martes, 24 de julio de 2012

Postdata.

Bolaño está sobrevalorado, como casi todo lo que nos rodea, pero luego tiene frases, vulgares en su obviedad, que te dejan pensativo: "La soledad sí que es capaz de generar deseos que no se corresponden con el sentido común o con la realidad."

Y es terriblemente cierto. Es llamativo cómo funcionan las relaciones humanas. Tropiezas con una persona entre millones, casualidad más que causalidad, una copa de más en una noche en la que te sientes solo, y quizás por ello más receptivo o desesperado. Inicias una conversación. Las palabras son anzuelos. Quizás os guste el mismo escritor o el mismo grupo musical, quizás solo te gusten sus ojos, o sus tetas. En cualquier caso intentas que el encuentro se repita. Todo es muy endeble al principio. Pero los matrimonios suelen surgir así, en un cine lleno de asientos vacíos, sin que tenga nada que ver el puto destino. La vida es un tapiz que te da la espalda y que intentas desentrañar mientras eludes las trompetas de la justicia poética. Sigues por tanto sincerándote, construyes una amistad llena de pequeñas confidencias y dependencias. Y finalmente verbalizas el deseo sexual.

Aquí se nos presenta una situación curiosa. Ella ni siquiera es demasiado guapa, tampoco inteligente, pero claro, ¿qué es la inteligencia? Dicen por ahí que hay siete tipos, que normalmente todos destacamos en alguno. No deja de ser una forma condescendiente de hacernos sentir especiales, cuando solo somos la mierda cantante y danzante, catastralmente mediocres. Y eso sin hablar de los adictos a la televisión, los deportes y las mayorías absolutas del PP, que además son idiotas especializados.
Nos rodea una engañosa pátina cultural que nos hace escupir las opiniones más vanguardistas o populistas –el sofisma de la mayoría siempre tiene razón- como robots, esquivando el sentido común, sin discriminar la información, sin tomarnos el tiempo necesario para pensar una respuesta. La inteligencia por el contrario, te deslumbra, te sorprende.
Esta chica no lo es. Como coartada escribe poemas llenos de filigranas que son clichés de pura mierda, sucedáneos sin alma, una página al azar del diccionario de sinónimos. Dan vergüenza ajena pero se mueve en un circo en el que todos aplauden y ríen.

A pesar de eso te empiezas a hacer ilusiones, quieres intentarlo, quizás confundas vacuidad con introspección. Pero es una mala decisión, porque descubres demasiado tarde que nuestra protagonista es una calientapollas. El pensamiento visceral que surge es que además es una mentirosa, ¿cómo llamarías sino a una mujer que verbaliza toda clase de sentimientos para luego, como un cervatillo ante los faros de un coche, quedarse paralizada cuando quieres algo más?
Si fueras un mero espectador admirarías lo intuitiva que se muestra al dosificar su morbo, pero claro, eres su víctima. A pesar de todo, siendo justos, tienes el corazón en la bragueta y por eso perdonas o relativizas vuestras incompatibilidades, por eso sigues creando entelequias haciendo caso omiso de su falta de acción, pintando un premio sobre una imagen cada vez más irreal.

Pero un día la niña-mujer tiene un despunte de pragmatismo cartesiano, le preocupa salir de las sombras y provocar mi decepción, mi bostezo. Por eso, con una vulgar excusa, apaga mi foco y huye con una sonrisa ofendida. Al día siguiente, lo que ella considera un lapso de tiempo prudencial, se levanta la falda para que puedan olfatear su ropa interior con facilidad. Así es el juego. Esta vez pondrá su coño, su culo y su boca. Y será más o menos feliz. No conmigo claro, con un satélite en forma de perro, ha comprendido que es más sencillo mirar hacia abajo que hacía arriba. Un razonamiento normal para un alma aguada.

Por eso tengo que borrarla, escupir en su recuerdo, quemar sus cartas, hacer desaparecer su huella física. Emparedar su número de teléfono, convertir su voz y sus canciones en un sonido grimoso y desagradable.

