lunes, 3 de febrero de 2014

La vida es un sinsentido de dolorosa reverberación. Existen pollas hemipléjicas, cunas bendecidas por los insectos y amores reales… frustrados.

El insomnio viste las paredes de mi cerebro con la forma de caballos alucinados. El alcohol daña mis prisiones y transforma el teclado en un tobogán de cuchillas que lubrica mis dedos con sus enseñanzas. Heme aquí crucificado en la menstruación del tiempo. Divagando sobre guerras de espejismos, faldas que ocultan paraísos y pelusas ejecutadas por letreros de neón. Sin destellos de riesgo. Envuelto en una pestilente anhedonia. En la degradación banal de los días intolerables. Sin alas. Dislocada la cordura. Continente de un alma frígida que no entiende de mapas ajenos.

Sólo sé violar la poesía. Utilizar el poema como orfanato. Abrir su coñito de palabras y denigrar su humedad con mi hambre capitalista, con mi artimaña pegajosa. Y la fuerzo a hacer cosas abominables. Y llora, pide clemencia. Pero no cedo. Soy un sádico. Un pintor obsesionado con buscar el color exacto de la hemorragia, del dolor, de la desazón. Y la musa clama venganza, abre las espitas de gas y saca otra botella de vino barato. Y a las cinco de la madrugada empieza a follarme con una mezcla de asco y dulzura exigente. Tatúa mi piel con hambre de patíbulo y me escupe a los ojos.

Cuando todo termina observo de cerca, muy de cerca, la palabra amor
Y descubro que tiene los ojos azules
Y es así
Como tus ojos
Se convierten
En mi palabra favorita.

Follarte sólo con palabras no es tan divertido, pero aun así…

Eres mi niña herida de invierno pornográfico
La que impide que me ahorque en la viga del poema
La que abraza mi beso con su perfume de laberinto
La felicidad extraña que se accidenta en mitad de mi pecho
El ánfora de viento con nombre de espejo
Una calesa naufragando en la noche
Un árbol repleto de pájaros azules que cantan el idioma de las metáforas imposibles.

Soñé que me follaba tu mar azul detrás de los relojes
Y que tú sonreías en un eclipse sin arrugas
Llámame loco
Pero sigo corrigiendo tus poemas…

2 + 2 = 5 by Radiohead on Grooveshark