domingo, 8 de julio de 2012

Vampiros en el cine y la literatura.

Series:
Moonlight Antes de lograr audiencia sufrió un parón por la huelga de guionistas del 2007. Más adelante la cancelaron con solo dieciséis episodios. Comparte muchos rasgos con Forever Knight, la serie de los ochenta, el protagonista es un vampiro que se hace pasar por detective privado e intenta controlar a los de su especie y compensar su status. Tiene un toque romántico gracias a Sophia Myles, que solo con su pasiva belleza ya engrandece la serie.
True Blood Está basada en los libros de Charlaine Harris. Es divertida, buena banda sonora, guión tirando a mediocre. Pero seamos sinceros, después de la segunda temporada lo que nos llama la atención aparte de Pícara, perdón, Sookie Stackhouse son los momentos de sexo y violencia. Cuando aparecieron las hadas ya supe que era la típica serie, como Fringe, que vería a ratos. Pero he aquí que ahora, en este verano insulso en que gasto mi vista delante del monitor, los últimos cuatro episodios de la quinta temporada me han entretenido bastante.
The Vampire Diaries Basada en la saga literaria del mismo título de L.J. Smith. Versión Glee de True Blood. Adolescente enamorada de dos hermanos vampiros (uno bueno y otro malo) que se disputan el alma de la chica. Si tienes más de quince años no reconozcas que gastas tu tiempo en estas cosas.
Buffy the vampire slayer La diferencia con la anterior es que está es muy divertida, un referente popular. Efectos especiales cutres, situaciones y giros de guión auto paródicos, amor adolescente, artes marciales, magia. Un divertimento que al final te enganchaba y que se reinventaba en cada nueva temporada. Sigue en comics.
Blood Ties no me parece destacable. Being Human es de la BBC, un vampiro, un hombre lobo y Annie, una fantasma deciden intentar compartir piso de forma civilizada. Solo por la propuesta bien merece la pena ver un episodio.

Películas:
Nosferatu (1922) Obra clave del expresionismo alemán, un clásico del cine de vampiros en el que queda grabada en la memoria el terrorífico Max Schreck, un ser esquelético de mirada sobrecogedora, uñas largas y orejas puntiagudas. La siguiente destacable es Drácula (1931) de Béla Lugosi. Todas las películas de Hammer Films son pequeñas joyas, la primera fue Horror of Dracula (1958), protagonizada por sus actores ,Christopher Lee (Conde Drácula) y Peter Cushing (el cazador Abraham Van Helsing) Los vampiros de la Hammer Films se caracterizan especialmente por la abundancia de sangre y efectos derivados, decorados góticos y coloridos, ambiente macabro y sexualidad explícita.
Nosferatu, vampiro de la noche (1979) de Klaus Kinski es también recomendable.
Noche De Miedo I (el vampiro es también el malo de “La Princesa Prometida), Noche De Miedo 2, Jóvenes Ocultos, Lifeforce, Los viajeros de la noche películas ochenteras, mezcla de videoclip, humor, efectos cuanto menos risibles, pero de una creatividad impresionante.
El Baile De Los Vampiros (1967) Inmensa película paródica de Polanski, con un final agridulce, y con una Sharon Tate pletórica que luego sería víctima, ya embarazada del director, de Charles Manson y su banda.
Bram Stoker's Dracula (1992) Francis Ford Coppola. Una de las mejores aproximaciones al libro.
Abierto Hasta El Amanecer (1996) Guión de Quentin Tarantino y baile con serpientes de Salma Hayek, ¿Qué más se puede pedir?
The Addiction (1995) y El Ansia (1983). Versiones más filosóficas y de culto del vampirismo.
Blade, Underworld, Guardianes de la noche, 30 días de oscuridad, John Carpenter's Vampires, etcétera. Películas de acción con vampiros de fondo. Destacables sin exigencias.
Lesbian Vampire Killers Un intento moderno de recordar las películas de la Hammer sobre Carmilla, que tendían a mezclar el erotismo –o la pornografía en el caso del director Jesús Franco- con el vampirismo. Nada interesante.
Déjame entrar (2008) La única joya destacable de los últimos años. Oskar, un niño de doce años que es acosado por sus compañeros de colegio, encuentra consuelo en su amistad con Eli, una extraña niña que en realidad es un vampiro. Hay amor, silencios, y un rastro de cadáveres entre los dos.

