jueves, 8 de noviembre de 2012

Era otra noche de insomnio.

Era otra noche de insomnio,
de esas que luego echas de menos,
como las cosquillas de tu madre cuando eres pequeño,
que luego el adulto rechaza con un mohín insolente.

Celebraban una fiesta en mi cerebro a la que nadie me había invitado.
Había vino, vodka, y un extraño humo azul.
Chopin coqueteaba con la amante de Liszt,
el lobo estepario refunfuñaba mientras Rachmaninov improvisaba algo.
Se lo estaban pasando en grande ahí arriba.

Mientras tanto la prostituta ajedrecista brindaba conmigo, asegurando que era virgen,
la esquina jugaba con la sombra de la aguja,
el cristal roto suspiraba enamorado de mi carne, 
y la cortina ardía lentamente, sobrellevando su locura en silencio, sin molestar a nadie.

Todo era tan perfecto, tan aburrido,
(la luna guiñando un ojo, 
las tortugas ganando la guerra, 
una solicitud de matrimonio por correo)
que mi corazón de mermelada no tuvo más remedio,
que derretirse en el suelo
recién fregado
de la cocina.

Y los grillos,
las hormigas,
las garzas del lago helado,
(y un melocotón perdido)
se acercaron a disfrutar del espectáculo.

Pero entonces Ophelia, guapa como la nieve en verano,
me cubrió con sus bragas y parte de su amor.
Y todo terminó,
por fin,
bien.

Etude for piano No. 12 in C minor ('Revolutionary' / 'Fall of Warsaw') Op. 10/12, B. 67 by Frédéric Chopin on Grooveshark

25 comentarios:

  1. Bien! Me gustan los finales felices.
    El insomnio... Quisieras morir de siesta? Yo a veces sí.
    Me gusta lo que escribes insomne. Es extrañamente bello.
    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “descreo de la razón de la mayoría y sus abrazos propietarios, sin salida, sin salida”
      Bueno, al final se trata de llenar el espacio, un día tras otro, para justificar que estemos por aquí…xD
      Me alegra que te gustase, sí, vamos a empezar con los finales felices para variar un poco, aunque solo sea en la literatura.
      Besos preciosa.

      Eliminar
  2. Hola Rorschach!!!!

    De nuevo aquí, y con otra noche de insomnio tuya que por cierto da para mucho.
    Todo parece un perfecto gran caos, demasiada gente metida en tu cerebro para sobrevivir, sin embargo, tú lo haces, tu corazón no es que se derrita en el suelo, es que sobrevive porque es fuerte y puede con esto y con más...me alegro que todo terminara bien ;)

    Un beso de buenos días con sabor a café!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan tus interpretaciones.
      Un beso con sabor a zumo de naranja, resaca, facturas pagadas, lluvia de fondo, y un cierto respiro existencial.
      Espero que disfrutes de una agradable semana.

      Eliminar
  3. ¡ No me lo puedo creer!!... bien. Vaya!


    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo dices por lo del “final Feliz”, o por la elección de metáforas –o lo que sea?
      Quizá os tengo demasiado acostumbrados a la decadencia y los cristales rotos…xD
      Bien por ti. Besos, feliz semana.

      Eliminar
    2. En todos estos años, poco atisbo de "felicidad" y bienestar ha asomado.
      Asombrada me hallo!!!!

      No se preocupe, suelo venir por aquí con escarpines de acero en los pies ;)

      Muas.

      Eliminar
    3. ¿Años? Ja, ja, sí que te ha resultado arduo leerme, hago solo dos años el próximo dos de diciembre ;)
      Besos, te deseo un buen orgasmo para este fin de semana..xD

      Eliminar
  4. Esto me recuerda mucho a "La Insoportable Levedad del Ser", de Milan Kundera.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente libro por cierto, uno de mis favoritos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Si todas las noches en vela tuviese una manta tejida con tus palabras, no me importaría morir de cansancio, agotada de no conseguir ni tan siquiera una milésima de segundo de sueño, cualquier cosa por retenerte un poquito más.