Pero al final no requiere tanto esfuerzo, ella es como uno de esos árboles de navidad artificiales que despojados de adornos caben en una caja minúscula de cartón. Menos que nada. Un mareo carente de significado, que ahora, desde tan lejos, no entiendes como ha sucedido.

Y sin embargo by Joaquín Sabina on Grooveshark

43 comentarios:

  1. Ufffffffffffffffff! Casi que voy para el lado de la política al comienzo del texto.
    Pero no, es una posdata infartante. Y sin embargo, todo sucede, nos sucede, purgatorios aquí.
    Grande Sabina!

    Saludos y buenas noches. O no. No sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabina es inmenso. Y esa canción canalla, inmejorable.
      A sus pies señorita.

      Eliminar
  2. Joder!!! si que dejan huella en ti las mujeres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiendo a pensar que después de la primera noche yo también en ellas, aunque solo sea físicamente…xD
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. No me gustaría ser la musa de este escrito. ¿Dónde te cabe tanto desprecio sea cierto o inventado? Visto desde fuera resulta triste. Mucho. Pienso que el problema radica en que no te relacionas con las mujeres de igual a igual. Tropezarás con la misma piedra siempre, si eso no cambia.

    ResponderEliminar
  4. Ja, ja, ja. Que cosas. Concretamente tú, querida Francesca, que me lees ya desde hace tiempo, deberías de intuir que el blog es eminentemente literario. ¿No te gusta el punto de vista del protagonista, te hiere la palabra “calientapollas”? para mí solo es una palabra, te puede sorprender, pero como escritor no necesito comulgar con mis personajes, no necesito albergar desprecio para poder escribir con desprecio. ¡Magia! xD
    En cuanto a mis problemas con las mujeres, agradezco tu consejo, pero estás ladrando a tu reflejo en el agua, no tienes ni idea de cuáles son, no me conoces. Cosa normal por otra parte, ¿pretendes hacerlo solo por leer mi blog? Por favor, no seas ingenua…

    Lo digo sin acritud, es un mensaje para todos los que lean el post, ya me voy dando cuenta que no puedo escribir nada diferente sin dar alguna explicación extra. Puede que sea algo misógino, pero en este momento no tengo aversión por ninguna mujer en particular…xD

    Os deseo a todos una buena semana ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero querido Rorschach, no seas inocente, me dirigía a tu personaje, no a ti, precisamente por eso que dices: no te conozco. Es tu personaje de escritor decadente el cínico y rabioso, por supuesto, es a él a quien aconsejo dejar de ser misógino. Por Dios, en poco tiempo, me has llamado mojigata e ingenua, si al final resultarás ser tú el prejuicioso...

      Eliminar
    2. Los comentarios no dejan de ser un juego dentro del juego. Quizás soy demasiado sincero cuando escribo y por eso prefiero distraer con la impostura decadente. De todas formas te pido disculpas, he sido descortés. Retiro lo de ingenua y mojigata, aunque sean rasgos bastante morbosos y atractivos si saben usarse bien ;)
      Besos.

      Eliminar
  5. ¿Una mala noche? Me ha gustado, a pesar de tu rabia por no haber llegado a consumar ese deseo sexual.
    Un pensamiento inocente: ¿será que ella buscaba sólo al hombre de su vida, y tú el polvo de la noche? xD

    La primera reflexión da que pensar, y si te detienes momentáneamente te das cuenta de que es verdad, como bien dices. ¡Vaya si lo es! Se solapa con la teoría de que un clavo saca a otro clavo. Que creo que sólo funciona si ese primer clavo ya no te ocasiona más heridas, ni tratas de agarrarte a él desesperadamente.

