viernes, 12 de enero de 2018

La polilla realizando su baile de cortejo, acercándose poco a poco, sin poder evitarlo, a la bombilla. Hasta que todo su amor y futilidad explota con un eco sordo.

Me llamo Desamparo, duermo de pie como las bestias
Soy un abismo que tiembla de frío, lluvia roja cayendo sobre un ramo de huesos
Un baile entre poemas desnudos y famélicos de belleza.

Ayer, de madrugada, el viento celebraba mi insomnio colándose entre los edificios como si estuviera cosiendo una herida. Sábanas de mimbre arañaban mi cuerpo, y las paredes me acechaban como plañideras aburridas. Mi mente respiraba trozos de escorpión y de iglesia devastada. Todo caía a mí alrededor, pero solo se rompía tu recuerdo, como si fuera el hilo suelto de tu bufanda azul. Echaba de menos el tintineo de tus labios de papel. Echaba de menos demasiadas cosas, Incluso tus insultos.

Putos poetas, pensé, solo provocan quemaduras y gritos, vértigos y aguaceros. Endulzan la violencia del sexo con amor, obligan a la nostalgia a comer desnuda frente al espejo. Te eché de menos más intensamente, y no pude evitar deslizar mi mano hacía abajo y empezar a masturbarme. Cerré los ojos y cubrí tu cuerpo con misterios y aplausos. Y cuando me corrí fue como besar tu sombra, como dejar abiertas las puertas de mi carne y permitir que todo tu significado se diluyera fuera. Pero duró poco. El insomnio seguía empapando mi mundo. No servía de nada entretenerse con espejismos.

14 comentarios:

  1. Si te gusta la poesía tendrás que seguir con ella.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía mola, pero mi pozo de musas está totalmente sexo xD No tengo más temas aparte del desamor y la decadencia, y eso ya es un poco aburrido. Molan más las reseñas. El poeta ha muerto, larga vida al decadente ja ja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. El insomnio es un infierno. Mola ser productivo y tener más horas para hacer cosas, pero la falta de descanso hace que vayas como un sonámbulo, incapaz de disfrutar de las horas diurnas, y con cierta sensación de decaimiento. Pero bueno, qué te voy a contar a ti ja ja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hay que buscar cómo entretenerse cuando Morfeo no quiere acogernos en sus brazos, la autocomplacencia es una buena forma de llamar al sueño, aunque no siempre llegue.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la confianza que tenemos deberías de echarme la bronca por autoplagiarme de forma tan descarada ja ja ja.
      Pero bueno, como comenté en mis propósitos para este año, son necesarias 100 entradas para fingir que mi vida tiene algún sentido práctico xD
      La masturbación me parece un tema maravilloso para cualquier poema o intento de creación artística, pero últimamente ni con esas. Qué desastre.
      Un abrazo muchacha, todavía me resulta insólito que seas madre, que conste. Si no fuera por esa foto del WhatsApp…

      Eliminar
  4. La mente es un ente extraño. Leo tu pequeña muestra de onanismo lírico y pienso "Chelsea Deardon... ¿Cómo demonios se llamaba la película?" Voy a Google, introduzco el nombre y aparece el título en español: "Peligrosamente juntos". Siempre que alguien habla de insomnio me viene la imagen de Debra Winger y Robert Redford en aquella película, haciendo todo tipo de cosas para pasar la noche, sin poder dormir. No sé porqué aquellas escenas siempre me han dado buen rollo. Supongo que porque la película en general también me lo daba...

    Yo no soy insomne. Simplemente duermo poco. No necesito más y me gusta el mundo de noche, cuando todo el mundo descansa y puedo hacer lo que me da la gana sin interrupciones. Por ahí abajo, hablabas de vampiros y de Anne Rice. Los vampiros siempre me han resultado interesantes, tal vez por su nocturnidad. Los de Anne Rice también, en algunos aspectos. Prefiero de todas maneras otro de sus libros: "La hora de las brujas", aunque no es gran cosa. Sobre otros escritos de Anne Rice (donde no se llama Anne Rice) no voy a decir nada. Leí en su momento varios, y son otra muestra de onanismo, pero en ese caso onanismo narrativo jajaja. Qué peligro tienen los libros publicados con seudónimo. O son muy buenos y subversivos, o son una absoluta basura y el autor/a los publica así porque no quiere que asocien su nombre con ellos. Me parece que en el caso de Anne va a ser la segunda opción la que manda...

