miércoles, 6 de marzo de 2013

El vaho del sexo ajeno en un coche del extrarradio.

Tu amor tirita entre calambres, deshilachado,
huye del silencio, intenta no desaparecer
pero el chatarrero viene a recoger todas las palabras
que escribiste sobre mi mano.
                                     […]
Nidos de mar verde, ojos de trinchera
rotando el infinito de un poema sin inspiración, dormido de realidad
invierno de perplejidades, estantiguas y pozos sin cuerda
el viento se para y me observa
no quiere llevarse consigo mis palabras
esas que, como besos muertos sin dueño, sustituyen mi dolor.
                                     […]
Mientras la noche esculpe, derrama nuestros nombres
hacemos el amor en silencio, a trozos
rodeados de gas y ventanas cerradas
en un harén de nihilismo crispado.

Nos miramos al sexo, en vez de a los ojos
mi saliva caliente enhebra tu piel
mis labios crepitan sobre las brasas ardientes de tu cuerpo
somos un garabato bajo las sabanas
vomitando vértigo, dudando si llegará antes la palabra o la explosión.
                                     […]
Un cinco de marzo mojado y sin rabia desfallece en el suelo
tú sueñas con violaciones en el fango de una cama con forma de corazón
con alas de mariposa, oscura y caníbal
con cintas de hierro y vidrio que aten y amordacen el sexo.

Te gustaría tachar esos ojos de certeza que se te dibujan
cuando él utiliza por teléfono las mismas palabras gastadas, y te pregunta:
¿soy el guante de tu forma olvidada?
                                     […]
La vida es un laberinto mudo, un trapecio roto
pero a veces me gusta pensar 
que los dados trucados bailan en favor
de los que aman con una sonrisa.

Escucho una canción, parece que habla de mí
el cantante lleva muerto demasiados años
la noche es un pozo de resurrección
donde crecen ajenas al sol
las flores caídas de nuestro intelecto…

¡Adelante, seguidme!
salgamos fuera
y aullemos juntos
un paraíso.

Fatal frames by Cynthia Witthoft on Grooveshark

18 comentarios:

  1. Ay poeta. Esas palabras que sustituyen tu dolor... Sabes que tus palabras son inmensas, perfectas. Llegan y se clavan en la carne, y ya no hay forma de sacarlas. Dueles. Joder, hoy me dueles. Cómo me gustaría que fueses feliz, y escuchar tu risa, esa que compartimos, en cada texto. Coño, lo mereces.
    Me he sumergido en algunas palabras, en la belleza de tus versos. Voy a secarme, a sacudirme de vocales, de metáforas, y a volver al mundo real, ese que cuando te leo parece menos inhóspito.
    Besos jodido poeta. Y un abrazo apretado, qué coño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno querida musa, ya sabes que son juegos de palabras, mi ánimo es más bien el del abuelo jubilado esperando a la primavera para salir al jardín a la sombra de un sauce llorón. Además, la última parte es un alegato a la felicidad, me gusta esa expresión de “aullar juntos un paraíso”, no, ya sabes, dejando aparte la soledad sempiterna, pero escogida, aunque no quiera reconocerlo, todo va bien. A fin de cuentas hay muchos años por delante que malgastar, aún somos jóvenes.
      Un abrazo apretado musa, ánimo con el resto de la semana. Besos.

      Eliminar
  2. Me he pasado media hora con un mono que iguala al de un yonki esperando su dosis.
    El wifi de esta universidad es una porquería... Tú, como esperaba, soberbio.

    ¿Te estaré empezando a idolatrar con un romanticismo excesivo?
    En realidad por ahora me da igual. Prefiero tener un anti-heroe al que admirar para llenar un poco mis días de mierda.

    Espero que los dados bailen al son de mi risa y no de mis lágrimas.
    Espero encontrar una brújula que me ayude a encontrar la salida del laberinto.
    Espero no estar perdiendo el tiempo esperando.

    Un besito pequeño gran poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pero idolatrar desde la distancia de una biblioteca de universidad es lo más sano que existe, no decepciono, y en caso de hacerlo, puedes recurrir al archivo y releerme, falta la parte del sexo, pero bueno, asumamos con templanza que nuestra relación es liberal y no entremos en detalles de que hacemos cada uno el fin de semana…xD
      Todos tenemos días de mierda, yo no aguanté mucho tiempo la universidad, y todavía me doy cabezazos en la pared por mi error, aguanta, al final merece la pena, sobre todo, claro, si te gusta lo que estás estudiando y lo has elegido tú, la utilidad “práctica” es otra cosa, y quizás la menos importante.

      Espero que sí, bella seguidora, tú por si acaso tira muchas veces los dados, al final saldrá el resultado que deseas. Besos.

      Eliminar
  3. Un poema de esos que da esperanza desde su libertad y su pasión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, sí, no solo hay que salir y aullar, hay que buscar ese paraíso. Es viable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Reconozco que su poesía no puedo ni quiero entenderla, sólo la siento y con eso tengo...

    Sin besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que realmente, primero hay que sentirla, la poesía tiene que ser como un charco de gasolina, y tu mirada de lector es la cerilla, no quiero que entiendas nada, quiero que bailes.
      Besos decadentes.

      Eliminar
  5. Esto es verdaderamente triste.

    No sé ni que decir. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que raro, Amapola Azzul sin palabras, no sé si esto es un éxito o un fracaso.
      Un abrazo preciosa ;)

      Eliminar
  6. Hoy estaba la musa muy tierna y entregada ¿verdad?

    Un placer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La musa se encoge en un rincón y me mira de soslayo, entre la risa y el odio, quizás debería de buscarse a otro poeta decadente –piensa-, pero claro, apenas queda honestidad ahí afuera; echa un trago de la botella de vino, mira de nuevo la lluvia por la ventana, se recoge un poco la falda y deja ver al poeta el rojo de su ropa interior. Todo sigue.

      Eliminar
  7. Qué grande... me quito el sombrero :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy alto, es cierto ;)
      Gracias por el comentario, llueve y hay cierto placer en contestar los comentarios con Nick Drake de fondo.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Ay Rorsh... no sé si me pone feliz o triste...
    Te haces una ligera idea de lo adentro que pueden llegar tus palabras? Tocas fibras que me aterran, me acuerdo que un día te dije que eras peligroso pero no te dije porqué... ¿lo hice después?

    Si sigues así me obligarás a escribirte la carta de amor.

    Un beso, lento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta la lluvia es peligrosa cuando llamas a un amante desde una cabina y sabes que te miente, o cuando cruzas la esquina, esperas ver su habitación con luz, y solo te espera la más negra oscuridad. Ya me mandas cartas de amor con ciertos comentarios, el peligro, el peligro, la distancia es un lujo, el platonismo una faceta más de un dado preñado de azar y decepción…xD
      Besos.

      Eliminar
  9. Bueno, me haces sonreir R, yo tampoco sé si eso es un éxito o un fracaso para tí.

    Desde luego mejor sonreir que llorar. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre un éxito, no lo dudes Amapola.
      Besitos.

      Eliminar