miércoles, 24 de abril de 2013

Capítulo 17 - Rohypnol (Mario)

Con la resaca y todo el asunto de la policía no recordé un detalle importante: Ana había estado en mi habitación sola varías horas, quizás hubiera accedido a internet. Tengo un programa en mi ordenador que graba todas las pulsaciones del teclado en un archivo de texto. El motivo no viene al caso, pero como os podéis imaginar tiene relación con una mujer. ¿Y sí…? Encendí el ordenador y lo comprobé. Efectivamente, se había conectado solo unos minutos para revisar su correo y tenía su contraseña. Entré en su cuenta. Solo había un mensaje enviado hace apenas dos horas: había quedado esta noche con un impresentable de un blog. Era mi oportunidad. Tenía el tiempo justo para llegar a Sol.


Cuando bajo del taxi el tal Carlos ya está luciendo su mejor sonrisa e iniciando la aproximación. Puto gañan. Ana está a su lado. Y además hablando con normalidad.

Ana: ¿No te da la impresión de que la gente da su opinión indiscriminadamente, cómo si creyera que su cerebro está a la altura del silencio?
Mario: Sí, es como si regalasen papel higiénico usado en cada esquina. Joder, me alegra encontrarte tan locuaz. Tenemos una conversación pendiente.
Andrés: Oye ¿tú quién cojones eres...?
Mario: Vamos a ahorrarnos la escena de macho alfa violento, ¿de acuerdo Carlos? Ana se viene conmigo, sino la siguiente opción será llamar a la policía y estoy seguro que ella no quiere eso, ¿verdad?
Ana: No… Además, tú no eres Carlos. Dile al capullo de tu amigo que es un cobarde y que acaba de perder la oportunidad de echar un buen polvo. Larguémonos de aquí. (Se da la vuelta y empieza a caminar)
Mario: (Vaya, la gatita tiene uñas. Le miro, me encojo de hombros y salgo detrás de ella) Interesante… ¿tienes hambre? Podemos ir a la Plaza Mayor y cenar algo mientras hablamos.
Ana: Prefiero ir a tu casa. Podríamos comprar una botella de vino y celebrar este reencuentro.
La miro con cierto desasosiego: no tiene nada que ver con la mujer que estuvo conmigo en la playa. En cualquier caso me parece una buena idea. Compramos la botella, algo de comida y cogemos otro taxi.

Cuando llegamos me dice que quiere encargarse de preparar la cena. No quiero discutir, ya lo haremos después. Me doy una ducha. Cuando salgo ya está todo preparado. Aparte de diversos canapés ha puesto unas velas. Casi parece una cita. Pongo algo de música. El socorrido Miles Davis. Después de la cuarta copa de vino decido que es el momento adecuado para dejar las banalidades y empezar a hablar.

Mario: Hay algo que me tiene intrigado, ¿por qué me mandaste ese mensaje de texto desde el teléfono de Peter?
Ana: Quedé con él, no sé, algo fue mal, no lo recuerdo bien. Después pensé en ti. Quería probarte. Ver como reaccionabas. Sin embargo no hiciste nada. Fue algo… decepcionante.
Mario: "Con este temperamento ¿qué podré hacer en la vida? ¿Haré algo más que charlar, pasar, vagar, deliberar, huir? Me pasa lo mismo que a aquel hojalatero de Palafrugell que un día me decía: - ¿Sabe lo que hago cuando no me tengo de trabajo, cuando me acosan por todos los lados?...”
Ana: “Pues ahora se lo diré: me voy a dormir..." Si, Josep Pla. Entiendo… Hace un par de años también tuve un diario. Pero nada que ver con eso. De hecho había imprimido una de las entradas favoritas de Carlos. (Saca un papel del bolsillo interior de su pantalón) Léelo a ver que te parece.

