jueves, 28 de enero de 2021

Ya disponible en Amazon mi poemario ‘Monstruos de papel’

Cuarenta y cuatro poemas, ciento doce páginas y varios meses de planificación. Ese es el resumen corto.

El resumen largo es que tenía ganas de seguir implicado en proyectos literarios después de terminar la novela y, tras pensarlo un poco, me decidí por dos diferentes: un ensayo de videojuegos, que sacaré en un par de meses si todo va al ritmo actual, y un poemario. Ahora toca hablar del poemario; si alguno me lee desde hace tiempo quizás recuerde que hace unos años saqué uno, pero a pesar de estar más activo por las redes sociales apenas le di publicidad. La principal razón es que no estaba satisfecho con el resultado: la maquetación fue una auténtica chapuza, y los poemas de mi colaboradora provocaban cierta disonancia en el conjunto de la obra, careciendo muchos de ellos de una mínima calidad. Mi parte también tenía errores, sobre todo por pura indolencia, y esa es una de las cosas que he intentado corregir. Se podría considerar a este nuevo poemario una merecida y necesaria redención literaria.

Cuando hablé de mi novela di muchas explicaciones y rodeos para aclarar que no era el material al que estabais acostumbrados en este blog, pues bien, este poemario es justo lo contrario, una especie de destilado decadente y lírico del blog. Si lleváis muchos años leyéndome os sonarán algunos poemas, al igual que si comprasteis el primer poemario. Pero debo aclarar que no es una mera reedición con más material, o una recopilación de entradas, se trata de una total reescritura en busca de la excelencia, la palabra y cadencia adecuada, de desechar mucho material y quedarme solo con el núcleo abismal, y de buscar nuevas obsesiones y visceralidades autobiográficas. Al final resulta que soy bastante perfeccionista, quizás mi peor enemigo en algunos momentos de la escritura, por lo que puedo afirmar con rotundidad que, aunque os suene el envoltorio, el interior es mucho más complejo y rico en matices.

              Dicho lo cual, para los que vengan por azares de Google o no lleven demasiado tiempo leyendo este blog, el resumen temático del poemario sería: partes autobiográficas, decadencia, sátira social y política, la reconciliación existencial que ofrece el arte, sexo, y, sobre todo, esa pequeña muerte emocional que representa el desamor, tema que siempre me ha obsesionado.

              La maquetación me ha llevado más tiempo del que pensaba; un poemario es más sutil que una novela, hay que analizar bien el orden de los poemas, las pausas al pasar de página, su cadencia, la necesidad de comas, puntos o cortes en su métrica. Es algo complejo, incluso diría que intelectualmente extenuante. En cuanto a la imagen, puede parecer demasiado típica o sobria, la soledad del escritor con un fondo gris, pero me la encontré en un banco de imágenes y me pareció perfecta para lo que pretendía representar.

Podría haberme motivado con una versión digital, pero he puesto un precio bastante bajo a la edición en papel, 7.95€, y a diferencia de una novela, un poemario por tamaño y páginas es bastante cómodo de leer y llevarte fuera de casa. Os dejo el enlace (AQUÍ), pero también podéis pulsar en la imagen del lado derecho y os llevará directamente a la página de Amazon.

Sé que tengo el blog abandonado, aunque, en realidad, no he parado de escribir casi todos los días, pero voy a intentar, una vez acabe mi otro proyecto, volver por aquí y actualizar más a menudo. No sé exactamente cuál será mi tono, o los temas que trataré, en medio de una pandemia todo parece tener menos importancia, me siento un poco desubicado cuando abro Blogger, como si hubieran pasado eones desde que escribía reseñas o poemitas intensitos sobre mi última musa desaparecida. 

