tienes aunque lo que tengas sean tus decepciones, tu vacío, tu círculos. Cuando lo hagas todo cambiará y, lo más importante, si no cambia no te importará :)
    Un besazo, Decadente. Sabes que me encanta cuando escribes así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten cuidado con lo que deseas, sí, ahí esta la clave. Bueno, tu eres una mujer inteligente, sabes detectar mis sofismas decadentes, de todas formas tanta pulsión por el desencanto y ahora aquí estoy, con mi zumo de naranja, informándome de la carrera de formula 1 –he hecho bien en no madrugar-, y comprando un par de libros por amazon tan feliz.
      Te haré caso en eso último de amar lo que tienes.
      Gracias por leerme, a pesar del sexo desenfrenado del 90% de todos mis post…xD

      Eliminar
  7. Cualquier día te daría las palabras de ánimo que intento decirte siempre (y que hoy se me antojan muy tontas) o soltaría alguna tontería con la esperanza de que te rías al leerla.

    Pero hoy no, mi querido M, hoy es un domingo gris, muy gris, aunque luce un sol de primavera increíble. Lo veo a través de la ventana.

    No sirve de nada, cariño. De nada. No tengo más que darte la razón.
    La vida es una furcia y por eso nos refugiamos en la ficción, pero a veces ni siquiera ella sirve de mucho... tarde o temprano hay que volver a la realidad. Y la realidad apesta.

    Lo que sí te mando es un beso y un abrazo, fuerte fuerte.

    Pd. la canción es increíble. Love u.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa canción tiene la culpa de todo, más de dieciocho minutos, y con determinadas lecturas se me hace terriblemente corta. Me alegro que te guste, la afinidad en los domingos grises siempre es de agradecer. Soy obsesivo. No puedo evitarlo. Hasta para escribir. Necesito una trepanación urgente…xD
      Besos, yo escribo siempre desde el otro lado, no te dejes convencer, la vida se trata de desflorar axiomas en tu beneficio.

      Eliminar
  8. Joder Rors...

    Menos mal que he leído la última línea de tu contestación a F. Espero que te la creas y que la convenzas a ella.
    Vaya par.

    No digo nada. Nuria lo ha dicho todo.

    Pd. No sé si eres consciente que a veces tiras dardos que dan en dianas que ni siquiera sabes que existen. ¡Qué "cabrón" (en el buen sentido)! ¡Qué música ha puesto...! Puf.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, naturalmente que no me lo creo, pero los comentarios sirven para declinar toda responsabilidad sobre el desencanto proselitista que puedan provocar mis palabras. Yo quiero que la gente sea feliz.
      Claro que es de casualidad, todo el merito se basa en una botella de vino capciosa y esa canción, que es inmensa; ya me siento menos raro si le gusta a más gente…xD
      Un abrazo gran gurú.

      Eliminar
  9. "fisura entre poder contar y escribir" y dar vueltas alrededor de ello. Y darse cuenta de que somos muchos preguntándonos qué hacemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se suele decir a veces es más importante hacerse la pregunta adecuada que la respuesta en si misma.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. QUe somos historias con principio y final conocido... pues sí, es lo que hay. Adornarlo depende de nosotros que no huela mucho a decepción, si ya nos sabemos la historia...
    Ahora... lo de convertirse en algo ordinario, me temo que tú no cumples esa parte (afortunadamente)

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, gracias muchacha ;)
      Es curioso, para mi ex la decepción era algo trágico, supongo que porque tenía unas expectativas muy altas en las personas; yo siempre me reía de ella, restándole importancia. Y ahora, años después, me doy cuenta que era una cuestión de empatía, o implicación emocional. Otro riesgo de relacionarse.
      Intentemos adornarlo, sí.

      Besos decadentes.

      Eliminar
  11. Sirve para comunicar y tú sabes muy bien cómo hacerlo. Un placer leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer correspondido, aunque no suela comentarte, querida sumisa ;)
      Besos.

      Eliminar
  12. Mmm... o tengo yo el estado de ánimo muy subido, o soy la única optimista que cae por esta página... Me niego a pensar que no sirve para nada... Supongo que dependerá de nuestro punto de vista, de cómo nos tomemos las cosas o como las afrontemos. Vale que la vida es muy puta y que al final nos volvemos muy malos (como decía una canción de Marea) pero creo que se le puede sacar algo bueno a todo. Creo yo. Que de algo servirá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me fascina el buen gusto musical en las mujeres, si te gusta Marea no voy a luchar por contradecirte ;)
      Todo suma, el quietismo es una lacra, eso es un axioma vital ineludible.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Pues sí sirve, R.

    Todo sirve para aprender.

    Dan igual las palabras, lo importante es comunicar, que las palabras comuniquen algo, esa es la forma de conocar a las demás personas.

    La esencia del lenguaje debería ser la verdadera comunicación.

    Y tú en esta entrada te estás comunicando con le mundo que te lee, ¿ eso es decadencia? , posiblemente...



    ResponderEliminar
  14. Bueno, yo también soy optimista Elendilae.


    R, te gusta decaer..., no tiene esto otra explicación.

    Es un subterfugio, creo, besos. Decadente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. “subterfugio” Aish, Amapola, ten cuidado con el uso del lenguaje, a ver si vamos a litigar con tu impostura, ya sabes que tengo la teoría de que eres más inteligente de lo que pretendes mostrar ;)

      Eliminar
  15. R. te lee mucha gente , no sé por que te quejas... tanto...

    Y sabes, lo que te digo, que te quejes todo lo que te de la gana , estás en tu derecho, es tu blog, maldita sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. Eres un brote de primavera en el desierto.
      Es que joder, querida Amapola, realmente me ha jodido bastante que esa persona me haya decepcionado tanto. Me produce nauseas perder el tiempo, implicarme con alguien para nada. Porque al final solo queda el vacío, así de simple; y lo peor es que pensaba que desligarme sería más fácil, pero resulta que no, limitaciones de carácter. Habrá que tener paciencia, el tiempo subsana todo, y una buena compañía femenina.

      Besos Amapola.

      Eliminar