En el anime hay algunas escaramuzas con el tema, a nivel personal me gustaría destacar los cuatro Ovas de Vampire Princess Miyu. Trata de Miyu, una joven vampira con sangre humana que lucha contra los Shinmas, vampiros que no solo se alimentan de sangre sino de las emociones más negativas de los humanos. Un diseño maravilloso de personajes y una banda sonora a juego con la amargura de la historia. Luego también Vampire Hunter D: Bloodlust Otra interesante película de anime precioso diseño artístico, siniestro, romántico y espectacular

Libros
A pesar de la creencia popular no fue Drácula el primer libro sobre vampiros, antes que Stoker hubo otros escritores que insinuaron las líneas de la mitología en sus relatos. Uno de lo más destacables fue El Vampiro (The Vampyre), relato escrito por John William Polidori. Era médico personal de Lord Byron y fue escrito en el verano de 1916 cuando en compañía del poeta Shelley y de su futura esposa Mary Godwin, Byron sugirió que todos escribieran un relato sobrenatural. De esa noche surgió también el famoso Frankenstein o el moderno Prometeo. Polidori se suicidó cinco años más tarde, a los veintiséis.
Destacables son también Carmilla (1872) de Sheridan Le Fanu, La Dama Pálida (1949) de Alejandro Dumas,  La muerta enamorada (1836) de Théophile Gautier, El Horla (1976) de Guy de Maupassant, y por último un serial de horror gótico Varney el vampiro o El festín de sangre escrita por James Malcolm Rymer (1845-1847)
Drácula fue finalmente publicada en 1897 por el irlandés Bram Stoker, convirtiendo a su protagonista en el vampiro más famoso. Se dice que Stoker se basó en las conversaciones que mantuvo con un erudito húngaro llamado Arminius Vámbéry y que éste fue quién le habló de Vlad Draculea. La novela, escrita a modo epistolar, presenta otros temas como el papel de la mujer en la época victoriana, la sexualidad, la inmigración, el colonialismo o el folklore.
Como curiosidad existe una segunda parte escrita por el biznieto que se basa en varios apuntes breves de Bram Stoker sobre una posible continuación e ideas desechadas Drácula, el no muerto.

A partir de entonces, seamos sinceros, hay pocas obras destacables:
Soy Leyenda Novela de ciencia ficción escrita por Richard Matheson en 1954 con uno de los mejores finales que he leído en mucho tiempo. Nada, absolutamente nada que ver con sus adaptaciones al cine de las cuales no destaco ninguna.
El misterio de Salem's Lot de Stephen King (1975) una de las razones por las que hay que respetar a este grandioso novelista.
El ansia (1981) de Whitley Strieber incluye elementos de sexualidad transgresora y examina la biología de los vampiros, sugiriendo que sus capacidades especiales son el resultado de las propiedades físicas de su sangre dado que son una especie que evolucionó de forma paralela a los humanos.

Entrevista Con El Vampiro  Hasta que no se estrenó en 1994 la película homónima no me enteré de su existencia. Hay doce libros en total: Entrevista con el vampiro (1976) Lestat el vampiro (1985) La reina de los condenados (1988) El ladrón de cuerpos (1992) Memnoch el diablo (1995) El vampiro Armand (1998) Pandora (1998) Vittorio el vampiro (1999) Merrick (2000) Sangre y oro (2001) El santuario (2002) Cántico de sangre (2003)
El primero fue escrito como una catarsis después de la muerte de su hija pequeña. Da una visión innovadora de los vampiros, los hace tremendamente poderosos, sin apenas limitaciones, enterrando sus raíces en un entorno romántico, seductor, pero con esa fragilidad que les lleva a no poder olvidar, a la locura, al desaliento, a la búsqueda de un sentido dentro del terrible nihilismo que les posee, a la búsqueda de un amor que nunca es inmortal como ellos.
Hay que destacar que Anne Rice venía de escribir con seudónimo relatos eróticos de temática BDSM como “El rapto de La Bella Durmiente” o “El castigo de La Bella Durmiente”  muy recomendables (si alguien los quiere se los puedo pasar por correo), y que hay mucha tensión sexual inherente en los textos.
De la saga en si misma solo se pueden recomendar los tres primeros. Una trilogía excepcional donde el personaje de Lestat de Lioncourt, enfant terrible, se gana con su carisma al lector. A partir de ahí la señorita Rice pierde el norte, solo observa su cuenta bancaría y se dedica a escribir mierda infumable que los adictos a la coprofagia saborean con placer. Una lástima.