    Buenos días!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una mala noche. Ahora es una buena noche. Karma.
      Quizás sí, a saber, la literatura son hebras de realidad que se desdibujan por el insomnio.
      Por mi experiencia lo de “un clavo saca a otro clavo” funciona a las mil maravillas. Supongo que durante años me acostumbré a una presencia femenina y es un vicio/hábito difícil de quitar. Pequeñas limitaciones.
      ¡Buenos días! ;)

      Eliminar
  6. Verás M, yo creo que la impresión que nos producen las personas, como los buenos vinos hay que dejarlas reposar con calma... sólo el tiempo decide si ahí hay o no un buen caldo o sólo un vino joven que se estropea con el paso del tiempo. Estos, suelen ser muy apetecibles fresquitos, lo malo es que si los tomas rápido sin darte cuenta se te suben rapidísimo a la cabeza y sólo te das cuenta de su efecto cuando te levantas y sientes que se te va la cabeza. A mi me encaanta el vino blanco helado pero sé lo que me ocurre y me levanto siempre despacio, alguna vez me he caído redonda, eso sí... muerta de la risa:-)

    Es mejor no interpretar nada mientras estás bajo los efectos del atontamiento del alcohol, casi nunca es cierto lo que sientes, ni en positivo, ni en negativo... Después, cuando pasa, lo malo nunca es tan malo, ni tampoco tan bueno lo bueno.

    A pesar de todo, intento quedarme con el saborcillo rico de los mejores momentos, si los ha habido... sieeempre los hay y ya está... mejor no darle muchas vueltas, ya sabes lo que ocurre con el poso ¡¡decantador sieeempre!! ;-)

    Lo siento, no sé si como tantas veces me entenderás algo ( siempre por mi culpa, lo sé)... aunque creo que sí, eres un chico listo... fíjate, esta vez creo que te he pillado... creo... ( que no es nada fácil) soy muuuy muy cortita jajajaja a veces:-)

    Un beso grande, fresquito, con muchas sonrisas y sol... increíblemente a diferencia de ayer, hoy estoy así... ¡¡ te das cuenta como cambia todo en horas!! ... si esperas, un poquito :-)


    Aunque tooodo sea literatura... jajaja es que no había leído los comentarios, ahora sólo de pasada... no sé si meteré la pata, pero en fin, como es mi actividad favorita últimamente... espero que se me tome como un sinqueriendo de mi naturaleza que no tiene cura, para mi desgracia:))


    Por cier... la de Sabina siempre me ha parecido, la preciosa declaración de un solemne caradura egoísta... como dice una amiga mía... no más nada:))

    Muaaakss ... ¿seremos un poco felices aunque sea a ratitos? venga va... si hasta se puede:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre llenando todo de luz. Sí, tienes razón, hablar contigo es una mezcla de libro de autoayuda y “el hombre en busca de sentido”, siempre sacas la parte positiva de todo…xD
      Bueno, ya no me siento así, como dices tú hay que dejar pasar un tiempo, la resaca, levantarte despacito, y ver las cosas desde otra perspectiva. Deberías de poner un consultorio telefónico, un teléfono de la esperanza para bloggers…xD yo te llamaría de noche, y al final hablaríamos solo de música y vinos ;)
      Espero que tengas un excelente día, me gustó lo que contaste en el blog de Nuria del ruso, creo que esas son las experiencias que valen la pena en la vida. Lo demás solo son palabras sin muesca.
      Muchos besos.

      Eliminar
  7. !!Hola,Rors!!

    Es un magnifico relato.Es triste para el protagonista,sentir todo eso por una simple mujer mortal,pero mas triste es q el piensa q ella es tan anodina y superficial q toda su humanidad cabe en una simple cajita minuscula.Tu protagonista habla con despecho por algo q no ha obtenido.Sus sentimientos son angustiosos,independientemente de toda esa carga de furia contra el supuesto objeto de su deseo.Pienso q el problema es de tu protagonista,no de la mediocre calientapollas con infulas de poeta,el es el q ha mirado y ha visto algo q no existia nada mas q en su imaginacion.Sin esperarlo,sin pensarlo,sin imaginar q a el le podria pasar, ha caido en las redes de la idealizacion.Una cosa bastante logica,normal, y sobre todo humana.

    Por mi no te preocupes,q no creo q lo hagas,no necesitas dar explicaciones de tus relatos,yo los leo como tales,llevan fantasia,imaginacion,una buena dosis de rabia y unas gotas de pasion.Me fascinan por lo vivos q son.Para mi son simples historias q no tienen nada q ver con nada ni con nadie,y asi las leo.Y te confieso algo,me emocionan las historias hechas desde las tripas,son mas intensas.

