martes, 25 de enero de 2011

Saldremos de la cama disconformes y apagados sin saber porque no ha funcionado.

Joder, las confusiones del cuerpo son inexplicables, ahora tengo insomnio. No me produce placer golpearme la cabeza contra las paredes acolchadas recordando sus ojos color miel, esos ojos que violaban con la mirada.

Todos moriremos tarde o temprano. Algunos ya están muertos. Y el sudor del miedo huele distinto.

No quiero mantener una sonrisa boba ante tanto horror, no quiero usar términos políticamente correctos pero literariamente castrantes, no quiero ser un estereotipo, no quiero creer en esa jodida chorrada de la belleza interior, como sino fuéramos carne que atrae a carne, como sino hubiera más de una belleza global que atrape nuestros sentidos, como si las carencias de los cuerpos no pudieran ser compensadas y hubiera que aceptarlas sin mas, no quiero creer en supersticiones entupidas, en vínculos artificiales, no quiero comprarme un piso, fundar una familia y engordar mientras veo a una pandilla de oligofrénicos dar patadas a un balón, no quiero tener éxito o ser ambicioso si eso implica no tener tiempo para pasear, leer o para perderme en divagaciones metafísicas, no quiero acostarme pronto para levantarme pronto, no quiero casarme con mi mejor amiga ni divorciarme de mi peor enemiga.

A mí lo único que me interesa son los detalles de tu cuerpo, como se crispa cuando te penetro, como cambia tu expresión cuando me tienes en la boca, como te muerdes los labios cuando te corres. Sólo me interesa cobijarme en tu alma y esconderme allí toda la noche.

Where Is My Mind ? by Pixies on Grooveshark