domingo, 2 de enero de 2011

Un consejo.

Mi ex no quiere que escriba sobre ella. Ahora es feliz, algo de lo que me alegro. Tantos años trasegando dejan un poso de cariño. También me indica que no va a prestar mucha atención a mi blog porque es muy depresivo. Bueno, es mi estado anímico actual, ya hay demasiados blogs sobre otros temas. Si en estas reflexiones de chatarrero en paro alguien encuentra cierta afinidad, bienvenido sea.

Me aconseja, mientras caminamos por estas calles fruto de la planificación de un anticristo con odio tatuado en su mirada azul, que no quede con nadie que no sea de Madrid, que luego me implico y me suceden cosas extrañas. Asiento sin convicción, me temo que es demasiado tarde para esos consejos.

La gente feliz es lo ve todo muy sencillo: ¿por qué estás deprimido? ¡Alégrate! La vida es maravillosa, un lugar lleno de oportunidades y orgasmos. Sólo hace falta…  ¿qué? No estar deprimido. Ah, de acuerdo, seguiré tus indicaciones...

Pero claro, aquí me veis, escribiendo sin un tema concreto, por pasar la tarde, con este coro de renuncias y decepciones escogiendo la música por mí. Aunque algo de razón tiene. Será mejor salir de nuevo al exterior, no dejar cocer a fuego lento el alma entre un par de párrafos mediocres.

***
Mi consejo es que permitas que las cosas sigan su curso y que por tu parte dejes de pensar tanto (...) y rehagas tu vida de una forma coherente y equilibrada, haciendo nuevas amistades o relacionándote más con la gente que ya conozcas en tu ciudad -amigos, conocidos, familiares, etcétera. De esta forma, poco a poco, podrás ir visualizando esta situación desde una perspectiva totalmente diferente a cómo la estás enfocando ahora mismo.

Saludos y suerte.

Senda by Heroes del Silencio on Grooveshark