miércoles, 4 de mayo de 2011

Un coño nunca miente.

Laura: Eres el escroto más triste que he conocido en mi vida.
Rorschach: estoy cansado de ser el papel higiénico de perturbadas emocionales.
Laura: Un coño nunca miente.
Rorschach: Todo el mundo miente, aunque siempre me he preguntado como sería comértelo por primera vez.
Laura: Te enamoras con demasiada facilidad.
Rorschach: ¿No podríamos tener un polvo romántico?
Laura: Estoy enamorada de otro.
Rorschach: Werther nunca me resultó demasiado atrayente pero mi dependencia me descubre nuevas simas.
Laura: Eres un alma desfondada. Tu risa de mutilado me pone cachonda. Quizás tengas una oportunidad hoy. Pero mañana te despedazaré sin que puedas oponer resistencia.
Rorschach: Qué suene mi marcha fúnebre. Bailemos un tango. Bebamos el vino y juguemos con dados trucados.
Laura: No es una distopía romántica. Carne buscando carne. Mi coño empapado. Un poco de mierda interpersonal intentando ser transcendental.
Rorschach: ¿Entonces me quieres…?.
Laura: (Suspiras. Apartas un instante la mirada. Respondes con ese matiz en la voz que tan bien conozco.) Te quiero. Aunque te provoque daño. Aunque sólo sea el deseo de una niña consentida. Necesito verme reflejada en tus ojos. Tan perfecta. Tan especial. Tan deseada. Dejemos los juegos. Por favor: ven conmigo.

Te abrazo con fuerza. Beso el precipicio de tus labios de frambuesa. Temo decir esas dos palabras que arden en mi garganta. De pronto un pitido insoportable rompe la escena. Todo alrededor empieza a desdibujarse. Nos rodea un vacío blanco y nebuloso. Intento sujetarte pero empiezas a desaparecer. Nos despedimos con los ojos desbordados por la pena.

Despierto en mi cama. Me noto congestionado, con la cara húmeda. Miro a mi alrededor todavía desorientado. El sonido impertinente viene del móvil. Al mirar la pantalla... eres tú. Tú, siempre tú. Después de tres meses sin saber nada apareces de madrugada...


Lo apago e intento volver a dormir.


Con las ganas by Zahara on Grooveshark