Crepúsculo El primero de la saga fue la típica lectura de verano, ese libro que llevas a la playa y no te importa que se moje o se llene de tierra. Los trucos argumentales eran demasiado obvios desde la primera página, el tufillo religioso que mantenía el sexo como tabú, la personificación del ideal masculino en el protagonista, la chica no demasiado atractiva con un enorme mundo interior, tímida, que sufre las típicas calamidades adolescentes. Bueno, me dije, no pasa nada, disfrutemos y poco más. Y a los dos días ya lo había terminado. Me enteré de que había un segundo y me lancé a comprarlo. Este incluso me gustó más, la idea de que la protagonista se pase TODO el libro intentando suicidarse me hacía gracia. Como una larga carta de desamor. O sea que ya fue irremediable que los otros dos lubricaran el verano. Del tercero no recuerdo mucho, el clásico triángulo amoroso. Pero el cuarto me gusto, la parte final cuando se transforma en vampira, tiene la hija y se preparan para la guerra, aunque el final sea tan anticlímax. Nunca los recomendaría, son una trampa mortal.
De las películas más o menos lo mismo. Al final, menos la última que me indigne por dividirla en dos partes, las he visto todas. Y seguramente en noviembre estaré con todas esas exaltadas adolescentes preguntándome, en la oscuridad de mi butaca, si Pattinson será capaz esta vez de mostrar algún registro diferente durante el metraje, o si su apoplejía también es inmortal.
La Hermandad de la Daga Negra es una saga compuesta por diez libros escritos por J.R. Ward. Los libros de la serie combinan la acción y el amor sobrenatural con altas dosis de erotismo y sexo. La casa de la noche Las dos sagas son basura, pero al menos la segunda tiene la excusa de ir dirigida a adolescentes.

Y por último destacar en comic la serie de los años setenta La tumba de Drácula. Y más actual El Predicador de Garth Ennis, donde aparece Cassidy, un vampiro irlandés alcohólico.

If I Was Your Vampire by Marilyn Manson on Grooveshark

29 comentarios:

  1. Que puedo decirte yo sobre los vampiros...? ;)
    Nosferatu!! xDD

    Besos pequeño Bukowski!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no te chupen demasiado la sangre en estas noches de verano pequeña artista del lienzo ;)
      Pasa un buen fin de semana.

      Eliminar
  2. En cuanto a anime: ¿Conoces Blood +? Igual te podría interesar. Sobre lo de Anne Rice, he leído pocos libros de la saga, y Pandora me gustó, aunque me enamoró muchísimo La Reina De Los Condenados (no así la adaptación cinematográfica que hubo). De resto no puedo decir mucho ya que no he leído o visto mucho de lo que has mencionado. Tengo los libros de Crepúsculo y los de las Crónicas Vampíricas de L.J. Smith (estos pendientes de lectura por culpa de la serie, que no se parece en nada).
    Respecto a cine, La Sombra Del Vampiro también está muy bien.
    Por último, y si no es mucha molestia, me gustaría conseguir los libros mencionados de Anne Rice sobre Blancanieves.

    ¡Muchas gracias! ¡Besos! :*********

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He seguido alguna serie de anime, como Rosario+Vampire, Hellsing, y la película que comentas, pero supongo que soy demasiado mayor para la tónica actual.
      Si, coincidimos en que Lestat y la reina de los condenados es fantástico. De lo mejorcito que he leído. La adaptación es pésima, pero recuerdo con agrado su banda sonora.
      Es cierto, se me pasó la Sombra del Vampiro ;) otra excelente película.
      Los libros se los he mandado ya a Francesca pero a ti no he podido porque no he encontrado tu mail en el perfil. Facilítamelo y te los mando.
      Besos.