    Q pases una buena semana tu tambien,me imagino q eso es q pillas las vacaciones,me alegro por ti.Te echare de menos,ya te lo dije.Muchisimos besitos,Rors,un placer leer tu magistral post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, todos somos simples mortales. Analizándolo detenidamente creo que en el fondo sigue enamorado, lo contrario a eso no es el rencor o el odio como se suele presumir, sino la indiferencia. Cuando alguien te da igual, te importa poco que esté o no en tu vida, que se acueste con otro, etcétera, es cuando todo ha acabado. No creo tampoco que la tuviera tan idealizada, creo que simplemente trazó unos planes de compañía, sexo, que se fueron al traste.
      En cualquier caso gracias por tus palabras, un placer tenerte por aquí. Sí, de vacaciones, disfrutando de la belleza femenina.
      Besos.

      Eliminar
  8. es lo que tiene que alguien te fascine.
    Fascinar suele tener una duración muy breve y suele conllevar a encontrarse una decepción.
    El meollo del asunto es no esperar mas de lo que el otro puede ofrecer.
    Hay gente que es como la absenta, se te sube muy pronto pero al final acabas teniendo arcadas cuando piensas en ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado lo de la absenta. Pero al fin de cuentas es algo normal en las relaciones humanas, tardas más en desnudar el alma que el cuerpo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Literalmente, esto se llama deshacerse de la magia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de las palabras es que se transforman, mudan en cada nueva embestida. Intentas barrer la magia, y luego compruebas que nieva sobre ti. Como un polvo lisérgico después de una discusión. O quizás no. Depende de cuentas veces retes al teclado, ¿se nota que estoy acompañado? xD

      Eliminar
  10. Anoche pasaron dos cosas. Me puse a mirar esta pelícuila "The killer inside me" sin saber lo violenta que era y me puse triste. Después de un rato de insomnio triste, finalmente soñé con un joven que se comía un mango conmigo y me abrazaba, me abrazaba incesantemente. Todos los personajes en los sueños son uno mismo. Conclusión: anoche me abracé mucho, me consolé y me comí un mango con mi yo masculino. Para qué quiero más? Me caliento sola :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que todos los personajes de un sueño sean uno mismo. Imagínate que en vez de un mango fuera SU mango el que te hubieras comido…xDDD
      Eso sí que hubiera sido calentarte a ti misma.
      En cualquier caso soñar que te abrazan es muy terapéutico. Me alegro ;)
      Echa un vistazo a “sacrificio” de Tarkovski, y así sabrás cual es la solución para el fin del mundo…xD
      Besos.

      Eliminar
    2. malísimo, porque el mango lo cortaba en pedacitos y se los daba en la boca... te imaginas? :D

      ya voy a buscar al tal tarkovski

      Eliminar
  11. Excelente tu relato! Me encanta cómo te expresas, es tan intenso, no sé ahora mismo cómo definirlo, bueno, y no tengo por qué definirlo la verdad, solo decirte que disfruté mucho leyéndolo.
    Siempre lo digo (parezco un poco hombre para algunas cosas), las calientapollas me resultan insoportables, si fuera hombre medio minuto me dura una al lado.
    Me gustó el vocabulario, y lo que ya te dije, la intensidad que tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja. Bueno, menos mal que voy encontrando afinidades con mis lectoras. ¿Intenso? Supongo que es el calor, este periodo del año me desborda un poco. Si consiguiera pareja creo que no la dejaría salir de la cama en varias semanas…xD
      Te deseo una buena semana. Besitos, y suerte buscando tu rana/príncipe encantado.

      Eliminar
  12. (que conste que este comentario lo comencé a escribir antes de que escribieras tu comentario en el mio, pero me fui a comer y no le di al enviar, después de ver tu super comentario me da vergüenza poner lo que iba a poner, pero es lo que hay)

    Me ha gustado, sea o no ficción me gusta como esta escrito.No me ofende nada de lo que dices incluso te comprendo y me puedo hasta llegar a poner en tu piel, y siendo tu y yo tan distintos es raro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es leerse, los comentarios son algo anecdótico. En cualquier caso, sí, creo que tenemos la misma forma de ver el sexo y por eso nos aturde tanto un comportamiento así.
      Besitos leona, espero que pases una buena semana, ¿te vas de vacaciones este año?