En cualquier caso, lo dicho, espero que alguno os animéis a comprarlo y que os guste. Un abrazo a todos, y mucha suerte para este oscuro 2021.

sábado, 9 de enero de 2021

Rorschach Libros 2021 & Reseñas

  1. Emilie Pine - Todo lo que no puedo decir   Entretenido (3)
  2. Edgar S. Fuentes - Réquiem para el jefe final: Antología de la música en los videojuegos   Entretenido (3)
  3. Ray Bradbury - Zen en el arte de escribir   Entretenido (3)
  4. Juan del Val - Delparaíso   Entretenido (3)
  5. Margaryta Yakovenko - Desencajada   Mediocre (2)
  6. Aurora Freijo Corbeira - La Ternera   Entretenido (3)
  7. Luna Miguel - Caliente   Entretenido (3)
  8. Laura Ferrero - La gente no existe   Entretenido (3)
  9. Annie Ernaux - Pura pasión   Entretenido (3)
  10. Daniel Gilbert - Tropezar con la felicidad   Entretenido (3)
  11. Juan González Álvarez - Veinte Mentiras Del Feminismo Actual   Entretenido (3)
  12. José Ignacio Carnero - Hombres que caminan solos   Entretenido (3)
  13. Miranda Popkey - Temas de conversación   Mediocre (2)
  14. Juarma - Al final siempre ganan los monstruos   Excelente (4)
  15. Amarna Miller. - Vírgenes, esposas, amantes y putas   Entretenido (3)
  16. Norman Mailer - Los tipos duros no bailan   Excelente (4)
  17. Joseph Ponthus - Desde la línea   Mediocre (2)
  18. Fredric Brown - Un trago para el camino   Entretenido (3)
  19. Matt Haig - La biblioteca de la medianoche   Mediocre (2)
  20. Chuck Palahniuk - Snuff   Entretenido (3)
  21. Willy Pasini - Los nuevos comportamientos amorosos: la pareja y las transgresiones sexuales   Mediocre (2)
  22. Alejo Schapire - La traición progresista   Entretenido (3)
  23. José Ángel Mañas - Una vida de bar en bar   Entretenido (3)
  24. Ernest Cline - Ready Player Two   Mediocre (2)
  25. Adrian Besley - Billie Eilish. Biografía no oficial   Entretenido (3)
  26. Douglas Murray - La masa enfurecida   Excelente (4)
  27. Juan Soto Ivars - La Casa del Ahorcado   Excelente (4)
  28. Angélica Liddell - Dicen que Nevers es más triste   Mediocre (2)
  29. Antonio Pérez Henares - Tiempo de hormigas   Entretenido (3)
  30. Antonio Cardiel - Héroes de leyenda: La historia de una banda de rock mítica   Entretenido (3)
  31. Emma Jane Unsworth - Animales   Mediocre (2)
  32. Fumio Sasaki - Goodbye, things: Cómo encontrar la felicidad con el arte de lo esencial   Entretenido (3)
  33. Federico Jiménez Losantos - La vuelta del comunismo   Entretenido (3)
  34. Arthur Schopenhauer - El arte de ser feliz   Excelente (4)
  35. Arthur Schopenhauer - Aforismos sobre el arte de vivir   Excelente (4)




















PARA LEER LA RESEÑA PINCHAR EN EL ENLACE DEL TÍTULO DEL LIBRO

jueves, 31 de diciembre de 2020

Resumen 2020. Propósitos existenciales 2021.

Último día del año, una ocasión -o excusa- perfecta para escribir algo y compensar esas escasas once entradas del blog de este 2020. Mi gata maúlla como una desquiciada por el celo, hace un frío cortante en la calle, y yo llevo levantando desde las ocho escribiendo mails y buscando una portada adecuada para mi poemario, debido, entre otras cosas, a mi sempiterno insomnio. Parece un momento perfecto para ello.