      Eliminar
  3. Me fascinan los vampiros. La inmortalidad, y la tristeza inherente, cómo algo cojonudo a priori puede no serlo tanto,... Bueno, y la imagen romántica que nos han vendido, claro. Son seres altamente eróticos, me gustan.
    Prefiero los clásicos, aunque haría algunas excepciones, Coppola, Tarantino, y... perdón, Jovenes Ocultos (vicio inconfesable, culpa casi exclusiva de esto:
    https://www.youtube.com/watch?v=TuxdjVI-5r0&feature=youtube_gdata_player
    Ay, esa canción).
    Cuando era pequeña había una serie cutre que se llamaba El pequeño vampiro, o algo así, y me pasaba lo mismo. La veía casi exclusivamente por la música.
    Buffy sólo por Angel ya valía la pena xP
    Besos, vampiro querido, poeta sangriento y altamente sexual (aunque no ejerzas, juas). Besos sangrientos y algún mordisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, coincidimos brutalmente, estuve escuchando es banda sonora durante décadas. Y mira que la película es mala hasta decir basta…xD
      De esa canción hay multitud de versiones, tengo más de veinte. Recomendables la de la segunda parte –grupo Aiden-, la versión en directo de G Tom Mac, y luego ya hay versiones más hardcore de grupos como Vendana, Season After e incluso cantada por una mujer “Nikki McKibbin” Aun recuerdo ir hace unos años a un gótico de Barcelona, pusieron la canción y la gente se volvió loca.
      Recuerdo también esa serie del pequeño vampiro….xD
      Buffy, me gustaba más el vampiro rubio malo. Pero entiendo tus gustos.
      Mordiscos también para ti bella dama ;)

      Eliminar
    2. El rubio malo al final era...uhm, vale. Interesante.

      Eliminar
  4. Los vampiros son mis "monstruos" preferidos, pero reconozco que esta pasión adolescente de los últimos tiempos me los ha embrutecido mucho. Yo quiero los vampiros clásicos, los feítos :) me apunto a lo de Blancanieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mail enviado. Me sorprende la petición viniendo de ti, espero que los disfrutes ;)

      Eliminar
    2. No me seas prejuicioso, querido...

      Eliminar
  5. Esta nochevieja me disfracé de vampiresa, desconozco el motivo pues no he tenido interés por ese tipo de cine o lectura. Vi el traje y me enacantó. Está claro, ya lo he visto en tus sueños (III) de una noche de verano: yo soy una de tus consideradas hermanas... suerte que este 6 de julio (me encanta julio, pues para mí este mes recomienza el año) ha habido algunos hombres que no me han visto de forma tan fraternal... Me lo pasé genial. Y además ya tengo cuatro hermanos que me adoran...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La estética de vampiresa es ineludible al menos una vez en la vida. En mi adolescencia pasé demasiado tiempo en tugurios góticos, estilo Dark Hole, 666, Phobia, y reconozco mi admiración hacía cualquier mujer que se vista de negro y lleve un maquillaje lánguido y excesivo.
      Es bueno tener hermanos que te adoren, yo soy hijo único, por eso busco llenar ese vacío en mi interior...xD
      Me alegra esa visión de julio, a mí tanta luz me molesta, me gusta más el otoño, el invierno. Ya sabes.
      Disfruta de tus vacaciones ;)

      Eliminar
  6. No es que me atraiga especialmente el tema de vampiros, aunque si recuerdo que de niña estas historias me inquietaban mas que otras. De hecho, en casa había y aún lo hay, un retrato del Conde Drácula traído por mi madre de un viaje de Rumanía. Ahora que lo pienso, lo recuerdo como casi un miembro mas de la familia, que cosas..
    Te mandaré mi e-mail para esos relatos eróticos de Blancanieves, me interesan.
    Besos sin ánimo de morder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mail enviado ;)
      Besos con mordiscos leves. Feliz semana.

      Eliminar
  7. Hola vampirillo :-)

    a mi con los vampiros como con casi todo, siempre se me ha mezclado fascinación y terror, a partes iguales, igual que mi gusto por los clásicos y los yogurines ;-) No creas que conozco mucho de lo que mencionas, más bien poca cosa, del grimoso Nosferatu, paso a Bela Lugosi ( el mejor con diferencia de los clásicos) y de él hasta el 92 a mi favorita indiscutible, el Drácula de Coppola, creo que la he visto más de seis o siete veces... hasta creo que un día te enlacé ese tema de Annie Lennox que me derrite viva;-)

    Entre esas dos, creo que las he visto casi todas pero más como anécdotas que por haberlas disfrutado, después la de Polanski también me gustó, aunque era una mezcolanza, medio blandengue, con los toques oníricos sórdidos salteados de su director. Blade, mucha acción y mucho mamporro, mi chica sin duda, la de Underworld ;-)

    Y sí, como a ti, también me pareció especialmente buena Déjame entrar, la historia increíblemente entrañable teniendo en cuenta el tema... pero mucho mejor la versión sueca (Let the right on in) que su remake americana, mira, verás que preciosidad de BSO hizo este sueco impronunciable:-)

    Apunto la de Tarantino, con él y con tu reseña, me vale.