      Eliminar
  13. Ay, decadente querido. Creo que a tu protagonista le jode un poco más de lo que cree.
    Calientapollas? Luego te metes con mis bromas de electrodomésticos...
    Ya sabes lo que opino sobre mover el culo, sobre lo que importa y qué se hace para conseguirlo.
    Ahora, desde mi punto de vista actual, mejor que no follen. Follar lo jode (!) todo, follar es un problema, follar hace que empiece la huida xP
    Nos tenemos que convertir en ascetas. Vas y te arqueas, y luego se acaba la conversación, los cafés, las ensaladas compartidas,...
    Besos, decadente querido. Y no dejes que importe tanto, no dejes que tu protagonista se ponga triste, no lo merece, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empiezo contigo y termino contigo, que ahora sí que me está haciendo efecto el cansancio del día.
      Creo que nuestros protagonistas están teniendo mala suerte, no hay que crear dogmas de esto. Tu protagonista es una mujer muy interesante, con una situación personal complicada, pero cuando encuentre alguien normal precisamente esa situación hará que el arqueamiento sea fácil y sin complicaciones.
      Y mi protagonista ídem, cuando encuentre una mujer que solo quiera arquearse lo tomará como lo que es, una experiencia placentera, y vivirá el presente, y quizás pase algo más o quizás no. Es un nuevo carpe diem, en el que simplemente se disfruta de las oportunidades sin pedir demasiado a cambio.
      Sé que no es políticamente correcta la palabra “calientapollas” pero te aseguro que todas mis experiencias de este año han sido marcadas con esa palabra a hierro…xDD
      O quizás exagero para reírme un poco. Da igual.
      Besitos.

      Eliminar
  14. Me parece que cuando escribimos, aunque sea nuestra realidad siempre acabamos mezclando algo de ficción (ya sé que no lo hace todo el mundo) hablo de ti, de mí, de otros…y cuando escribimos algo ficticio sin darnos cuenta metemos algo de realidad en la historia. Yo no creo que debas dar ninguna explicación, aclaración o anotación para los leyentes. Tú lo has hecho constantemente, nos has hablado de Patricia, de Laura, de D., nos has contado cosas a medias tintas. Cada uno que interprete lo que quiera, al fin y al cabo casi siempre (metámonos todos) nos equivocamos en la interpretación.
    ¿Qué tiene que ver esto con los comentarios de la gente? no se, yo venía a defenderte jajaja. Ahora en serio, no puedo ponerme en la piel de tus personajes. Hoy el calor no me deja sitio para más capas de piel. A primera vista el chico parece abatido, con la paciencia perdida y, tal vez, equivocado o muy acelerado a la hora de resolver una sentencia sin haberle meditado. Como si hubiese tomado la decisión de borrar y odiar a esa chica por una apreciación errónea. La chica parece confundida, desconcertada, la situación se le ha ido de las manos. Que sea una calientapollas es lo de menos, lo peor en todo caso sería no saber como enfrentarse a un rechazo o no saber vivir una experiencia sólo por el dichoso miedo. Pero bueno, si al final no merece la pena poco hay que aportar.

    Que tenga usted unas relajadas/alocadas/sanísimas/fructíferas vacaciones. Seguro que te tratamos muy bien por este sur ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes usted razón, pero todo es relativo, el feedback sirve precisamente para delimitar lo que escribes, y me hace gracia que nombres a todas pero a Domi la dejes con la inicial…xD Es la que menos merece una mención, las otras dos tienen más clase en el meñique.
      Y bueno, los personajes, supongo que tienes razón, pero también me da la impresión de que son fogonazos viscerales, al día siguiente suele bajar la marea, o quizás aparece otra mujer a la que dedicar un sueño y esta vez todo resulta tan sencillo y fácil que te hace olvidar todo lo anterior.
      De todas formas es literatura, otra forma de pasar la noche. Besos.

