domingo, 28 de julio de 2013

Ayer sufrí un gatillazo con la Poesía. A pesar de ello me ilusiona pensar que tus parpadeos son mensajes de amor en morse.

El humo blanco del hachís atrapándome entre sus líneas de fuga
la Vida, ovillo que cae al suelo y se esparce en silencio sin que pueda hacer nada para recuperarlo
un niño grita desde un balcón, como un herpes genital que agita su humanidad en el aire.

Somos como pestañas suicidas cayendo avergonzadas ante el empujón sórdido
pequeñas dosis de litio floreciendo en el estiércol de un sexo sobredimensionado
suicidas sin Suicidio en un espacio que nunca es inocente.

Las paredes resbalan intoxicadas
las pelusas se creen reinas pero sólo son marionetas que suspiran
fuegos fatuos, pavesas que mueren en esta copa con sabor a lluvia
y ahí afuera los arboles cantan, acunan el estertor del niño
humillan la lucidez dibujando notas sobre el Poema.

La autodestrucción me guiña un ojo
se sube la falda y desliza las bragas hasta dejarlas retozando en su tobillo izquierdo
siempre es ella quien consigue romper el himen de mi indiferencia.

La Hiena me critica:
“Qué aburrido hablar de amor –ese deber de Manicomio. De los laberintos se escapa por arriba”

Y le respondo con sarcasmo que no me decido, ¿se refiere a sus piernas o a sus labios?
porque Ella es una mujer de puntos suspensivos
capaz de abismarte con uno solo de sus paisajes
los tacones manchados de semen pero con unicornios entre los muslos.

Y la Hiena me replica:
“No conoces el secreto de la Nada, el Amor es un fuego que desfigura, ven conmigo, violemos a la Belleza”

Pero me resisto, porque sé que detrás de esa mascara, de esos ojos, sólo existe el Miedo
y aunque mi corazón es de madera me arrodillo ante el Poema
y el Orgasmo –hijo bastardo de la Muerte- besa mi cicatriz de gasolina
con los labios fosforo de la Musa.

La explosión acaba en el acto
con el laberinto de tijeras hambrientas.

Y al abrir los ojos vuelve a eclipsarme su mirada azul
pero esta vez si me atrevo a decirle:
“Disculpa, no quiero interrumpirte, pero estás apoyada en mi abrazo…”

Bloodbuzz Ohio by Julia Stone on Grooveshark Gun by Chvrches on Grooveshark