    Y dejo el cine... me paso al Drácula de Stoker ( lo leí a la vez que el Frankenstein de Mary Shelley) y de él en doble salto mortal directamente a Crepúsculo jajaja ( qué le voy a hacer, ya sabes que caí ¡¡de bruces!! :-) además, tal cual cuentas tú... en la playa, toda llena de arena, el sol abrasándome y yo dejándome los ojos con Edward Cullen:-) aunque mucho me temo que no coincidimos en la manera de verlo, pero da igual... podría matarte de aburrimiento si te digo lo que pienso de ese personaje.

    Es más que probable que tuviera recalentadas las neuronas por el sol y por eso me hizo tanto efecto...lo del tufillo religioso del sexo como tabú jajaja ¡¡vaya interpretación más curiosa haces!! a ver... yo creo que es tan extrema en ese asunto, que justamente por eso la hace increíble, rayando en ocasiones lo surrealista... así jajaja... en las antípodas contigo :-)

    Por cierto, te has perdido el quinto tocho, no ha sido publicado, a mi me lo bajaron de internet, es una visión de la primera parte, desde la perspectiva de él. Sinceramente de todos, el que más me gustó con diferencia... el primero muy empalagoso, este... en su justo punto:)) los otros, pues no sé... ya te digo que estaba tan metida que me indigesté del todo, creo que me los leí todos en menos de una semana, imagina mi empanada... parecía que eran todos de mi familia:-)

    Y un favor, si algún día si tiene un minutito ¿podrías explicarme como entro en Spotify? todo lo que cuelgas de ahí no soy capaz de escucharlo nunca... lo sé, mi segundo nombre es inutilidad:-)

    Hale, ya te dejo, va a tener que beberte cuatro botellas seguidas para leerte esto :-)

    Muchos besos M... y sé feliz en tu cripta ¿sí? cuando te aburras revolotea por las de tus vecinos y llora lágrimas de sangre jajajaja

    Dulces sueños y gracias por este despliegue... necesitaré meses para verlo todo despacito:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te contesto brevemente, que estoy enfadado con el teclado…xD
      Yo estuve fascinado casi toda la adolescencia, me veía/leía todo lo que caía en mis manos. Es curioso porque cuando lo mencionaste en el comentario anterior recordé que nunca había hecho ningún post sobre ellos.
      Me gustan más las clásicas de los ochenta, y para mi “El baile de los vampiros” es un clásico incuestionable, me gusta enormemente Polanski, a pesar de su vida privada.
      Sí, me refería a la versión sueca, de hecho no sabía que habían hecho un remake. Normalmente las veo en versión original bajadas de internet, y me gusto bastante la idea.
      “Abierto hasta el amanecer” otra película magnifica del señor Tarantino, guión y papel inmenso, porque aparece como actor, dato que no había dado. Muy buenas risas. La sangre es verde para evitar la censura, pero tiene detalles inmensos “cucarachas enojadas…”

      De libros.
      Bueno, a ver, hablamos de los protagonistas, la señorita Bella está intentado todo el rato llevárselo a la cama y Edward parece una virgen vestal. Y cuando en el segundo libro le dice que o se casan o nada. Y cada vez que hay un acercamiento concupiscente, aunque solo sea un beso, el muchacho se pone nervioso “es que puedo perder el control” Vamos, me dirás tú. Si hasta la escena de sexo está censurada “la cama estaba destrozada y había plumas de ganso de la almohada por todas partes” Eso y unos moratones. No me sirve la excusa que sea literatura de adolescentes, la Stephanie Meyer pertenece a (Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) que aunque sea mormona seguro que le incapacita para describir una simple felación. Pero curiosamente por eso ha tenido tanto éxito, ya sabemos cómo son de pazguatos estos americanos.