      Eliminar
  15. Pues mira, que yo... pasaba por aquí y... como antes tuve un olvido imperdonable ( adoro a este hombre... al pianista ¿eh?:-) a ti un poquito también ¡¡vengaa!! jijiji y además, ahora se me ha dibujado una sonrisa inmensa al ver toooda la “peace” que hay en el Norte y el Sur;-) el este y el oeste ... os dejo otra peace piece esta vez de DOS COLORES:-)

    La verdadera versión de ella, es una maravilla con Miles Davis, pero... a mi no sé por qué sieeempre me pone triste y esta no:-)


    Feliz tarde..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la música. Eres un amor, ya sabes ;)

      Eliminar
  16. Si lo vas plegando el corazon completo cabe en una minuscula caja de cartón, me temo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frase sirve igual en una película de Tarantino como para una metáfora desquiciada…xD
      Un saludo.

      Eliminar
  17. hay algo personal en todas las historias, heridas o deseos, o eso pienso yo... me ha gustado aunque ha chafado un poco mi buen humor...:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, no era mi intención. Pero tienes razón, al final es ineludible la carga personal cuando escribes.
      Un saludo.

      Eliminar
  18. No te haces una idea de lo que me alegro de no ser "ella"......
    Buff!

    Creo que un poco ofendido resultas en esta entrada;)

    *Me resulta bastante machista y retrograda esa calificación que haces de "calientapollas". Los "calientacoños" son más numerosos y, sin embargo, no es muy normal escuchar esta palabreja...

    En fin,..

    Disfruta de estos días, Hermoso Decadente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, sí, tenéis razón, algo ofendido estaba. Pero ya no.
      En cuanto a tu asterisco, no estoy de acuerdo, hay calientacoños, y de alto nivel, pero seamos francos, si la mujer en cuestión está de buen ver, conozco muy pocos hombres que se resistan a la llamada de la naturaleza. Otra cosa es que, por presiones sociales, las mujeres tienden a compensar su falta de libertad sexual coqueteando impúdicamente. También reconozco que esto ya no sucede, la promiscuidad –usada sin tono peyorativo- es algo habitual.

      Y poco más. Besos de azufre y miel.

      Eliminar
  19. Ay pobrecito, pobrecito que todas son unas niñatas que le odian y hacen poesía mediocre mientras él va de escritor frutado, borracho y promiscuo... por favor... recupera algo de dignidad... disculpa mi mala hostia... creo que deberías llamarla y ser su perro o por lo menos no ser un cobarde y decirle lo que sientes...en fin... jajaj creo que voy a ver una serie y otra madrugada que pasa... besos decadentes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. Bueno, lo de ser su perro me ha gustado. De todas formas ya sabes, no todas sois iguales, algunas incluso ponéis música en vuestras entradas que merece la pena…xP
      Por cierto, que tu blog me borró un comentario en el que te preguntaba qué tal estabas después de tu pequeño “accidente” en la playa.
      Duerme, duerme, la sangre de la luna no te sienta bien…xDDD

      Eliminar
    2. te lo borró? :S que raro, puedes volver a dejarlo si quieres jajajajjaa :P

      Eliminar
  20. buf! me ganaré un cachete de las que se ofenden con lo de calientapollas, pero es despreciable ir de ese palo, esos jueguecitos... una cosa es el juego de la seducción, alargar el placer de la caza, pero echarte atrás después de haber aceptado jugar, no y no!

    Me ha gustado mucho tu reflexión de cómo es verdad que a veces en nuestra soledad, nos acercamos a alguien con motivos tan peregrinos como que le gusta la música de los Clash, o tomar bourbon con hielo como a ti, normalmente las coincidencias terminan ahí, pero ha sido suficiente para que pensaras que esa persona merecía una oportunidad y te enganchas en busca de más puntos en común.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra estar de acuerdo, hay mucho fascismo con el lenguaje, no deberíamos de indignarnos tanto con ciertas palabras y sí con ciertas actitudes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Espero no enfadarte nunca lo suficiente como para ganarme un post de rencor.
    Eres temible.

    Hay mucha mujer mala, igual que mucho hombre cabrón. La diversidad es lo que tiene.

    Más besos.

    ResponderEliminar