Entiendo que hay mucha gente que lo está pasando fatal, primero porque ha sufrido la pérdida de un familiar, porque ya no tiene trabajo o su negocio ha terminado en la ruina, o porque la hipocondría y la ansiedad/depresión ha hecho mella en su salud. Luego hay otros quejicosos que no se han sabido adaptarse a los cambios y se muestran frustrados y enfadados porque este año no ha sido normal y no pueden quedar con sus amigos o irse de fiesta todos los fines de semana. Pero para mí, aunque suene políticamente incorrecto, no ha sido un mal año. Tuve unos primeros meses en los que estaba obsesionado por informarme, en los que despotricaba contra el Gobierno continuamente, en el que todos los temas de conversación giraban sobre el coronavirus y sus consecuencias. Pero pronto entendí que era contraproducente, que me estresaba demasiado, por eso preferí concentrarme en las cosas que me importaban, es decir, mis proyectos literarios, y aislarme un poco. Ya tenía claro en abril que esto iba para largo, y que no íbamos a recuperar la normalidad en verano, ahora tocaba adoptar un perfil bajo, adaptarse a la situación, incluso buscar su parte práctica. Naturalmente todo eso ha sido gracias a que llevo años interiorizando la filosofía estoica, para los estoicos los problemas son oportunidades para mejorar nuestra templanza y serenidad, porque con la práctica se consigue relativizar todo, dominamos la emoción que nos provoca los conflictos negativos, aprendemos a gestionar cómo nos afecta -dado que no se puede cambiar el conflicto/problema exterior-. Si para algo puede servir esta entrada es para aconsejaros que leíais a los maestros estoicos, os ayudará mucho.

Pero como iba diciendo, también han sucedido cosas muy positivas que han estado lejos de mi control, por ejemplo, como ya había comentado el año pasado, llevaba dos años conociendo mujeres a través de Meetic y de Twitter. Relaciones que no me llenaban porque se reducían a cosificación sexual -normalmente mía- y charlas banales. No es que hubiera perdido la esperanza en encontrar pareja, pero ya no lo tenía como prioridad, vienen bien las épocas puntuales de soledad y con el proyecto de la novela -y de otras cosas- no lo echaba de menos. Pero a mediados de mayo una mujer contactó conmigo, empezamos a hablar, como curiosidad resulta que vivíamos prácticamente al lado, y así, poco a poco, nos fuimos conociendo. Llevamos casi siete meses juntos, y la verdad es que ha resultado genial contar con su compañía en esta época tan aciaga. Es una mujer maravillosa, y fue ella la que me animó a maquetar la novela, y la que, en cierta medida, me ha inspirado con el proyecto del poemario. Aunque claro, llamándose Helena, un nombre tan maravilloso, lo demás surge solo.

Con el trabajo el cambio también ha sido a mejor, he pasado de pedir una excedencia hace un año y desear que hicieran un ERE, al teletrabajo. Quizás para otras personas este cambio haya sido estresante, pero para mí trabajar desde casa ha sido una bendición: no pierdo tiempo en el transporte público y reconozco que la mayor parte del tiempo me lo paso en plan multitarea, escribiendo, leyendo o haciendo otras cosas mientras trabajo. No sé lo que va a durar -me refiero a que mi subcontrata no pasa por su mejor momento-, pero lo que dure bienvenido sea.

En verano aproveché para irme de vacaciones, ir a la piscina, y hacer pequeños viajecitos, como a Ávila, hasta que la cosa -sobre todo en Madrid-, empezó a ponerse peor. Pero me he permitido ir al cine a ver Tenet o comer fuera, etcétera, no he sido nada hipocondriaco, lo que no está reñido con ser prudente. En general, he intentado adaptarme a las circunstancias, hacer ejercicio, implicarme en proyectos, hacer cosas -dentro de las limitaciones-, nunca he visto como opción dejar mi vida en pausa hasta que todo vuelva a la normalidad. No creo en esa normalidad, creo que 2021 será un año de mierda, y aunque la vacuna sea efectiva al 100% a largo plazo, el virus no mute demasiado y la logística de este país funcione bien, las matemáticas no engañan: en verano no estará vacunado ni el 30% de la población, muy lejos de ese 70% necesario para la inmunidad de rebaño, ergo, otro año perdido. Además, este es un problema global, ¿y los demás países, y el turismo en un país que no ha podido comprar vacunas al nivel de la UE?. Y aunque todo fuera bien, luego está la crisis económica. Los fondos europeos ya se han rebajado de esos 144.000 millones que prometía Pablo Iglesias, hasta los 47.500 (37.000 a partir del 1 de febrero), pero nadie sabe con qué condiciones. En Madrid se habla de ampliar el metro, y tengo la sospecha de que todo ese dinero se irá a infraestructuras y proyectos urbanísticos opacos. A la gente que ha perdido su trabajo le esperan tiempos duros.

