viernes, 7 de diciembre de 2012

La primera botella es una fisura en el costado de la palabra de rojo inabarcable.

Esos poetas que cagan poemas
llenos de versos edulcorados y vacíos
donde los amantes se declaran
en atardeceres de pétalos de rosa
esos poetas, insisto,
que tienen más pelusas en su cerebro
que en los bolsillos
por favor
no abras tus piernas
ante el bostezo de su melindrosa poesía
no saben lamer la escarcha caliente de tu coño
y nunca
NUNCA
se quitan sus guantes de seda.

**
Estás lloviendo, oh, mi querida niña rota
revientan tus venas de hielo,
tus mejillas son ríos, cementerios de vida
suspiros que escapan dejando solo una inicial de vaho en el alfeizar.

No intentes ser normal
la vida solo es una vaga percepción de nostalgia
contempla el perfil de la Muerte
enamórate ante su belleza nívea y opaca, de cristal roto
es buena tachando finales
abrázala sin temor.

La nada, a fin de cuentas,
solo es un tablero de ajedrez
donde un reloj sin agujas se derrite
esperando tu última jugada.

A Drowning by How to Destroy Angels on Grooveshark