miércoles, 13 de julio de 2011

Como una carta de amor, enamorándote de la incertidumbre del secreto inconfesable de la esfinge, sin saber finalmente que has dicho ni a quien estas engañando. -Editado.

El ser humano se puede acostumbrar a todo, pero siempre hay secuelas. Hasta entonces no tenía muchas inflexiones en mi biografía sentimental, pero había cometido el error de enamorarme como una perra de aquel hombre de Gijón y había sufrido hasta el puro aborrecimiento de mí misma durante meses.

Ahora lo tenía claro: la realidad había supurado toda oda al romanticismo. Dejaría las cosas fluir sin desaprovechar ninguna oportunidad…forzando el vacío con el poder inherente de mi vagina. Pero no volvería a encadenarme al idealismo, a la trascendencia en los demás buscando un luto ritual de al menos una semana.


No, que se jodan los sentimientos, la nostalgia, las burbujas de banda ancha de eunucos. Me rindo a la necesidad masificada, solo te quieren frustrado para seguir consumiendo y anhelando: mi droga sería otra a partir de ahora.



No había otra razón para aceptar su invitación de pasar ese fin de semana en Valencia. Él conducía. No era nadie importante, ni victima ni verdugo, solo un simple decorado desvaído, un actor en paro haciendo trasbordo en su vida.

Después de tomar la típica paella valenciana en un chiringuito de playa habíamos seguido el rito habitual de cortejo y ya le tenía jadeando encima de mí…...la verdad es que el espectáculo era desalentador. Pero tenía ese punto exhibicionista, de venganza o esperanza torpe que era lo que buscaba, ¿Por qué pensar tanto? Vive el jodido memento mori, aunque la tenga pequeña, aunque no tengas ganas de ayudarle, jadea, rodéale con tus piernas, aráñale la espalda.

Pero todo es inútil, total, él no se da cuenta, él no es Él, y esto es simplemente una pantomima de vanidad. Con Él era diferente, nuevo, como la música que servía de escenario a nuestros encuentros, con esa timidez inicial, tratándome delicadamente, iluminando mi sangre excitada, arrastrando las palabras pasando de “te quiero” a una orden, de una caricia a unos azotes, me sentía su esclava, sometida a su polla brusca, canalla, violenta. Sin miramientos, apurando.

Aun recuerdo la última vez...había sincronía, afinidad, como si provocarme un orgasmo fuera la cosa mas banal del mundo. Él –en el fondo lo sabía-, no hacía nada especial, como si todo naciera de mi sentimiento y lo demás fuera superfluo una vez estuviera enfocado. Quizá fue demasiado corto. No sé. Y aquí estoy, pensando en todas estas cosas, pensando en ello durante todo el viaje, antes incluso de aceptar, pensando en ello cada vez que despierto en la cama, alargando la mano tontamente buscándolo.

Ahora, en este instante, me penetran y apenas siento un estremecimiento porque realmente no consigue penetrar en mí, es algo superficial, un cambio de escenario, una huida del calor, de Madrid, del trabajo, pero de mi misma no lo consigo.
Me rebelo ante esa idea...le ronroneo al oído, me pongo a horcajadas intentando provocarle alguna reacción...pero me sigue follando sin valentía, ni siquiera me roza el culo. Aun recuerdo aquel polvo en el garito de Argüelles vitaminado por unas pastillas. La ropa interior perdida, la desinhibición, esos hoyuelos que se le formaban cuando sonreía, esa barbilla enaltecida. Como me encantaba frotar el coño contra ella.

Me pongo de lado -esa posición le encantaba-…pero todo se torna aun más triste...siento un olor a muerte, a tierra de cementerio recién removida...me siento muerta por dentro como una paradoja ahogada a cien metros de una hoguera. La lubricación cesa, me incorporo...ni siquiera sé si él se ha corrido, solo quiero ir al mar, y que la marea me lleve lo más lejos posible de este momento…

A Forest by The Cure on Grooveshark

5 comentarios:

  1. :(
    El agua del mar lo cura todo, cura hasta el recuerdo... solo hay que sumergirse lo suficiente para que la presión del agua sea superior a la presión del pensamiento...
    besos

    ResponderEliminar
  2. Pero las secuelas nos hacen evolucionar.. y hacen que seas capaz de tener 95 seguidores xD

    Muuuack

    ResponderEliminar
  3. Me encantó leer tu relato.
    Genial.

    ResponderEliminar
  4. Joder, me voy una puta semana y me encuentro con todo esto? Voy a tener que felicitarte.

    ResponderEliminar