viernes, 11 de febrero de 2011

"¿No los odias?, ¿esos silencios incómodos? ¿Por qué necesitamos decir algo para rellenarlos? Es por eso que sabes que has encontrado a alguien especial. Puedes estar callado durante un puto minuto y disfrutar del silencio."

El otro día recordé dos cartas, una que si me enviaste y la otra que se quedo adherida a tu diario en forma de confidencia personal. La primera la leí delante de ti con agradable vanidad, la segunda con odio reseco en soledad y a escondidas. En la primera decías que me querías, entendías la liturgia de mi vida y te alegrabas de haber encontrado el amor conmigo. En la segunda carta reconocías tus mentiras, tu simulacro, tu egoísmo, tu obsesión por alguien que no era yo.
En todo lo que ha sido alguna vez divertido o luminoso empieza la putrefacción cuando lo has manchado con tu felicidad. La música ayuda demasiado bien porque es la melancolía quien impone el ritmo de las canciones.
-------
Me gustaría follarte para que pudieras repetir y repetir y repetir todo eso que piensas de mí y en ese momento intentar creérmelo para poder soportarme un día más.
-------
Me interesaba estar contigo, nos reíamos mucho juntos, por eso te invite a una copa. No se porque surgió la conversación, pero de pronto fue como abrir una esclusa: el sexo, y principalmente lo maravilloso que fue con tu ex. A todas horas me decías, todos los días, enfermos, cansados, daba igual. Era algo realmente increíble. Me sentí intimidado, no supe reconocerlo. No quise pedir una última cerveza y te acompañe a casa. Nos dimos dos besos en tu portal y prometí llamarte. Me despediste con aquella extraña mirada en los ojos. No volvimos a vernos.
Años más tarde me enteré que cuando salíais de la cama erais la pareja más infeliz del mundo.
---------
Siento la derrota, la decepción cuando te miro a los ojos y me doy cuenta de que no me estas escuchando, que le estas recordando, abonando su recuerdo una y otra vez. Entiendo que no me quieras dar una oportunidad pero, ¿Y a ti misma? Sin embargo luego voy al bar, fumo un paquete entero de cigarrillos después de cinco años sin sentir necesidad, bebo un vodka con una amiga, luego otro. La beso. Me responde. Me siento enamorado. Sin embargo es mentira, y hago lo mismo que tu. Es absurdo. Es la verdad.
----------
¿Cómo se llama cuando prefieres sobrevivir emborronando una página en blanco con mierda de color azul, cuando todo te es ajeno y gris? Me gusta mecer tu recuerdo, follarte con mis incoherencias, me gusta ponerte triste, me gusta manipularte con mis historias de amor, me gusta que creas que pienso en ti por las noches, me gusta hacerte protagonista de esa otra vida, la que vivo entre letras, líneas y párrafos, a la vista de todos, aunque el espectáculo solo sea para ti.

Ella me confundió con otra persona by Nacho Vegas on Grooveshark