    Sobre lo tuyo hay que reconocerte cierta originalidad. El intento de exorcizar un fantasma mediante semejante acto es reseñable. Tú mismo señalas el fracaso del empeño, pero queda bastante decadente, la verdad. En vez de desangrarte como los románticos de antaño vas y te "des-seminalizas" para que su significado -el de tu fantasma- se diluya ahí fuera. La imagen me resulta perturbadora jajaja

    ResponderEliminar
  5. Y ahora, para que veas lo extraña que es mi mente, me viene al hilo de todo esto un poema de Rubén Darío:

    "¡Oh! ¡Si estuviese
    ella, la de mis ansias infinitas,
    la de mis sueños locos
    y mis azules noches pensativas!

    ...

    Dentro, el amor que abrasa;
    fuera, la noche fría."

    En realidad podría haber sido peor; podrías haber rogado como Heathcliff que su fantasma te rondase y no encontrase descanso, o haber musitado lindezas como "tú no perderás tu sangre fría, porque por tus venas no corre más que agua helada, pero mi sangre está hirviendo y tu frialdad me excita hasta lo inconcebible"

    Qué terrible es el mal de amores (califícalo como quieras: ¡es eso!). Hace siglos escribí algo sobre intentar atravesar muros y la imposibilidad de hacerlo... Bastante patético, la verdad. En realidad las cosas son como son, y somos nosotros quienes construimos nuestro propio relato sobre ellas y nuestro propio código de significados. Así que, ¿no le podríamos dar un "final feliz" alejado de masoquismos?
    Lo sé, lo sé, no queda tan decadente, pero... ;)

    Por cierto, a "Anaïs Nin" parece que le haría tilín el "Club del vómito literario"; pero, como tú, parece que se hace caquita. Tuve que entrar al comentario con una pinza en la nariz, intentado esquivar -aquí y allá- tanto "mojón" de gallina jajaja. Pero sabes tan bien como yo que nuestra querida "I" tendría madera para estos menesteres ;o). ¿Qué voy a hacer con vosotros? Hasta donde sé, por la cabeza de ambos, en algún momento, pasó eso de escribir... algo.

    Así que tenemos un Byron decadente y una Anaïs, estupenda "pájaro de fuego", en cuyo delta de Venus muchos lectores nos querríamos perder... No estaría mal para empezar. Tal vez se les pudiera unir Ikkyū y algún/a otro/a heterodoxo/a para completar el cuadro...

    Pd. Si te soy sincero temía encontrarme una respuesta en plan: recojo tu guante, te abofeteo y ahora no te vas a poder escapar jajaja. Esa opción es la que da trabajo y mi pereza es proverbial. Pero me hallo en la obligación de remover conciencias jajaja, aunque en ello me vaya mojarme el culo también :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, vaya, vaya, tú ya tienes mi edad por lo menos ja ja ja. Mítica película del 86 sin duda. Apenas la recuerdo, excepto que la belleza de la rubia me turbaba de una forma que no sabía muy bien entender, apenas era un niño cuando la vi xD Cuando pienso en el insomnio pienso en “Jo, qué noche” de Scorsese, traducción espontánea y maravillosa de “After Hours”. Es lo bueno de los ochenta, que nos permitíamos cualquier cosa. Intentaré bajarme la de Redford para echarle un vistazo si mi maravilloso ordenador me lo permite, que últimamente me está jodiendo la serenidad de ánimo.

      Anne Rice tuvo su momento, y creo que ahí si que destacaron con brillo sus libros, sobre todo el primero “Entrevista con un vampiro” que surgió al sublimar el dolor que le produjo la muerte de su hija pequeña (de ahí el personaje de Claudia en las novelas). Luego, años después, continuó la saga de forma excelente con Lestat y La reina de los condenados. Había talento ahí, o al menos me lo parecía. Pero claro, lo que no se puede hacer es sacar diez libros más, cada una peor que la anterior, sin nada que los mantenga en pie. Es cierto que luego he observado que esta práctica es habitual entre escritoras de fantasía heroica y new adult, pero vamos, se lo podía haber ahorrado. Sin embargo sus historias de BDSM con pseudónimo me hicieron gracia. Vale, solo me leí el primer libro, pero esto fue mucho antes de 50 Sombras, cuando a lo máximo que podíamos aspirar a leer era las Edades de Lulu, Historia de O y al Marqués de Sade xD
      He de reconocer de todas formas que, como buen bibliópata xD me he leído el último de Crónicas vampíricas (El príncipe Lestat) y me hizo gracia, es un fanfic para contentar a los fans de antaño.