En cuanto a los proyectos literarios que he ido mencionando, ya he terminado mi poemario, ochenta páginas, una mezcla entre romanticismo intensito y sátira social, con toques de autobiografía decadente. Ya ha sido revisado por mis lectores cero, y toca el último tramo: maquetación, elección de portada y gestión por Amazon. En una semanas publicaré el enlace por aquí. También he estado liado con un ensayo sobre videojuegos; ya sé que suena muy atípico para lo que suelo publicar por aquí, pero fue algo que nació de forma casual, primero como una recopilación de reseñas de mis juegos favoritos que había publicado en mi otro blog, y poco a poco ha ido creciendo hasta alcanzar las casi trescientas treinta páginas; y todavía no lo he terminado. Tengo que revisarlo y buscar imágenes para acompañar cada reseña, pero al ritmo que voy en un par de meses estará terminado. Luego no sé qué tocara. Como he dicho implicarme en este tipo de proyectos es lo que me ha permitido pasar este año bastante relajado y ajeno -dentro de lo normal-, a toda la debacle que estamos viviendo. O sea que tocará embarcarme en otra novela. También me gustaría usar más este blog, le tengo cariño, aunque las redes sociales, hay que reconocerlo, son mucho más cómodas para los pequeños altercados con la página en blanco.

 Y supongo que nada más. Mis propósitos para este 2021 se podrían resumir en mantener un perfil bajo. Tener salud, leer más, este año solo he leído 71 libros, escribir mucho, amar mucho, mantener mi trabajo el tiempo que sea posible, ahorrar algo de dinero para atemperar las calamidades que se avecinan, escapismo vulgar en forma de cine de Marvel -y series-, la Nintendo Switch y redes sociales. Y alguna escapada en verano, si es posible a algún lugar con playa. El futuro se presenta calamitoso, y por eso mis anhelos van en una dirección más bien conformista, prudente, limitada por unas circunstancias que creo que van a ir a peor. O quizás no, y todo sea maravilloso, tampoco os dejéis convencer por mi estulticia decadente.

En cualquier caso, si algún lector descarriado sigue por ahí, os ofrezco mis mejores deseos. Espero que en este 2021 tengáis buena salud -qué curioso cómo han cambiado las prioridades-, y que logréis la sabiduría para mantener cierta templanza de ánimo, y lograr con algún pequeño proyecto personal que vuestra singularidad brille por encima de la alienación y el desconsuelo. Un abrazo a todos. Y alcoholizaros con convicción esta noche, brindad por vosotros mismos, este año ha sido duro, pero lo hemos conseguido.

lunes, 26 de octubre de 2020

Ya disponible en Amazon mi novela ‘El soldado que siguió más allá del río Ganges’

Como algunos ya sabéis en noviembre del año pasado -como pasa el tiempo-, me puse en serio a escribir una novela, con su escaleta, sus horarios de trabajo, su planificación, su ‘esta vez lo terminas salga lo que salga’, etcétera. Seis meses después la envié a mis lectores cero, y a principios de julio la registré en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual con las correcciones que me habían enviado. Para mí el trabajo ya estaba hecho: me había propuesto el reto de salir de mi zona de confort, demostrar que podía terminar un proyecto de esa envergadura de forma satisfactoria, y eso fue lo que hice. Pero hace un mes empezaron a insistirme en la idea de maquetarlo, que no podía abandonar la novela en una carpeta de mi disco duro, que debía hacer un esfuerzo y compartirla, dar la posibilidad de leerla en papel. Y como la voz femenina en cuestión era muy convincente me puse a ello.

