viernes, 5 de octubre de 2012

La chica del abrigo rojo. (Segunda parte) (Leed antes la primera parte)

Las voces solo son elipsis de conciencia, como este humo que invade la habitación a su antojo, difuminando la oscuridad, intentando frenar el temblor de manos de tu ausencia. Empiezo a comprender que por mucho que corra sin mirar atrás, hasta quedarme sin aliento, no podré olvidar. El monstruo seguirá ahí, sangrándome la respiración, viciando el aire con gritos entumecidos. Arrojo el teclado al suelo, una voz masculina grita de frustración. No, dejemos de escribir, ¿para qué forzar la transcripción de pensamientos? Solo consigo algo inocuo, sin sentimiento, impermeable al sentido que quiero darle, cenizas de ideas como uróboros fagocitándose, como intentar sumergirme en la espuma de la soledad y solo conseguir atragantarme, sin ni siquiera astillar el hueso. La putrefacción de cada metáfora solo agrava las distancias.

Pero los recuerdos me sobrevienen, como pequeñas explosiones en el campo de minas de mi cerebro, mezclando los quizás con los ojalá. Una parodia de la realidad. Eso éramos tú y yo. Solo carne abierta deslizándose por las sabanas. Aguja e hilo. Haikus demasiado largos. Sentimientos arrugados que lanzábamos contra una papelera enfebrecida, como la sombra alargada y deforme de las tardes de verano que representaba el desecho de una foto antigua, de un sentimiento antiguo, cuando aún éramos nosotros, bucólicos y entumecidos.


Y a pesar de todo sigo anhelando perderme en tu piel, lamer tus huesos, vivir de nuevo el accidente, la lluvia escurriéndose por el cristal empañado por las embestidas, tu pie en mi mejilla, tus hilos arañando mis muñecas, abriéndome de piernas, haciéndome bailar toda la noche.

Entonces me fijo en el suelo. Hay un reguero de sangre, gotitas aquí y allá recorriendo todo el pasillo, como la evidencia de un crimen. Me levanto asustada sin ser consciente de lo que sucede, me quito el camisón, me arrodillo y empiezo a limpiarlo. Pero resulta absurdo, cuanto más me esfuerzo en limpiar más sangre aparece por todas partes. Tardo en darme cuenta que son mis propios brazos los que gotean. Me rindo. Estoy agotada. Me dejo caer como un parasito sobre las baldosas frías, empapándome de la vida que huye de mi cuerpo, deshilachándose lentamente del fluir del tiempo, de mi existencia.

La voz más desagradable despierta en mi cabeza, es la de mi madre, suena como unas uñas deslizándose por la pizarra. Me increpa que me levante, que estoy manchando todo, que soy una guarra y una puta. Me incorporo. Voy dando tumbos hasta el baño. Eludo el espejo. Todo palpita, me siento mareada. Abro el grifo de la bañera y me meto dentro. El agua empieza a caer sobre mi piel ensuciándose con mi sangre. No hay banda sonora, solo frío y temblores. Cada vez me siento más pequeña, el griterío insoportable de mi cabeza va desvaneciéndose poco a poco, la bañera abarca todo mi mundo.
Después de un tiempo inconexo dejo de arder, ensayo una sonrisa justo antes de caer, de ser arrastrada junto al agua por el sumidero.

**
Ahora, semanas después, he vuelto aquí, al infierno de batas blancas, charlas en círculo, pastillas y ojos opacos. Por eso, cuando estoy sola en mi despacho, miro al espejo y vomito todas mis quejas, la frustración, pidiendo algo de paz, de libertad. Pero las voces siempre me contestan: “No podemos dejarte morir todavía, hay mucho trabajo que hacer. Necesitamos un ejército”
Suspiro. Y por un instante pienso en él. Pero ahora solo hay odio. Que muera también. Hay que seguir con el plan. Es lo único que tiene sentido.

El alzamiento está cerca.

***Epílogo***

Médico: “Hola, bienvenidos a “Segunda Oportunidad”, la mejor clínica psiquiátrica del país. Pasen por aquí por favor. Como ya saben toda el mérito del programa es gracias a la Doctora Isabel Sierra, ella fue la que fundó esta institución privada con su propio dinero hace ya casi diez años. Ahora la vamos a conocer. Es alguien impresionante, una benefactora de la humanidad, ha conseguido progresos increíbles con pacientes crónicos que habían sido desahuciados de las demás instituciones. Tendrán que perdonar mi efusividad, pero como compañero de profesión solo puedo dar las gracias por tenerla cerca y aprender de sus métodos. ¿Esas noticias de hace un par de semanas? Rumores sin fundamento, se lo puedo asegurar, simplemente se tomó unas vacaciones. Hay mucha gente que está interesada en contar con ustedes como inversores y son capaces de todo para ello. Les puedo asegurar que ella es un ejemplo para todos de entereza y serenidad, y aquí, entre estos muros, estos rasgos son imprescindibles para nuestro trabajo. Y para el resultado final. Bueno, ya estamos aquí, ahí está su despacho. Un momento por favor…”

cause of death suicide (club edit) by Suicide Commando on Grooveshark

34 comentarios:

  1. Tuve que leer los dos partes pues llegue tarde.
    Realmente estupendo, has descrito la psicosis desde otro lado, con detalles impresionantes que atrapan en cada frase y le has dado un final sorprendente, nunca lo imagine. Iba tejiendo hipótesis mientras devoraba los textos...
    Felicitaciones!!! muy buen trabajo.
    Cariños...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu tiempo.
      Sí, el final aporta un poco de gracia al relato.
      Besos bella dama.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A mí a veces me gusta más tu música, puedo comprenderte…xD
      Besos querida Loba.

      Eliminar
  3. Ojalá todo fuese verdad. Pero la soledad dice mentiras que no se si creerme. Las sonrisas amables con rocas a las que me aferro para no caer. Oh. Y qué gano entendiendo. Si al oscuridad es lo único vivo dentro de mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya comentario-poesía. Quizás sea verdad y el apocalipsis esté más cerca de lo que creemos. Y quizás el alzamiento encuentre más apoyos fuera de esos muros, que dentro.
      En cualquier caso, ¡que dulces mentiras las que desgrana la soledad!”
      Besos.

      Eliminar
  4. Joder. Menudo ejército.
    La música le va perfecta al texto, como un guante.
    El texto... Genial. Me gusta el giro final. Me encantan las sorpresas.
    Ha valido la pena esperar. Qué posts más cojonudos!
    Besos eternos e infinitos, decadente querido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La música EBM, y más a ciertas horas de la noche, inspira escenarios inquietantes. Y la letras de Suicide Comando más todavía.
      A mí también me gustan las sorpresas ;)
      Sino recuerdo mal tardé un par de noches, porque se me ocurrió ese giro del final y tuve que rescribirlo todo de nuevo.
      Ja, ja. Besos eternos e infinitos también para ti pequeña náyade.

      Eliminar
  5. Me gustan... aunque la segunda es... no sé, quizá el tema del suicidio me parece más "normal", más utilizado.
    En la primera ha llegado usted a una profundidad... me ha inquietado. Mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene razón, pero me apetecía introducir ciertas frases, como lo de quedarse helada encima del suelo, disgregarse de vida por el sumidero, la voz de su madre, la escena de un asesinato. Pero bueno, inquietarla con una de dos es un buen promedio.
      Besos.

      Eliminar
  6. Me he situado con los dos relatos en la segunda guerra mundial. Llámame loca pero una psicopedagoga y amiga me dijo que mis abuelos maternos que nunca conocimos venían de Alemania y que fueron perseguidos en la segunda guerra mundial (cosas de constelaciones familiares). Por eso rápidamente he buscado ese nombre: Isabel Sierra, y es escritora y tiene libros de la segunda guerra mundial. Si tu relato está inspirado en alguno de sus libros le agradecería a usted que me dijese su título. Porque me he dado cuenta de que sí, puede ser, puede que yo sea judía o quien sabe qué coño soy, pero me gusta tu relato. Los dos. Hermoso por complicado por poco evidente por bien narrado. Porque me arrastra no sé dónde. Sepa usted que he captado al instante ese sentimiento que se cuela por el fondo de sus letras y de mi pensamiento. Porque los sentimientos se heredan hasta la segunda generación. Hay estudios que lo avalan. Es mi interpretación, por supuesto, ya sabes, los relatos ya no son tuyos...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja. Bueno, es halagador que te hayas tomado la molestia de mirar el nombre en google, pero no, Isabel Serra solo existe en mi mente, o en mis palabras si lo prefieres.
      Sí, acepto que los relatos ya no son míos, y que por supuesto cualquier interpretación es la adecuada. Lo de heredar sentimientos o destinos, ya sabe que no estoy demasiado de acuerdo, ya trasegamos con nuestros propios infiernos personales y lastres genéticos, como para encimar añadir eso, ya tenemos demasiadas voces contemporáneas en nuestra cabeza.
      Un beso a las tres.

      Eliminar
  7. ¿Soy lo que soy o lo que imagino ser a merced de unos supuestos de sufrimiento heredados?
    A- Soy lo que soy
    B- Soy lo que imagino ser...
    C- N/C

    Por favor, rellene adecuadamente el cuestionario, si no deberá pasar por nuestras sucursales de reprogramacion de la Doctora Isabel Sierra.