      Bah, la entrada es por rellenar la cuota, un autoplagio muy vulgar, pero que quizás atraiga a antiguos lectores. Nada interesante que comentar.

      "¿Y quién será la heredera
      De este reino de escombros
      Que ahora dejas?"

      Sí, bueno, claro, leamos a los estoicos, a unos cuantos filósofos misántropos, y relativicemos todo “la felicidad está en nosotros mismos”, emancipémonos emocionalmente del entorno y de la creencia en algo permanente, asumamos que la posesión es una ilusión psicológica, dado que nada ni nadie te pertenece, bla bla, bla, bla. A la mierda. Al final estamos atrapados, y cuando te enamoras (¡vade retro!) y tu maravillosa dama idealizada pasa de ti, estás muy jodido. Que sí, luego la musa se baja las bragas, pero jodido estás. Y sino recordemos el famoso cuento histórico de D'Andeli: Filis, una bella y joven cortesana, se venga de Aristóteles por haberla apartado de su pupilo Alejandro. Enamora al filósofo cantando junto a su estudio y para que aquél obtenga sus favores debe servir de rocín de la amazona, que lo cabalgará con espuelas y todo. Al final, Aristóteles accede y cuando Alejandro contempla el espectáculo de su maestro sirviendo de potro a la hetaira, le pide explicaciones. El filósofo aprovecha para impartir doctrina: si un viejo como él ha perdido casi el seso por una joven belleza, qué no le pasaría a un joven inexperto como Alejandro...
      Pues eso xD

      “Delta de venus donde muchos lectores nos querríamos perder…” ja ja ja. Vale, vale, te has ganado la cena de hoy. Pero deberías saber ya que juegas sobre seguro, yo puedo enterrarte en palabras, pero no me pidas algo serio o un proyecto que salgo despavorido. Remueve conciencias, me parece una digna vocación de monje Zen ja ja
      Venga, un abrazo.

      ¿Alguien tiene cuenta de Twitter? ;/

      Eliminar
    2. Una crítica que he leído de la película "Paterson", quizás te animes a verla:

      Paterson (Adam Drive) vive en la ciudad de Paterson, New Jersey, es un gran aficionado a la poesía de William Carlos Williams, un poeta que vivió también en la ciudad de Paterson. Su vida es rutinaria, se despierta cada día sin necesidad de despertador, da un beso a su mujer, Laura (Golshifteh Farahani), desayuna cereales, trabaja conduciendo un autobús en el que escucha las conversaciones de los pasajeros, regresa a casa para cenar, saca a pasear a su perro, y termina la jornada tomando una cerveza en el mismo bar todas las noches. Además de eso, en sus ratos libres, Paterson escribe poemas en su libreta.

      “Paterson” es un canto a la poesía y a la vida. No a la poesía académica, grandilocuente o elitista, sino a la lírica, la belleza, la poesía que se encierra en las cosas cotidianas, aquella que solo quienes tienen alma de poeta pueden percibir. A la pureza de las cosas. Más que eso: a mirar las cosas con pureza. Con la actitud poética adecuada, tu mujer puede ser una princesa, un rutinario viaje en autobús puede convertirse en una maravillosa aventura, los versos torpes de una niña pueden ser un primoroso poema. Lo que para unos puede ser feo, aburrido o lánguido, alguien como Paterson lo encuentra interesante, armónico, bello, con la belleza de la sencillez y la ilusión de la ingenuidad.

      Paterson ama a Laura, una mujer infantil, voluble, soñadora, que se pasa el día diseñando cosas en blanco y negro, pintando, inventando recetas, que tan pronto quiere montar un negocio de cupcakes como ser cantante de country. Dominante, habladora, impredecible, sacaría de quicio a casi cualquier hombre, pero a Paterson no. El la ama, la idolatra, la apoya incondicionalmente en sus caprichos por absurdos que sean.

