domingo, 18 de octubre de 2015

Mis doce películas favoritas sobre viajes en el tiempo.

El tiempo en sus manos  (1960) 
La primera gran adaptación de esa obra maestra de la literatura que sentó las bases del género. “El tiempo en sus manos” (“The time machine”) adapta “La máquina del tiempo”, de Wells, en la historia que ya muchos conocemos: a finales del siglo XIX, un científico inventa una máquina que le permite viajar a través del tiempo. Dispuesto a sondear los límites del futuro, alcanza un remoto año 802.701, donde la Humanidad ha evolucionado en dos especies diferentes; los Eloi, dóciles y ociosos, casi niños, y los Morlocks, criaturas caníbales de los subterráneos. En 2002 hubo otra adaptación moderna de “La máquina del tiempo“, pero ésta es mejor.


Saga Regreso al futuro (1985-1990)
Podría mencionar “Terminator” o “El planeta de los simios”, pero para mí la mejor saga sobre viajes en el tiempo siempre será “Regreso al futuro”. Icónica, innovadora, graciosa, inmensa, maravillosa… está repleta de frases, personajes, ideas y conceptos que han pasado a la historia como su máquina del tiempo: Un Delorean que funciona gracias al “Condensador de Fluzo”. Esta es sin duda la referencia global más extendida y compartida en nuestro siglo sobre viajes en el tiempo. Primera parte soberbia, con una continuación no tan brillante, pero muy correcta en su análisis de los cambios de la línea temporal (mítico almanaque deportivo) y una tercera más floja que simplemente ofrece un cambio de escenario y la posibilidad de contar una historia del oeste con protagonistas del presente. Y por supuesto dos de los personajes más emblemáticos del cine, el científico Doc (Christopher Lloyd) y el muchacho Marty McFly (Michael J. Fox). Un hito del mágico cine de los ochenta.


Atrapado en el tiempo (1993)
Phil Connors (Bill Murray en estado de gracia), un arrogante hombre del tiempo, se encuentra, sin saber por qué, reviviendo una y otra vez el mismo día de su vida, sin que nadie más lo note y sin que pueda hacer nada para escaparse, ni tan siquiera morir. Dirigida por Harold Ramis (uno de los Cazafantasmas con cameo en la película) es divertida, simpática, romántica, moralista, obra maestra inigualable. En la película están representados 38 días, el director calculó que entre tiempo perdido y redención final –aprender a tocar el piano, francés, hacer estatuas de hielo, memorizar todos los sucesos del pueblo, etcétera- el bucle duró más de treinta años.
Un corto de 1990 llamado 12:01 PM se considera como predecesor, así como la versión en largometraje del mismo título, de 1993.


12 monos  (1995)
Otra de los grandes hitos del cine de los viajes en el tiempo. Basada en el mediometraje francés “La Jetée”, de 1962, “12 monos” nos sitúa en un futuro año 2035 en donde un virus asesino ha matado a millones de personas en todo el mundo, y donde las que sobreviven se esconden en comunidades subterráneas. James Cole (Bruce Willis) se presenta voluntario para viajar al pasado y conseguir una muestra del virus con el que elaborar un antídoto. Durante su viaje una bella psiquiatra y un enfermo mental llamado Jeffrey Goines le ayudarán a encontrar al legendario grupo conocido como “Ejército de los 12 monos”, con el que se vincula al comienzo del virus. Brad Pitt consiguió una nominación al Óscar


Donnie Darko (2001)
Donnie Darko” es una compleja, extraña, intelectual y excepcional película independiente que si bien no supuso un éxito en taquilla, sí lo fue después, convirtiéndose en una pequeña película de culto. Aquí, la paradoja de los viajes en el tiempo se escenifica en el personaje del adolescente Donnie, a quien un conejo de tamaño humano y aspecto demoníaco llamado Frank salva de la muerte y le avisa de que el mundo va a acabarse, exactamente, en 28 días, 6 horas, 42 minutos y 12 segundos. Comienza entonces una cadena de eventos espacio-temporales que llevarán a una paradoja final algo compleja en su ejecución. La versión del director es mucho más clara en sus incógnitas, cualquiera de las dos tiene una banda sonora excepcional. El director no ha vuelto a repetir su epifanía. Nunca veáis la segunda parte.


