sábado, 19 de enero de 2013

Eyaculación precoz.

Observé anonadado mi cuenta bancaria:
un recibo de la luz de cien euros
viviendo solo
claro, tendría que haber usado mantas y velas, pasar algo de frío
economía de guerra
había vivido en diciembre por encima de mis posibilidades.

De todas modos, que cosa más vulgar hablar de facturas en un lugar así
mejor describir las mariposas descalzas que esconden tus ojos
¿Qué rima con relámpagos y postales?

Pero me constaba continuar, como si fuera un proxeneta con mis palabras
y las enviase una y otra vez a la misma esquina a prostituirse.

Y sin que pudiera evitarlo crecía la sensación de despojo y mortaja
era un globo de sudor frío elevándose hacía un cielo de cemento
como si Dios –en caso de existir- hubiera chapoteado en el barro de mi cerebro
llenándolo de bilis negra, spleen, acedia, ennui, insalubre melancolía.

Sentía al universo acechar, como un animal rabioso
la sombra etílica conteniéndome e ignorándome a la vez
el estertor de mi alma fláccida henchida de soledad.

Y entonces dos venas de mi muñeca se colgaron
en protesta por toda una vida desaprovechada.
Y yo intentaba explicarles a las demás, con ojos de otoño
que mi locura no tenía vistas al mar
que a mí tampoco me gustaba este accidente de carne.

Pero ninguna me escuchaba.

La única compañia era el neón del prostíbulo iluminándome con sus vivos colores
mientras notaba como el reloj gritaba enloquecido, riéndose de mí, de todos nosotros.
Y quise matarle, ahogarle con mis propias manos
pero el cabrón empezó a derretirse en una sangría de segundos, minutos, horas
que hizo hervir mi sangre y fundir mis huesos.

No había esperanza.

Y fue en ese momento cuando la belleza, prejuicio del amor
entró en mi habitación como un amanecer inesperado
eras tú, Alicia, amante de las ventanas abiertas
la que mordía retazos de realidad y los masturbaba ante su espejo de escarcha
la que robaba ropa de los tendederos las noches astilladas de estrellas.

¿Eras solo un manantial de sueños? ¿Querías beber o follar?

House Of The Rising Sun (Mackenzie Home Tapes) by Bob Dylan on Grooveshark