08:00 Despertador. Asco. Sueños. Realidad. Frustración. Ducha. Ropa. Autobús. 09:00 Trabajo. 10:11 Odio. Sinsentido. Aburrimiento. 11:11 SMS. Fantasía. Flirteo. Añoranza. Edad. 11:15 Mail. Vacío. Contestador. Vacío. 12:32 Sin Respuesta. 13:03 Sin Respuesta. 13:54 Sin Respuesta. 14:00 Descanso. Metro. Casa. Comida. Soledad. 15:44 Mierda. Prisa. Retraso. Trabajo. Mierda. 16:05 Bronca. Aviso. 18:21 Minutos. Segundos. Reloj. Minutos. Segundos. Reloj. Minutos. 19:00 Libertad. Cansancio. Despedidas. Hipocresía. 19:22 Autobús. Calor. Aglomeración. Olores. 19:55 Casa. Cuarto. Desorden. Suspiro. 20:30 Supermercado. Compra. Tarjeta. Crédito. Final De Mes. 21:03 Cocina. Desastre. Platos Sucios. Limpieza. Cena. 22:00 Aburrimiento. Televisión. Canales. Publicidad. Ordenador. Internet. Vacío. 22:28 Maquillaje. Minifalda. Ilusión. Llamadas. Tonos. Sin Respuesta. SMS. Sin Respuesta. 22:53 Terraza. Mojito. Soltera. Mojito. Edad. Reflexión. Envidia. Mojito. Autocompasión. Mojito. 00:22 Discoteca. Luces. Calor. Alcohol. Manos. Sonrisas. Bailar. Escapismo. Roce Inesperado. Flechazo. Alto. Guapo. Moreno. Sonrisa. Cerca. Más. Más. Pegados. Piel. Besos. Guapo. Saliva. Sexo. Caricia. Pelo. Húmeda. Follar. Romanticismo. Necesidad. Baile. Cortejo. Dudas. Preservativos. Charla. Exterior. Aire. Moto. Casco. Viento. Excitación. Dudas. Ciudad. Luces. Emoción. Nervios. Portal. Escalera. Besos. Lengua. Cuello. Magreo. Puerta. Ropa. Suelo. Polla. Pezones. Coño. Erección. Lamer. Chupar. Apretar. Mojada. Excitada. Alterada. Caer. Penetrar. Gritar. Puta. Cerdo. Gemir. Forzar. Culo. Clítoris. Deseo. Mareo. Posesión. Animal. Bombear. Follar. Meter. Sacar. Flujos. Semen. Sudor. Arañar. Morder. Dolor. Grito. Orgasmo. Sumisión. Alegría. Mirada. Amor. Guapo. Endorfinas. Despedida. Desilusión. Ira. Soledad. Necesidad. Frío. Tristeza.
08:00 Despertador. 08:01 Quedan treinta y seis años, cuatro días y tres minutos para el Fin.

Mario: Es muy bueno (se lo devuelvo) Pero vamos a lo importante: la policía te está buscando. Tus padres también. Han asesinado a Peter.
Ana: (Abre los ojos desmesuradamente) ¿Peter…muerto? ¡No…!
Mario: No finjas conmigo. Hiciste lo correcto. Era un psicópata. La policía le ha estado investigando: no eras su primera victima, llevaba abusando de mujeres desde hacía muchos años. No se conformaba con destrozarlas, luego seguía chantajeándolas con los vídeos que había grabado de ellas, pidiéndolas dinero. Era un animal rabioso.
Ana: No… no sé de qué hablas. Peter siempre fue amable conmigo (empieza a llorar)
Mario: ¡¿Pero que dices?! (Modero el tono) Te violó Ana. La única forma que tienes de superarlo es aceptar lo que pasó. Te ha dado palizas. Era un monstruo
Ana: ¡No, no, NO! (voz infantil) ¡Fue Erika, ella me obliga a dormir, ella hace todo lo malo! (gimotea como una niña, escondiendo la cabeza entre las manos)
Mario: (Anonadado por la reacción) Joder, ¿realmente no recuerdas nada?
Ana: (Levanta el rostro: se está riendo) ¡Ja, ja, ja! Eres TAN ingenuo. Me gustas. No, no tengo doble personalidad. He tenido mi cuota de vivencias jodidas. Peter fue una de ellas. Me alegra que esté muerto. ¡Un brindis por ello!
Mario: Eres irritante. (Escancio mi copa de vino en una muerte vertical. Ella gentilmente me sirve más) Jodidamente irritante. No importa. Esto ya ha acabado. Llamaremos a tus padres y volverás a Valencia… Erika (la mira con cierta sospecha)
Ana: Llámame como quieras. Pero aun no podemos avisar a mi familia, ni a la policía tampoco. Hay otra persona mucho más peligrosa que Peter. Y nos anda buscando a los dos.
Mario: ¿Más mentiras? (De pronto siento un mareo)
Ana: Sí cariño. Más, muchas más...
Mario: Me siento mal, parece que la bebida… (Caigo de la silla, el suelo me abraza como una lápida. No puedo moverme)
Ana: La bebida. Y un poco de Rohypnol, ya sabes, esa droga que se utiliza para violar a las chicas en las fiestas.
Mario: Ana, no…
Ana: Oh, que encantador eres. Realmente tenía muchas ganas de tener otra cita contigo, ¿o qué creías, qué revisar mi correo desde tu ordenador y luego quedar con ese pusilánime fue una casualidad? Pero ahora -me toca ligeramente la cara-, ahora no sé, realmente me has puesto muy cachonda. Que lástima que no vayas a recordar nada… mírate, totalmente ido ya. Pero la tentación sobrevuela sobre nosotros y no hay que despreciarla, ¿no crees…?

Fin Capítulo 17.

Pace Is The Trick by Interpol on Grooveshark