      Del libro que hablas, sí, se de su existencia, creo que no estaba completo cuando los leí yo, o era una filtración. Pero vamos, así a priori, la misma historia desde la perspectiva de Edward me parecía tan interesante como observar el movimiento de las nubes.

      Lo del Spotify es sencillo. Solo tienes que ir a la página: http://www.spotify.com/es/ descargártelo. Y ya está. Es un programa con un estilo iTunes para escuchar música por streaming. Con su buscador, y sus listas etcétera. Todo muy intuitivo. Sino eres Premium –pagar cuota mensual- hay publicidad, pero de igual forma merece la pena, se descubre muchas música y para compartirla solo tienes que dejar el enlace. Cuando pongo un enlace, si ya tienes el programa instalado lo que hace es abrirlo y reproducir la canción, como digo todo muy intuitivo. Para mí el Spotify es uno de los grandes avances de internet.

      Me estoy quedando sin ideas o sea que sí, volaré unos días fuera de la cripta, pero de noche, que tanta luz me resulta molesta…xD

      Besos. Feliz semana.

      Eliminar
  8. Mi preferida es la de 1958. La primera (y unica) vez que dormí de un trón toda la noche, fue después de ver esa película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo sesión de sexo hardcore. Recuerdo vagamente que luego dormías como un bebe sin necesidad de pastillas ;)

      Eliminar
    2. Y con quien??? esa es la cuestión. La geografía, la geografía.

      Eliminar
  9. Vamos a ver vampirillo depravado jajaja

    Naturalmente que disculpa que estos libros estén pensados para adolescentes ¿imaginas que una niña de 12 años se pusiera morada leyendo escenas súper explícitas? ¿cuantos padres permitirían que sus hijos leyeran eso? mucho peor ¿imaginas si luego se ponen a preguntar? jajaja ni siquiera yo me entero a veces, como para ponerme a explicar:-) una cosa es ir de ultra liberal deshinibido y otra, la realidad.

    No todo el monte es orégano para según qué cabezas... a mi por ejemplo, sin ir más lejos, me hacen daño mil cosas que leo o veo, lo sé perfectamente y .... no, no porque me escandalicen en absoluto -de eso estoy más que curada- nooo ...se me incrusta todo como tornillos en la mente, incapaz de sacarme. No te voy a contar la de noches que he pasado mirando al techo por culpa del bicho de Alien por ejemplo:-) fíjate, es curioso, meencantan las películas de terror y nadie sufre más con ellas, durante y después... que yo:))

    Otra cosa es que además de eso, puede, no ¡¡seguro!! que su autora es una monja ursulina de Minnesota ( ni idea ¿eh? ;-)

    Por otro lado, lo siento, como siempre digo todo es interpretable y puede que tengas toda la razón y el personaje de Edward se reduzca a un vampiro pusilánime y virginal, yo creo que no... si fuera así, dudo mucho que me hubiera enganchado... no es eso lo que enamora de él, de hecho seguramente esa faceta suya es la que resulta más ridícula e increíble de todo su perfil. Lo que enamora de este tipo, reconociendo que es plano, obvio y lleno de tópicos, cierto, es que... ¿donde se había visto un vampiro guerreando contra sus instintos? ¿dónde una especie de James Dean con colmillos que brilla al sol? y además ¿se enamora hasta las trancas de una bicho raro débil/fuerte? fíjate, el personaje de Bella, sí que me pareció insulso y vulgar, no digamos Kristen Stewart... sólo tiene salvable el apellido:-)

    Es esta versión canalla/angelical medio súper héore, que lucha contra su propia naturaleza lo novedoso y lo que encandila de él ¿Qué lo mata? que todo está elevado a la enésima potencia, esa exageración imposible de tragar, es lo que lo mata. De hecho, no hay nada más irresistible que un canalla/ángel .. la clave está en la dosificación de ambas partes :))

    Bueno, pues esto es lo que creo fue novedoso de esa saga...de hecho True Blood, The vampires diares, Buffy y todas las secuela que han salido después son copias de esa idea, sólo que más racionales y creíbles ( en algunos casos y ...con muuuuchas comillas:-)

    Por cier, también me gusta Polanski, mucho...y eso de las cucarachas enojadas de Tarantino suena... ¡¡ irresistible también !!