Para hablar un poco de la novela qué mejor que copiar directamente la pequeña sinopsis de su contraportada: “Marcos, a pocos meses de cumplir los treinta años, siente que vive inmerso en la decadencia, incapaz de reaccionar, como si ya fuera tarde para todo lo importante: su trabajo de teleoperador le causa cada vez más ansiedad, su proyecto de novela es un fracaso, su novia le ha dejado por teléfono y sus dos únicos amigos parecen tan perdidos como él. Sin embargo, cuando ya se ha resignado a esa apatía vital, un encuentro fortuito le cambiará la vida para siempre…”

La novela tiene treinta y ocho capítulos, 418 páginas en total. Los primeros diez capítulos -cien primeras páginas- tienen el tono habitual en mi blog, pero a partir de ahí la novela cobra vida, y voy añadiendo y cambiando cosas de la escaleta demasiado a menudo, convirtiendo progresivamente el leitmotiv de la novela en una historia de amor y redención que quizás no sea del gusto de todo el mundo, o al menos no de los que esperan algo mucho más oscuro y cercano al realismo sucio de Bukowski. Sin embargo, creo que tiene muchas otras cosas a su favor. Cuando digo que he estado seis meses trabajando, me refiero a estar un mínimo de dos horas todos los días, a cuidar muchísimo el lenguaje, a reescribir tres borradores, a meter cientos de referencias a la cultura pop de los ochenta, a hablar de cine, literatura, música -hay cierta obsesión sempiterna por Billie Eilish, y tengo varias listas de Spotify con la música que aparece en la novela para quien le interese-, y filosofía. Mis personajes no son idiotas, no hay diálogos, ni situaciones al azar, todo tiene un intencionalidad. Me he esforzado por escribir la novela que me gustaría leer, y eso me ha hecho ser muy exigente en cosas que quizás, para otra persona, no tendrían demasiada importancia, pero que para mí como lector-escritor eran esenciales.

Vamos al precio. La novela en papel tiene un precio de 9,95€, aunque Amazon siempre hace un descuento del 5%, por lo que se queda en 9,45€. Para explicar cómo funciona Amazon, os comento un poco los entresijos: debido al número de páginas la impresión cuesta 5,82€, a esto hay que sumar el dinero que Amazon se adjudica, por lo que el precio se quedaría en 9,57€, a lo que hay que sumar el IVA; en resumidas cuentas: no gano nada. Es obvio que lo podría poner a 15€ y monetizar -una de las palabras de moda del siglo XXI-, pero como dije desde el principio la intencionalidad de este proyecto es estrictamente personal, ponerlo a la venta es secundario, por lo cual estoy contento por dar todas las facilidades posibles a cualquier incauto que siga siendo fetichista de los libros en papel y quiera tener un ejemplar en su casa.

En cuanto a la versión digital la he puesto a 2,95€, por si alguien quiere leerlo en un eReader. Si no tenéis un Kindle con el programa Calibre es fácil la conversión a ePub, no le he puesto DRM, lo he comprobado y queda perfecto; también hay páginas online para hacerlo. De todas formas si tenéis algún problema me mandáis un mail y os envío el archivo en ese formato.

La maquetación la ha realizado mi novia Helena, por lo cual desde aquí mi agradecimiento eterno, no me veía capaz de meterme también en eso xD Decir que lo hemos revisado varias veces, puliendo cada detalle, la elección de la portada, la fuente, índice, separación de capítulos, etcétera. Ya hemos comprobado el libro en físico y también en formato digital, por lo cual no ha sido simplemente convertirlo con el programa de Amazon y ya está, llevamos un mes con ello. Con todo, si alguien ve algún problema o errata que me lo indique y lo corregiremos inmediatamente.

Y creo que eso es todo. Reconozco que hay mucha sublimación y obsesión por temas muy personales, pero las cuatro personas que de momento la han leído han coincidido en que resulta muy entretenida y adictiva, sobre todo en la parte final. Espero que si os animáis a comprarla -enlace directo en la parte derecha del blog pinchando en la portada y en la imagen de esta entrada- la disfrutéis tanto o más que yo al escribirla.

PD: Como spoiler final tengo que confesar que llevo un par de meses trabajando en otro proyecto literario, este con el tono lírico y decadente habitual por estos lares; si los astros se alinean y todo va bien, antes de final de año veréis el enlace en Amazon y una humilde presentación por aquí.

Un abrazo a todos.