El efecto mariposa  (2004)
La conocida como teoría del efecto mariposa tiene su origen en los estudios sobre variabilidad ambiental que desarrolló el meteorólogo Edward Lorenz, quien en 1960 llegó a la conclusión de que era imposible encontrar una ecuación que pudiera predecir el clima con total seguridad debido a la existencia de innumerables variables. Más adelante serían los teóricos del caos y demás frikis los que la adaptaran a otros ámbitos, como el de los viajes en el tiempo. Por ejemplo, fue James Gleick quien, en 1988, publicó "Caos, la creación de una ciencia", donde se encuentra la tan recurrida cita que dice: "Si agita hoy, con su aleteo, el aire en Pekín, una mariposa puede modificar los sistemas climáticos de Nueva York el mes que viene".

Supuso el mejor papel de Ashton Kutcher y la película más lograda de toda su filmografía –permitidme el sarcasmo. Kutcher interpreta a un joven que trata de superar los sucesos traumáticos de su vida y que acabará descubriendo un método para volver al pasado, ocupar su cuerpo de niño y cambiar toda su vida. Pronto descubrirá que cada pequeño cambio en su historia tendrá complicadas e inesperadas consecuencias en el futuro. Interesante y amena, esta película es de las pocas que nos plantean que el método de viaje en el tiempo es una capacitación genética. Como en Frequency y en Looper, los cambios en la historia provocan nuevos recuerdos en el crononauta, que se solapan con los que ya tenía. Hubo dos partes más, pero son basura.

Como detalle adicional hay tres finales alternativos SPOILER SPOILER. En el original Kayleigh y Evan se cruzan en la calle, cada uno ha llevado su vida sin llegar a conocerse, se giran un segundo como si se reconocieran pero al final cada uno sigue su camino. En el primer final alternativo la escena es igual a la original, pero en vez de seguir cada uno su camino, Evan la sigue. El segundo que puede considerarse como final feliz, donde, tras cruzarse, se dan vuelta a la vez y empiezan a hablar. Y por último, el más interesante. Evan, en lugar de ver el video de la fiesta cuando eran chicos, ve un video casero de su nacimiento, vuelve en el tiempo hacia un momento antes de que su madre dé a luz y, siendo el feto, se ahorca con el cordón umbilical.


Los cronocrímenes  (2007)
Un hombre descubre a través de sus prismáticos a una preciosa joven e intenta encontrarla en la profundidad del bosque. De repente, un individuo armado con unas tijeras y la cara vendada lo ataca por la espalda, a pesar de lo cual consigue huir y llega a un laboratorio científico situado en mitad del bosque. Buen cine español y ópera prima del siempre sorprendente Nacho Vigalondo. Pocas películas de este particular género han supuesto una explicación tan clara de la paradoja de los viajes en el tiempo y el principio de autoconsistencia de Novikov que consiste en afirmar que si un evento existiese y provocase una paradoja, o cualquier cambio al pasado que la provoque, entonces la probabilidad de ese evento es cero. Por lo tanto el pasado nunca puede cambiarse, solo revisitarse.


Más allá del tiempo   (2009)
Adaptación de la novela “La mujer del viajero en el tiempo” que, como “En algún lugar del tiempo”, es una historia de amor con los viajes en el tiempo como telón de fondo. Clare (Rachel McAdams) ha estado siempre enamorada de Henry (Eric Bana), un bibliotecario de Chicago. Está convencida de que están destinados a vivir juntos, aunque no sepa cuándo tendrán que volver a separarse: Henry es un viajero del tiempo, con una rara anomalía genética que lo condena a vivir su vida en una escala de tiempo cambiante, avanzando y retrocediendo a través de los años sin ningún control. A pesar de que los viajes de Henry son tan imprevisibles que Clare nunca sabe cuándo volverán a verse, intenta desesperadamente adaptarse a esa vida, pues lo que sí sabe es que no podría vivir sin Henry

El libro es difícil de adaptar, hubiera sido necesario mucho más metraje y presupuesto, faltan las partes más sombrías y desquiciantes de la parte final y seguramente si no has leído el libro te parecerá que hay demasiadas elipsis y pocas explicaciones. Pero aun así es una adaptación fiel, cuidada y emotiva. Ante la duda comprad el libro.


