viernes, 26 de octubre de 2012

Charles Bukowski Guía Audiovisual (II)

En 1985, Barbet Schroeder consiguió convencer a Bukowski para hacer el guión de Barfly, una película basada en su vida. Pero faltaba dinero, hubo muchos problemas –todos se reflejan en su libro “Hollywood”- y para ayudar con la financiación fue con su equipo de grabación a casa de Buk durante unos meses a rodar un documental sobre él. Grabaron más de sesenta y cuatro hora de conversación.

La dinámica era sencilla, cámara en primera persona, un pequeño comentario que daba pie a Bukowski a hablar durante unos minutos sobre un tema concreto o algún episodio de su vida. El resultado fueron cincuenta y dos pequeños monólogos independientes que no esconden grandes secretos para el que conoce su obra, casi siempre autobiográfica, pero que al ser contados directamente por él, sin mediación del papel, resultan más cercanos, más ricos en matices.

El poeta nos habla desde su habitual misantropía de los malos tratos que sufrió en su infancia, de su solitaria adolescencia, de su vida como vagabundo, de sus múltiples trabajos o de sus peleas, cuenta anécdotas, filosofa, divaga e incluso lee alguno de sus poemas. Pero de lo que nos habla sobre todo es de alcohol, mujeres y el proceso creativo. En los escasos capítulos que no consisten en un plano medio o un primer plano de Bukowski hablando y dando largos tragos de vino o cerveza, visitamos junto a él los diferentes escenarios de Los Ángeles en los que transcurrió su vida.

Otro excelente documental para conocer un poco mejor a este gran escritor y poeta.