      La repetida rutina diaria de Paterson no es un problema para él. Despertar cada día al lado de su amada es una bendición, no un problema. Conducir cada día el autobús no es un problema sino una oportunidad de escuchar nuevas e interesantes conversaciones. Volver a casa o ir cada noche al bar son siempre situaciones abiertas a la sorpresa. Y por si esto fuera poco, Paterson no solo disfruta de su coreografiada vida, sino que tiene algo más, algo muy importante, su libreta.

      Con su bolígrafo y su libreta, las limitaciones de su mundo cuadriculado desaparecen. La vida no es un cúmulo de obligaciones sino una fuente inagotable de inspiración, desde una simple caja de cerillas hasta la más grande historia de amor, las posibilidades son inabarcables. Solo hay algo mejor que un cuaderno lleno de poemas: uno en blanco, con todos los poemas posibles por ser escritos.

      Y es que esta película es una carta de amor a la vida. Paterson no usa smartphones ni ordenadores, escribe a mano, prefiere el contacto físico al virtual, es un enamorado de las cosas simples y es feliz simplemente con tener al lado a Laura, como el poeta Petrarca. Si, definitivamente Jarmusch, con su habitual estilo minimalista, nos regala una carta de amor a la vida, un disparo de utopía humana repleto de sensibilidad artística que nos recuerda que la vida debería ser algo de lo que disfrutar cada minuto.

      https://keizzine.wordpress.com/

      Eliminar
    3. Demonios...

      Tremenda descarga de endorfinas al leer la crítica. La cosa promete.
      Está claro, he de verla. ¡Gracias!

      La curiosidad y la apertura son la clave para ver un poco más allá de lo habitual. Dejan hueco a la sorpresa.

      ¿De qué vas a echar la partida esta noche?

      A mí me toca interactuar con humanos :P

      Eliminar
    4. Según un amigo es un claro ejemplo del realismo poético francés y bla, bla, bla. La película es algo lenta, pero es cierto que tiene alma, y se nota. Para un día de relax merece la pena. Eso sí, tienes que aislarte del hecho de ver a Kylo Ren siendo poeta.
      Pues al final nada, llegué cansado del trabajo y me fui directo a la cama, y ahora estoy sin ganas de vivir xD Pero mi pretensión es pasarme el Street of Rage 2, juego impresionante de 1992 de Mega Drive, sin continuar, y subir la partida con la correspondiente reseña a mi canal de YouTube, para que alguno de los dos seguidores que tengo activos me indique que no está mal, pero que ellos tienen partidas donde solo pierden una vida xD
      Queda con estos detalles constatación total de la debacle y el vacío que imperan en mi vida. Hasta lo de interactuar con humanos suena mejor. Si no fuera por el hecho de que ya lo hago en el trabajo y las cosas que me cuentan son tan insustanciales y deprimentes, que cada vez que vuelvo a casa me alegra vivir solo y en silencio. Multas de tráfico. Negocios ruinosos. Turnos de doce horas. Facturas de doscientos cincuenta euros de luz y gas. Hijos pequeños con gripe que no te dejan dormir. Matrimonios en los que lo mejor es no verse porque ya no tienen nada en común, aparte de los hijos. Lo sé, lo sé, en mi trabajo precario no hay grandes triunfadores. En el fondo todos vivimos en nuestra zona de confort, sin grandes zozobras que cuestionen el alienamiento degenerativo ja ja ja. Lugares comunes again.
      Espero que en tu vida social sea más amena y enriquecedora que la mía, cosa que no te va a resultar demasiado complicado xD
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Vaya dos! Tú y tu inefable comentarista, siempre merodeando por los suburbios del "amor" jajaja...y es que el dormir poco por las noches...esos polvos traen estos lodos.

    Y...ahora voy a ver si escribo algo sobre el "amor de mis amores"

    Que lo paséis bien, queridos. Besos para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este paso van a tener más enjundia los comentarios que la entrada en sí misma ja, ja, ja. Pue sí, de esos polvos estos lodos, nunca mejor dicho… uno se baja los pantalones, y de pronto ha perdido cuatro años de su vida sin saber en qué ni cómo xD
      Pues nada, luego me pasó a leer sobre “El amor de tus amores” ;)
      Besos.

      Eliminar