    La habitación teñida de otro color, el romanticismo de un virtuoso con las teclas del piano, un licor que entibia tu garganta, insectos y aves que van o vuelven de la carne aludiendo el tic tac mientras se madura algo, no se qué, un principio puede ser. Y que el músculo confitado acepte la propuesta de matrimonio y sea un buen inicio para dormir, por fin conciliar el sueño, pegados a una espalda recta y fuerte. Quién fuese Ophelia para cubrirte de encaje negro.



    Qué bien que saltes de la decadencia a la poesía -aunque ambas pueden ir de la mano-, es asombroso lo bien que dominas cualquier cosa que te propongas escribir. Una vez más, perfecto.



    Un beso, guapo. Hoy te regalaría un cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que es una broma muy manida, pero se me ocurren mejores formas de aprovechar el insomnio, y cansarse, sin necesidad de mantas ni de palabras ;)
      Ja, ja, vaya, hay poesía en tu comentario, desde el musculo confitado hasta los animales metáforas de ensueño y tic-tac.
      Por otro lado las propuestas de matrimonio son fascinantes siempre y cuando se queden ahí, estamos demasiado acostumbrados a decir “te quiero” como una pregunta que necesita respuesta.

      Usted me aprecia demasiado, pero dado que cuento con su beneplácito intentaré, si vuelvo a tropezarme con mi musa desnuda, seguir escribiendo prosa poética ;)

      Me gusta verte tan contenta, espero que disfrutes de este fin de semana bella dama.

      Eliminar
    2. Oh, es que había vislumbrado algo de romanticismo en ese poema, y quería ser un poco cariñosa, ya sabes, esa manta de palabras cubriría mi mente sucia y la calidez haría desaparecer mi frialdad. Claro, completamente de acuerdo, las propuestas de matrimonio son un fraude; si te llega alguna en un sobre rojo sólo tienes que rechazarla o romper el sobre sin leer lo de dentro.
      Tiene usted razón, lo aprecio demasiado, pero puede estar tranquilo, nunca digo te quiero, todo el mundo lo dice -creo que muchos no lo sienten- y ¡cómo voy a esperar respuesta, mon Dieu! Ojalá tropieces con ella.

      Gracias, esta noche cumple, mañana comida con las amigas, el domingo cañas con un irlandés. Sí, creo que lo voy a pasar bien. ¡Qué te diviertas!

      Eliminar
  6. Tu imaginación es prodigiosa. ¡Y contagiosa! La próxima vez que el insomnio te lleve de fiesta, llévame contigo.
    Yo también quiero coquetear con Chopin. Quiero ser la amante de Liszt y la prostituta ajedrecista que brinda contigo (aunque yo no te aseguro nada). Tampoco me importaría ser la diminuta sombra de una aguja. Ahora bien, no me pidas que sea Ophelia. Yo quiero volver a casa con las bragas puestas.

    Eres genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer su comentario, y se lleva el premio al mejor en esta entrada porque es el primero que me dedica.
      Lo mejor que le puedes decir a alguien que escribe es que contagia imaginación, que espero que eso devenga en ganas de escribir.
      Hasta yo coquetearía con Chopin ;)
      Volver a casa con las bragas puestas está sobrevalorado…xD
      No creo que ser tan genial, dentro de poco cumplo años y me persiguen las paredes borrachas y la soledad, pero me gusta la idea de tener sus palabras, y esa muesca, o sombra de aguja, acompañándome ;)

      Besos.

      Eliminar
  7. Según mi gusto, de lo mejor que te he leído. Pero yo obviaría "las bragas", así "me cubrió con parte de su amor", y entonces texto redondo, redondo, sólo es una opinión. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene razón, pero eso que quede entre usted y yo ;)
      El encanto de los blogs es lo efímero y la falta de expectativas, y aunque no quiero parecer encasillado, fallo estrepitosamente cuando intento escribir algo sin ninguna mención al sexo –o que sea alegre. Supongo que lo tomo como una seña de identidad que por gusto, no soy capaz de obviar.
      De todas formas tengo por ahí algún borrador con historias sórdidas que no publico, es decir, me voy moderando, va por etapas supongo.