    A mi también me molesta la luz, tengo los ojos claros y no la soporto, lloro a toodas horas por su culpa, pero me rechifla aunque me deje ciega perdida... otra incongruencia de las mías:))



    Y... me voy a chupar sangre por ahí, que aun no he comido y fíjate que horas ;-)

    Muaaaaaaaaakss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver María, que ser adolescente no es tener 12 años, es un lapso de tiempo que cubre hasta los diecinueve. Y lo normal es que hoy en día, a los quince años todo el mundo ya haya tenido alguna experiencia sexual. No quiero buscar estadísticas para no asustarte. Y ahora con internet, bueno, el acceso a información y sexo es algo tan sencillo que es normal que los tiempos se acorten. Por eso resulta tan ridícula esa postura con reminiscencias religiosas. Coño, ¿casarse? Venga…
      En cuanto a lo de Edward, pues tampoco invento nada, el Lestat de Anne Rice en 1976 ya es todo eso que has comentado. Inmortal, hermoso, nihilista, angustiado por su propia existencia, etcétera. Todo mucho más elaborado, más adulto, con sexo claro está y no solo heterosexual, y con mitología propia. Creo que no has captado el truco del escritor, sucede como en, pongamos un ejemplo de chascarrillo, Dirty Dancing: tipo guapo, canalla, chica más bien anodina, que poco a poco va madurando y luchando por lo que quiere hasta que consigue al protagonista. Creo que el personaje más interesante es Bella precisamente porque evoluciona, Edward simplemente hace lo que tiene que hacer. Y a veces ni siquiera eso. ¿Que no deja de ser trucos de guión para que unos y otros empaticen? Sí, pero funciona. Stephanie Meyer no innova, solo junta elementos ya existentes y les da un marcado talante romántico, sin sexo y con un lenguaje y una sintaxis lo más simple posible. Y debe, eso te lo aseguro, mucho muchísimo a la serie Buffy que es del 97 y ya tiene elementos romance vampiro-humana, hombres lobo, etcétera.
      Pero no le quitemos merito simplemente por explicar sus entelequias, lo que si te aseguro es que no va a volver a tener un éxito así en su vida, porque la pobre Meyer, de base, no es una buena escritora.
      Y nada. Besos.

      Eliminar
  10. Maldito, ¿Qué pasa, que tu de pequeño no leías El pequeño vampiro? A mí con siete u ocho años me encantaban esos libros, tenía toda la colección, además en una edición en la que tanto la portada como las páginas venían manchadas de sangre. El argumento de la colección es similar a el del resto de libros infantiles, pero cuando era pequeñita encontraba cierto morbo en el hecho de que esas historietas transcurrían en cementerios, criptas,... y algunos de los protagonistas soñasen con devorar a el niño humano.
    Besos blogger cachondo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tuve ese placer, pero recuerdo la serie, lo que sucede es que tampoco quería ser completista, solo quería referirme a esos libros o películas que recomendaría ahora a cualquiera que tenga curiosidad.
      Besitos querida nínfula, ¿has vuelto a Madrid? Que peligro tienes…xD

      Eliminar
    2. Sí, llegue ayer y estoy terriblemente deprimida. Lo bueno es que dentro de poco me vuelvo a ir, pero bueno, igualmente, es duro llegar. Pásame lo de Blancanieves, por fi, tiene pinta de ser divertido... Besitos blogger cachondo

      Eliminar
  11. Pues bien M... te diré que aun hay mucha, muchísima gente anormal... entre la que me incluyo:-)

    En lo de la perreta de casarse ... jajaja sí, ahí tienes razón, mayor patochada no la he visto en la vida... mucho más en una novela como esta. El colmo del surrealismo... lo más histriónico que he leído nunca en relación a esto... una escena que no sé si recuerdas en la que Bella se está helando y Jake la abraza para darle calor, mientras Edward, a su lado... le lee el pensamiento ¡¡pa matarlos a todos!!;-)

    También tienes razón en dos cosas más, a Meyer le sonó la flauta una vez y me temo que no va a tener más suerte y es probable también, que yo haya equivocado los tiempos...

