jueves, 14 de febrero de 2013

Escribir para hacer del fracaso un lugar habitable.

Quizás estoy loca
mi corazón es una ciudad sin luz
una diáspora de recuerdos malditos
no quiero herirte, pero al final lo haré
sacarás toda la toxicidad de mi interior
y nos mataremos violentamente
pero a pesar de eso, quiero recordar el mar, los momentos bellos
aunque sea reconstruyendo las ruinas de nuestras guerras.

Pero tú te pones los guantes, me sacas a bailar a la luz de las velas
toda la noche orquestada, sin imprevistos
como en una película, a la vez vulgar y artificiosa

(y yo pienso en cruces ardiendo en bolsas de basura
en esa sensación de que el tiempo nace torcido
y la necesidad de clavar los sentimientos bien alto en la pared
para que los besos no se ahoguen con el olor a cerrado)

No quieres subir, es un poco tarde y mañana tienes que madrugar
y juro que te odio, odio tu espalda
como poco a poco te vas haciendo más pequeño mientras te alejas

¿te he pedido ser tu princesa?
yo solo quiero aullar a la luna rosa
quiero que me desgarres, que me sodomices con violencia
que me folles rápido y duro, que te aproveches de mí sin hacer preguntas
que destroces este traje de mujer, contenedor de culpas y cicatrices,
y desvirgues el sentimiento

quiero que me provoques animalidad, quiero estrangular tu polla
quiero matar tu semilla en ese cielo azuloscurocasinegro que tanto te asusta
quiero mojar tus palabras en mi sexo abierto, aunque luego sepan amargas
quiero fugarme en el abrazo líquido de tu lengua, que limpies mis huesos de nieve sucia
quiero olvidarme del ruido de la vida, de las goteras de sangre
quiero que nuestro pútrido amor se refleje en un romántico charco de semen.

Esa si que sería una noche especial de San Valentín… estúpido gilipollas.

She's Wild by end of green on Grooveshark