lunes, 4 de marzo de 2013

Palabras que cuestan la lucidez al ojo humano.

Algo se pudre en mi interior
lo noto vomitando dentro de mí
la música sigue ensordecedora
mis vecinos golpean con violencia las paredes
la policía amenaza
pero nada importa
mi barrio es un cementerio
todos estamos muertos
solo he sido el primero en darse cuenta de ello.

Llamo otra vez al manicomio
esta vez comunica
quizás sea la chica de las mamadas.

Peter pan sigue ahí
despedazado en el armario
los monstruos siempre ganan
el Capitán Garfio ríe
princesa, ¿dónde estás?
¿por qué me dejaste aquí, como una marioneta abandonada?

Recuerdo aquella vez
fumaba como si fuera 
una puta en la cornisa
y el portero no me dejaba entrar
esa montaña de carne
ojos como diminutos botones sin vida
apagué lentamente el cigarro en mi mano
y pregunté:
¿ahora sí puedo pasar?
se hizo a un lado.

Las palabras ardían con una sonrisa tosca
pero no podía protegerme de ellas
tenía muñones por manos
¿la poesía es un sacrificio o una conquista?
¿un arco de tiempo donde el superyó dispara a bocajarro a la eternidad?
¿es la belleza, como espejismo del alma, que hay en la lluvia de tus bragas?
Penetro, desfloro a la esposa del Bien
con mi poesía de goma de borrar
bailamos en el fango de una habitación a oscuras
cortamos el cuello a la rosa
¿qué es la nada?
un montón de erizos en la caja de zapatos
planeando una revolución
tu risa eyaculando sobre otro
el sufrimiento chapoteando sobre mí
con ojos de niño travieso.

¿Cuál es la única sabiduría posible?
dímelo tú
mientras te penetras con cuatro dedos
y levitas en el orgasmo
hasta mi espalda
dímelo tú
mientras arrancas mis huesos
te alimentas de mi sangre
y me dejas muerto y castrado
                          [sin un último mensaje de carmín en el espejo]

Hoy nevó en Madrid, e imagine mi cadáver flotando
en la playa desierta de mi habitación.

Sonríe
se al menos honesta en eso.

Land Of Confusion by Disturbed on Grooveshark