viernes, 18 de enero de 2013

Una nueva clase social: los precarios.

Barcenas, el tesorero del PP desde 1987, al parecer distribuía cada mes sobres con cantidades entre 5.000 y 15.000 euros a secretarios ejecutivos, cargos públicos y otros miembros del PP con dinero negro procedente de constructoras, empresas de seguridad y donaciones. No fue hasta 2009 que María Dolores de Cospedal, a instancias de Mariano Rajoy, decidió acabar con esta práctica, por lo cual los pagos se realizaron con Hernández Mancha, Fraga, Aznar y Rajoy al frente del partido.

Todo esto se descubrió porque una vez imputado en el caso Gürtel liquidó –que se sepa hasta ahora- una cuenta en Suiza de 22 millones de euros. El diario El Mundo también asegura que, aparte de conservar una sala de trabajo en Génova donde se personaba cuando quería, amenazó con revelar estos pagos si el PP no le ayudaba a eludir las consecuencias penales de su imputación.
Por otro lado su abogado asegura que se ha acogido a la amnistía fiscal propuesta por Montoro, lo cual ya sería de una connivencia brutal.

Y luego, aquí en Madrid, tenemos a la incompetente de Ana Botella, ya sabemos como funciona como político y como persona, solo hay que recordar su viaje a un spa de lujo en Portugal después de lo ocurrido en el Madrid Arena.
Y luego lo de Ignacio González y su famoso ático de 770.000€ en Marbella, el SUP (Sindicato Unificado de Policía) le investiga, hay denuncias, ¿y qué sucede? que los dos comisarios encargados de la investigación son cesados. Él insiste en que simplemente lo alquila y que ha sido victima de una investigación ilegal. Sin embargo la policía sigue investigando, hay otra denuncia con más calado público, y ahora dice que lo ha comprado en diciembre. Trapicheos mal gestionados.
Euro por receta, totalmente inconstitucional, ya se ha visto en Barcelona, privatización de hospitales, mala gestión, etcétera, etcétera.

Pero cuidado con ir a las manifestaciones, como la que hay en Génova desde las 19:00, porque los policías, esos que se deberían encargar de vuestra seguridad, lo que hacen es grabar a los manifestantes e identificarlos, para que sus multas paguen el ático de nuestro querido Ignacio, que ahora, por fin, tendrá que declarar a Hacienda.

Espero que todo esto lo recordemos cuando lleguen las elecciones, y podamos acabar ya con este nauseabundo bipartidismo. Según unas encuestas realizadas hace una semana los dos grandes partidos PP y PSOE ahora están alrededor del 55% de intención de voto, por lo tanto el bipartidismo ha perdido 18 puntos solo en un año. Los siguientes partidos serían Izquierda Unida y UPyD; de producirse elecciones hoy doblarían el resultado de Noviembre de 2011. En el caso de IU, según Metroscopia, sacaría el 15,6% (que sin cambiar la injusta ley electoral podría sobrepasar los 30 diputados, hoy tiene 11), mientras que UPyD obtendría un 10,1 (que podría suponerle unos 20 diputados, hoy tiene 5).
A mí UPyD ideológicamente no me convencen en absoluto, pero IU si me parece una alternativa real, y sino estuviera Cayo Lara más todavía.

¿El resumen? País de resignados, de mini jobs dentro de poco, de clase social precaria, de privatizaciones de bienes de primera necesidad, como la sanidad, como el agua, la educación, de abuelos sin servicios de urgencias en algunas zonas, sin una jubilación digna y tranquila. Bienvenidos por tanto a España, colonia alemana de caciques.

Cerebros destruidos by Eskorbuto on Grooveshark