miércoles, 6 de febrero de 2013

Escribir es caminar en círculos dentro de uno mismo.

No tenemos necesidad de otros mundos, solo de espejos
pero algunos son entelequias inicuas y agrietadas
y buscamos su reflejo solo porque aceptamos el amor que creemos merecer
aunque sea inadecuado, frío y sucio
aunque solo sea una sombra de luz entre las sabanas.
Y luego, cuando bajamos las escaleras cubiertos de sangre
nadie, nadie, nos puede ayudar
y lo que es peor
la mayoría ni siquiera se percata de ello.

***
Treinta y cinco años, y parece que los mejores días ya se han ido
polvo y ceniza, con algunos pequeños rescoldos las noches de borrachera
la vida, una eterna resaca que fusila
con sus cartas marcadas
todos nuestros sueños.
¿vivir es esquivarlos
cómo si fueran charcos de amor mentiroso?
ven aquí, déjame amarte, quiero demostrarte que no.

***
Escribir se asemeja
a caminar en círculos dentro de uno mismo
acosado por esas grandes preguntas
que a veces llevan a una segunda botella
y otras a una soga en la viga.

Pero seguiré esperando
con la esperanza de que la belleza de tus tacones
suba por mi escalera una noche
Nick Drake de fondo, tu copa de vino manchada de carmín
y así encontrar de pronto todas las respuestas
como un neón de felicidad
dentro de mi cama.

***
Intento olvidar tu nombre, tu voz, tu locura
tus orgasmos, tu risa, tus pechos, tu coño
tus palabras llenas de promesas, tus ojos miel
la forma en que te tocabas el pelo cuando te ponía nerviosa.

Solo fue una mirada que duró demasiado
un fino hilo de felicidad rompiéndose.

Ya solo nos queda observar
como cae lentamente
la nieve en la habitación
mientras el deseo desnudo se estanca.

Ya solo nos queda
dejar que el teclado
siga haciendo el trabajo sucio
antes del punto y final.

Azul y Gris by Mürfila on Grooveshark