miércoles, 2 de marzo de 2011

Masoquismo y falta de dignidad.

Enhebro calientes agujas de esperma mientras... guardas mi desgarbado amor en tu bolso, me quedo solo con el reloj contando muertos con su tic-tac, gradas llenas de zombies que buscan un vencedor, números que merecen la fosa común, polvo de esperanza en jaulas de cemento, ojos oliendo a cruz quemada sin resurrección, ese surco de sangre que deja la tos de mis palabras, muletas de espaldas con forma de adiós, corona de vino secándose al fin en esta ensoñación de frenopático, con las paredes resbalando como orugas en cuchillas afiladas, el perro despedazando esa vieja muñeca de trapo que es mi alma. Las palabras bonitas, como las mujeres, se arrugan y mueren al fin.

***
Tú, si tú, el corazón apenas me molesta pero tu lascivia esta dañando otra parte. Soy un ser lleno de sentimientos -todos referidos a ti. Llámame cuando quieras darme un beso de amiga y hablar… sólo hablar. Suelen ser los mejores preliminares.

Ahora estoy practicando delante del espejo como decirte que no. Resultará difícil que lo consiga, eres irresistible. Un beso.
Y escribe algo, lo que sea, que me siento culpable... hay muchas formas de decir las cosas, no lo olvides querida Gretel...-espero que te guste la canción.

You're the First, the Last, My Everything by Barry White on Grooveshark