domingo, 14 de agosto de 2011

Chorrada

El trabajo es una infamia, han retirado las maquinas de café porque había una colonia inmensa de cucarachas insomnes que planeaban invadir el resto de la plataforma, han puesto unas cajas de plástico con llave rodeando los controles del aire acondicionado para que no practiquemos el libre albedrío y nuestra insana querencia a no resfriarnos en verano, si quieres abandonar tu lugar de trabajo para expresar libremente tu opinión y dejarla como recuerdo en el baño tienes que pedir permiso y a veces ¡no te lo conceden¡

Maldita sea. Estamos condenados al fracaso. Yoigo es una infamia, es una degradación del individuo, es una ausencia total de soluciones, es una alerta por desprendimiento de inteligencia, es una falaz propuesta de matrimonio en las Vegas con un transexual, son bases de datos de oligofrénicos incapaces de encontrar la tecla almohadilla en un móvil, es encontrar una mujer que me indica que solo se es una verdadera mujer cuando eres madre, es explicarle para que sirven las bolas chinas sin éxito, es la oficina de la tregua, un lugar donde el embrutecimiento, la tosquedad, la línea difusa entre lentitud y estupidez no hacen mella sino que compiten sonrientes con el devenir de los años, años de postergación, años sin futuro que se suceden sin dejar huella en contraste con esas horas mojadas en brea que anclan el animo.


¿Es una sonrisa lo que veo en tu cara? Bien, conseguirás un ascenso, podrás pulir y rumiar cada segundo de desencanto, cada suspiro como una nota desafinada que adormece el latido de tu cerebro. Sigue sonriendo, nos merecemos mutuamente.


The National Anthem by Radiohead on Grooveshark