    Con la que esta cayendo, tener un buen puñado de acciones de la clínica psiquiatra esa, reduciría considerablemente mi trastorno. XD

    Buenisimo el relato, me gustan tus ejercicios de transformismo, cuando entreveras percepciones, emociones y piruetas poéticas con una denuncia velada. Entre todos lo mataron y el sólito se murió, esto viene a cuento de los males de abrigo rojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad nuestra mente es una mezcla de ambas cosas, de lo que somos y de lo que creemos ser. Y quizás también de lo que los demás nos hacen ser con su interacción.
      ¿Qué es la locura, por qué se produce? ¿Qué diferencia hay entre locura y genialidad, entre extravagancia e inadaptación?
      Las chicas con un abrigo rojo son un fetiche personal.
      Gracias por tus palabras y tomarte el tiempo de leerlo.

      Eliminar
  8. Me quedo con la primera...indaga mucho más y resulta tremendamente sincera.
    Esto literariamente hablando.
    En cuanto a lo que provoca... siento flaquear mis piernas al imaginarla.. pena y desazón

    Ufffff!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, esta es mucho más compleja de leer,y hoy la mnete no m eda para mucho,la tendré que leer otro día, R..., de todas maneras siento que todavía te dura la inspiración, lo que no se si es esta estás algo más alegre o no, quizás , no lo sé.

      Otro día la leeré.

      besos.

      Eliminar
    2. Daltvilla:
      Sí, quizás la primera es más poética.
      Soy un provocador, literariamente hablando, o sea que gracias, objetivo cumplido.
      Besos.

      Amapola Azzul:
      Que graciosa. Vuelve cuando quieras, las palabras siempre tendrán tiempo para ti.
      No estaba especialmente alegre cuando escribí esto, pero gracias por el interés. Inspiración. Sí, bueno, algo queda, pero la estoy utilizando en otra parte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Espero mantener su curiosidad más tiempo.
      Abrazo.

      Eliminar
  10. Inquietante sin duda....!!!!!!


    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo he sido un mero instrumento de las voces de mi cabeza. Sobre todo de las que más gritan.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Habría que saber cuál de las voces lleva la voz cantante, y por qué se impuso a las demás.
    A lo mejor él no sea tan culpable como se nos pinta. O ella no esté loca, sólo el reflejo que devuelve su espejo.

    Me gustó el conjunto, la unión de sensaciones y lokuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás en otros post se resuelvan alguno de esos misterios.
      Él representa la última esperanza de redención, de intentar llevar otro tipo de vida, luchar contra las voces; no es “malo” o “culpable” simplemente es alguien normal a quien la relación le supera.
      Ella está totalmente loca.
      Me alegro que te haya gustado. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Has escrito con un realismo impresionante, impactante.. muy logrado. Cuando se liberan los pensamientos mas profundos o reprimidos, aquellos que se encuentran latentes a la espera de una válvula de escape que les permita salir, aflora ese punto de locura que en mayor o menor medida todos tenemos. Hacerlo de vez en cuando, y en contra de lo que pudiera parecer, lo creo de lo mas saludable.
    Un beso y un queso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Ha habido muchos escritores y artistas famosos que han recurrido a las drogas y el alcohol para intentar reflejar todo ese subconsciente del que hablas. Escribir siempre es liberador. Y sí, bendita locura, que aburridos y grises seríamos sin ella.
      Me quedo con el beso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Es impactante, los pensamientos profundos descritos en forma impresionante, la locura que todos resguardamos en algún momento en nuestro interior, algunos mas aguda, otros menos, me dejas asombrada.

    Besos Rorschach

    ResponderEliminar
  14. Respuestas
    1. Gracias por tus palabras querida calmA.
      Me alegra que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Supongo que hay que conseguir un ejército de médicos locos, que son los únicos que pueden entender a los enfermos psiquiátricos y al mismo tiempo hacer una buena sanidad privada jajjaja. Besos de una colega de la prota, que pide trabajo en el centro, siempre que las voces se lo permitan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted siempre tendrá trabajo, siempre y cuando secunde el alzamiento, tenga más de dos voces en su cabeza, y disponga de alguna carta de recomendación de algún loco famoso.
      Besos.

      Eliminar
  16. ¿Estoy encerrada aquí contigo? Menos mal xD No quiero perderte la pista...
    :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estamos encerrados. Pero tu habitación da al mar. Y por la noche nuestras muñecas juegan a la ruleta rusa.
      Creo que es un buen sitio, siempre hay gente interesante, nunca te sientes solo, y nos dan drogas todos los días, ¿qué más podríamos pedir? xD
      Besos nínfula.

      Eliminar
  17. ostras. ostrasostrasostras.
    magistral, buuuuuf *-*

    ResponderEliminar