Preguntas frecuentes sobre viajes en el tiempo   (2009)
Película gamberra sobre tres amigos nerds que se ven inmersos, sin pretenderlo, en un viaje en el tiempo. Charlas frikis con bajo presupuesto en un bar como único escenario. Acercamiento cariñoso y divertido al género, a sus tópicos y grandezas, con unos personajes carismáticos a los que se toma aprecio, y con un epílogo -en una referencia clara a la preparación de la segunda parte de ‘Regreso al futuro’- con The Final Countdown de fondo tan cutre que al final queda perfecto. Nada que haya que tomar en serio, pero si sois –o erais- fans de la serie “Doctor Who” os encantará.



Predestination    (2014)
Un agente especial (Ethan Hawke) de un departamento secreto del gobierno, una agencia creada en los años 80 que permite realizar viajes en el tiempo, tendrá que realizar una compleja serie de "saltos" hacia atrás en el tiempo con el fin de detener al conocido como "el terrorista fallido" (The Fizzle Bomber), un individuo que está poniendo bombas por todo el país con miles de víctimas. En uno de sus viajes a los 70, el agente, que trabaja encubierto como camarero de un bar, conoce a un hombre que le narra una historia extraordinaria...

Basándose en un cuento corto del gran Robert A. Heinlein - "All you zombies"- los hermanos Spierig construyen un película fantástica en lo visual, intrigante y endiabladamente entretenida, en la que los protagonistas están francamente bien. Quizás no la pude disfrutar tanto por haber leído el relato hace ya tiempo, y quizás por el doblaje que estropea un poco el leitmotiv argumental, pero sin duda una de las imprescindibles de los últimos años. Y Ethan Hawke impresionante.


Al filo del mañana   (2014)
Al Filo del Mañana está basada en la novela juvenil “Todo lo que necesitas es matar” escrita por Hiroshi Sakurazaka e ilustrada por Yoshitoshi Abe. Tras su publicación en 2004, el libro tuvo un enorme éxito. Fue traducido al inglés, e incluso ha dado lugar a una adaptación al manga, con guion de Ryōsuke Takeuchi y dibujo de Takeshi Obata. 
Después de la nota pedante vayamos a la película: es una versión actualizada en clave de ciencia ficción e invasión extraterrestre –Starship Troopers- de “Atrapado en el tiempo” con una de las mejores interpretaciones de Tom Cruise –Minority Report, La Guerra de los mundos, Oblivion-, con un personaje cobarde e inútil transformado en la última esperanza de la humanidad (se nota la base manga). Podríamos decir que estamos ante uno de los pocos blockbuster inteligentes que salieron el año pasado. Tiene un guion inteligente y entretenido, humor negro, mechas al estilo Final Fantasy, un poco de Matrix, un arranque insuperable y además el running gag –chiste recurrente- más fúnebre y efectivo que jamás se ha llevado a la pantalla: Tom Cruise muriendo continuamente xD Disfrutable.


Project Almanac   (2014)
Project Almanac es  una película de adolescentes de formato found footage. Y hasta ahí bien. El problema –como en Looper- es que las paradojas se acumulan y acaban estropeando un poco la película. Puedes evitar esto de dos formas: o bien simplificas la trama de viajes en el tiempo a un par de anécdotas sencillas y concretas al estilo “Terminator” (1984) o puedes teorizar sobre sus complejas implicaciones hasta las últimas consecuencias “Primer” (2004). De todas formas este formato da buenas películas –ahí tenemos Chronicle (2012) y las excelentes V/H/S (2012)  y V/H/S/2 (2013)- por lo que al final se gana su lugar en esta lista.