    Pero por favor, si condenas a Edward -quizá, también tengas razón en eso- no puedes salvar a Bella, si él ya estaba inventado ... como ella, cuatrocientos mil millones:))

    Otra cosa, jamás me deprime lo que escribes. Hay muy pocas cosas que me depriman ;-) a Pink Floyd lo dejé ahí, como lo podía haber dejado veinte entradas más abajo o en cualquier otra parte, no me refería en absoluto a la letra de esa entrada, lo siento...

    Desmenuzas genial los libros, pero con el resto de los mensajes, creo que debes reorientar mejor tus antenas o tus orejas ;-)

    Muaaaaaakkss


    PD
    Ma alegro muchísimo que estés animado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD; ¿Entonces a que te referías en tu mensaje con eso de “dejarme tirada”?
      Y no puedo condenar a Bella, me gusta su personaje, me gusta mucho en el primer y en el segundo libro. Me gusta cuando besa al hombre lobo en el tercero y cuando salva el culo a todos en el cuarto. Y Kristen Stewart, no sé, será que la he visto en otras películas “Adventureland” “the runaways” y me gusta ese rollo indie, de chica callada pero con mundo interior, y pasional en la intimidad.
      Beso.

      Eliminar
  12. Yo soy muy fan de la figura del vampiro. El primer poema que escribí cuando era sólo una niña gue de temática vampira. No leí los libros del pequeño vampiro, me regalaron algunos de pequeña pero no me gustaron. Tampoco he leído los de la saga Crepúsculo, ni pienso hacerlo. Las series no voy a comentarlas, ni las he visto enteras ni boy a verlas, soy muy poco constante. Respecto a las películas coincido contigo en las que he visto y las que no me las apunto.

    Pero yo quería hablarte de la literatura. En primer lugar, quería preguntarte si tienes en formato físico esos libros que mencionas en un solo párrafo (de Dumas, Gautier y demás), porque salvo Carmilla, que sí lo tengo, de los demás sólo he leído fragmentos en una Antología del Vampiro que tengo, y no he conseguido las obras individuales completas. Me encantaría leer Varney el Vampiro, por ejemplo, o La Dama Pálida.

    En segundo lugar, quería dejarte algún título más. "El Diario Secreto de Laszlo, Conde Drácula", de Roderick Anscombe. Es un libro con el que di casualmente en una feria del libro antiguo, y me sorprendió. Si lo lees me gustaría que me comentaras algo.

    Leí las "Crónicas de los inmortales" de Wolfgang Hohlbein también y, si bien no recuerdo demasiado de ellos -pues los leí o, más bien, devoré hace bastante tiempo-, sé que me hice con todos los libros (creo que eran 4) y los disfruté, por lo que creo que puedo recomendártelos si te gusta la temática vampírica.

    Ahora mismo no recuerdo más libros que no hayas mencionado ya, si me acuerdo cuando vuelva a casa en agosto echaré un vistazo a mis estanterías por si me he dejado algo digno de mención. Sé que tengo libros como "La condesa sangrienta", de Alejandra Pizarnik, que aún no he leído y por ello no te recomiendo todavía, o "La historiadora", de Elizabeth Kostova, que tampoco me he animado a leer aún. Soy de lectura caprichosa, tiene que apetecerme leer un libro en un momento dado, sin forzar xD En fin...

    En cualquier caso, ha sido muy agradable leer esta entrada, el vampirismo me fascina desde que tengo memoria. Hacía mucho que no entraba en blog alguno y ésta es la única entrada que he leído en un momento de ocio. Así que gracias.

    ResponderEliminar
  13. Oh, y saco un cartelito con un diez para "Let the right one in". Jamás hubiera esperado encontrarme algo así de gestación contemporánea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apunto tus recomendaciones. Aunque si te soy sincero hace años que he perdido la esperanza con la literatura de vampiros, lo más cercano a algo decente fue Anne Rice. Tengo como tú alguna antología de relatos sobre vampiros. Bastantes de hecho, pero los que menciono en ese párrafo los leí en la biblioteca. Pero ahora es todo más fácil y seguramente están escaneados y en formato doc en cualquier parte.
      Me alegra que te haya gustado el post, a mí el tema me entusiasmo muchísimo de adolescente, de hecho tengo relatos de aquella época e incluso cree una mailing list para intercambiar material y opiniones. Locuras.
      Un besazo guapa.

      Eliminar