      Un beso, un placer tenerla por aquí señorita Francesca.

      Eliminar
  8. Lo siento, esta vez, creo que no me he enterado de nada, M, no sé que decirte. Es culpa mía, claro. Estoy obtusa total. Casi mejor, así no me pegan los ataques de letras... No sé si es una pesadilla, un buen sueño insomne. Decadencia, no decadente. “Todo tan perfecto, tan aburrido” ¿ironía, sorna? Mmmm ¿ves? nooo entiendo nada, perdóname;))) Es...¿ agradablemente extraño? pero ¿sabes? al contrario de lo que os leo, me ha sonado tristísimo ...

    No importa, sabes que sieempre me quedaré con Chopin, Liszt y Rachamaninov. Los riquísimos melocotones, las preciosas garzas y tú... con la mermelada y las bragas jajaja ¿alguien las usa todavía? Al leer que te cubrían, te imaginaba bajo unas inmeensas tamaño XXXL como las de aquella mujer con la que peleabas.. ha debido ser esta imagen la que me lo ha emborronado todo...

    Bueeeno ¿has dormido algo al final? Ojalá sí. Ese es el mejor final feliz.
    Tapado con tu mantita amorosa, chupándote el dedo y con tu osito:-)




    *´¨)
    ¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•`Muaaaaaaksss gordo ... Espero que la tarde esté siendo buena contigo... graaaciaass.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He intentado que sea un poco simbolista, pero también divertido y extraño, “nieve en verano” “melocotones perdidos”, no creo que sea triste la verdad, al menos no era esa mi intención. Dale otra oportunidad en otro momento ;)
      Me gusta eso de cubrir mi corazón derretido con unas bragas, demasiada sensibilidad ridiculizada con un simple gesto, en otro sentido sería como si el poeta sublimase su eyaculación precoz hablando del amor platónico entre un espejo y una rosa...xD
      Besos querida. Duermo fatal, pero ya estoy acostumbrado ;)
      Buen fin de semana.

      Eliminar
  9. La insoportable levedad del ser me lo recomendó mi primer novio, Enrique (cuando lo conocí) y precisamente por eso no me lo leí. ¡¡¡Hay que joderse!!! Lo voy a leer a partir de mañana, quizá por no hacerlo, me fue todo al revés. Te ofrezco el infierno, ya sabes, calentito y perverso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. Me gusta el infierno, ya lo sabes, de hecho es un sitio con el que estoy bastante familiarizado.
      Insisto, hazlo de verdad, ese libro es maravilloso, de los pocos que terminas y te apetece volver a leer. En la primera página te explica el eterno retorno de Nietzsche y sigue a ese nivel, pero sin complejidad, de forma amena e incluso divertida.
      Disfrútalo.
      Besos, buen fin de semana.

      Eliminar
  10. !!Hola,rorsch!

    Me gusta tu forma de entrelazar las letras,corazón de mermelada.Muchísimos besitos,rorsch.Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me la sensación de que usted, querida Celeste, también tiene el corazón de mermelada. Disfrute también lo que queda de fin de semana ;)

      Eliminar
  11. lo comparto en el blog en el que pongo cosas de gente que no son yo... http://escritoressucios.blogspot.com.es/2012/11/era-otra-noche-de-insomnio.html
    espero que no sea un impedimento, si no dímelo y lo retiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, al revés, genial, no suelo hacer demasiada publicidad de mi blog, por lo cual me viene bien que me permitas publicar algo en esa página.
      Un placer tu visita, como siempre, ahora iré a echar un vistazo a tu última actualización. Un abrazo.

      Eliminar